PORTADA

 Noticia del día

 Cádiz

 Jerez

 San Fernando

 El Puerto

 Chiclana

 Puerto Real

 Rota



 El Mundo

 Deportes

 Opinión

 Cartas al Director

 Foros

 El Derrotista

 Servicios

 El Tiempo

 Prensa/TV/Radio



 Entrevistas

 A Fondo

 Foto-Noticias

 Toros

 Bahía Cultural

 Carnaval366Días


 Suscribirse

 Patrocinadores

 Publicidad

 TIENDA BC

 OFERTAS DELL

 Quiénes somos

 Preguntas frecuentes

 Contacto Prensa

 Hemeroteca


 9ª Clasificatoria - Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2009

Cadilandia oye voces de la mare que me parió

El Teatro Falla, ajeno a la alerta amarilla por lluvias y vientos sobre la Bahía, albergó en la noche y madrugada del sábado al domingo, una nueva sesión de preliminares del Concurso de Agrupaciones. La novena jornada, con buen ambiente, y tres momentasos: el coro a pie de Sevilla Pecci volvió a demostrar que digan lo que digan, es un peaso coro, este año de parque temático, ‘Cadilandia’; la comparsa de Tino Tovar fue lo que todos esperan, una vez aparcados los pelucones, dando ‘Voces’ desde África, pero con gusto y dos pasodobles de altura; y el veterano Antoñito Martín siguió rizando el rizo a su talibanismo patriotero, defendiendo a su mare, a su Cádi, con una fuerza que da miedo.

 La crónica de FATIGACÁDIZ. 31/01-01/02-2009

 

Día 9. El Teatro Falla, ajeno a la alerta amarilla por lluvias y vientos sobre la Bahía, albergó en la noche y madrugada, del 31 de enero al 1 de febrero, una nueva sesión de preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz 2009. La novena jornada, con buen ambiente, y tres momentasos.

 

El coro a pie de Sevilla Pecci volvió a demostrar que digan lo que digan, es un peaso coro, este año de parque temático, ‘Cadilandia’; la comparsa de Tino Tovar fue lo que todos esperan, una vez aparcados los pelucones, dando ‘Voces’ desde África, pero con gusto y dos pasodobles de altura; y el veterano Antoñito Martín siguió rizando el rizo a su talibanismo patriotero, defendiendo a su mare, a su Cádi, con una fuerza que da miedo.

 

Además, la chirigota de Luis María Rodríguez Rondán ‘Los políticos’ acertó con un tipo real como la vida misma, y sin anestesia; la chirigota de ‘Los ONG’, dejó buenas sensaciones, claro, siendo güenas-gente; y la comparsa ‘Los prendas’ confeccionó una interesante actuación, con dobladillo.

 

Todo esto, sin tijeritas, y con algo más de sueño que ayer, pero menos que mañana, desde ya mismo. Dale al play.

 

‘EL MARAVILLOSO MUNDO DE CADILANDIA’, A PIE, EN PIE

 

.

El sábado sabadete lo inaugura una comparsa… digo, un coro… ya empezamos grasiosetes, el coro a pie. ‘El maravilloso mundo de Cadilandia’, “el parque temático más singular… el parque de las maravillas…”. Vámonos pa dentro del tirón. Nos guían estos señores de fantasía, a los que parece que les han emprestao la chaqueta los de Arakalakana. La letra de Francisco Javier Sevilla Pecci, y la música de Tino Tovar. Dos tangasos trae el corito. En el primero le cantan a aquellos que pensaban que su irrupción el pasado concurso era un capricho pasajero, pero que no, que vuelve y con fuerza, que el tango es de Cádiz, no patrimonio de naide, y vámo a dejarnos de pamplinas, “si no hubiera entrado en la final del año anterior, seguro que daba igual veinte que veintidós”. Cantado con el mismo gusto que en 2008, y dando palos, como entonces. En la segunda letra, un niño de cinco años dividido entre el padre y la madre, separtados… “lo único que siento es que yo los quiero a los dos iguá… no hay abogado que el corazón me pueda curar, porque entre los dos me lo han partido por la mitad”. No es mu originá, pero sí una delicia bien desarrollada. Tanda de cuplés paralelísticos: uno entre las mascotas y sus dueños carnavaleros. Y vieron a Julio Pardo por la calle con un galgo, pero no es suyo, sólo se lo estaba paseando a la Teo, “el mío un San Bernardo”. El otro, comparando el concurso y el fúrbol. Los que copan los premios juegan la champion y tiene contratos en medio mundo, pero ellos se conforman con quedar octavos, “pa jugá con las ninfas la intertoto”. En el estribillo, en este parque “tenemos menos trabajo que el tractorista del coro a pie”. El popurrí es un tour por Cadilandia, donde nada es lo que es, ni nadie es lo que estás viendo, “aquí casi todo el mundo dice que es de izquierdas de toda la vía, pero vota derecha la mayoría”, que aquí en Cádi “no estamos paraos, estamos de vacaciones… nos reímos por no mandar a más de uno al mismo caraho”. Las cuartetas se endulzan con distintos instrumentos, desde la batería, a esas cosas que suenan como campanitas, y el saxo… En este parque temático no todo es alegría, muchos tienen que emigrar, mientras los forasteros vienen a bañarse en nuestras playas, y a copiar nuestra cultura. Y de espectáculo final, Cadilandia también tiene su momento carnaval, con brujitas, dragones, fantasmas… “y todos viven en el reino del son… mi cajita musical”. Un parque abierto 24 horas. Un coro, chiquetito, pero matón. A mi, me ha matao…

 

‘LA ALEGRÍA DE VIVIR’, SUFRIENDO

 

.

Fuuu, volvemos a la cruda realidad. Esas voces nos recuerdan que seguimos en la eterna fase preliminar. Voces desde Alcalá de Guadaira. La chirigota ‘La alegría de vivir’, que vienen vestíos de fakir “pa poder sobrevivir”. Antes eran fontaneros. Y uno canta direstamente dentro de una urna, to retorcío. Qué alegría… luego a pasar por la plancha. Carlos Javier García Sánchez firma la letra y la música. Un primer pasodoble que redunda en el temita del divorcio, y el padre que se queda to jodío porque la custodia del niño se la queda la mare… “no le pongáis un calendario a este cariño”. Por momentos interpretan un poco peor… En el otro pasodoble se jactan de la cultura y el acento andalú. En un cuplé aluden a sus superpoderes, ponen la cara del Hulk cuando están haciendo caca… En el otro a quien quieren poner mirando a Cuenca es a la enana de granhermano… Sin comentarios, que es mu temprano. Ya dudo si los fakires que se autolesionan son ellos…, o nosotros. El pupurrí es más bien triste, y los bastinasos que no falten. Una señora del patiobutaca se parte, qué alegría.

 

‘LOS PRENDAS’, CON ALFILERES

 

.

La tercera agrupación de la noche es una comparsa, de Cádi: ‘Los prendas’, con letra y música de Francisco Javier Díaz Quintana. Son sastres que se coscan de que tol mundo saca tajada, de los políticos, del carnavá, de tó… y ellos abanderados de la honestidad… “será que soy un prenda”. Buenas voces. Buenos metros. Tentando al juego en el primer pasodoble. No me queda mu claro si este ludópata está loquito por la parienta o por dos cartones de bingo. Tanta mala suerte que pierde en la lotería y en el amor. En el segundo pasodoble disparan contra un concurso que, dicen, el Ayuntamiento ha dejado en manos de un grupillo, que se cocina un reglamento a su medida… un “certamen con un aire feudal”. Han salío criticones estos prendas, que, paradojas de la vida, intuyendo cómo funciona el tema, aquí está el tío. Un perro mu flojo protagoniza un primer cuplé malo. En el segundo, por el estilo, arrojando zapatos a los políticos: a la Teo unos de bailarina, porque por tos laos pasa de puntilla, al Román un babuchaso, y al Chaves… pa que se entere, botas militares. La musiquilla, engancha. Cosciendo gambas y langostinos la mar de bien, en el estribillo. El popurrí, hecho a medida. Güena comparsa, niña.

 

‘LOS ONG (ORGULLOSOS DE NACER GUENAGENTE)’, TÓ PÁ TÍ

 

.

Voluntarios de la cruzroja, notas de greenpeace, peregrinos del caminodesantiago, cascoazules de la ONU… asín viene la chirigota de Cádi ‘Los ONG (Orgullosos de nacer güena gente)’, con letra de José Miguel Choza y música de David Márquez Mateo. “Fíjate sí soy bueno que a mi me encanta Jeré… aahhh…”. Parientes lejanos de don Fermín Salvochea. Redundando en el tipo en el primer pasodoble. Cádi reconvertida en una ong, que necesita tela de voluntarios para salir adelante. Algo asín cantan, pero mejor que yo, que hoy ando un poco desafináo. Y sordo. En la segunda letra reglamentaria, le ponen buena cara, al mal tiempo, riendo cuando sube la hipoteca y a carcajadas cuando van al paro… pero la farsa se hace realidad cuando se miran en el espejo, y se ven hechos unos viejecitos con sólo treinta años. En los cuplés, le encuentran parecido a la enana de granhermano y al Pacoli. Son hermanos… Y en el otro prueban eso de traficar hachís, que “cagué una china y puse una tienda de veinte duros”. El pupurrí tiene sus golpes. Más que bueno, son unos santurrones, que pillan a la mujer con el vecino y ni se mosquean ni ná de ná, y cuando van a pescar se echan a llorar viendo a los peces. No falta el momento hucha… “vámos a recaudá… y si quieres saber de qué va el Subiela, echa un poquito más”. “Yo no soy bueno, no soy bueno, buena eres tú Cádi… tan solidaria como las olas del mar”. Será asín. Yo no entiendo de mareas.

 

‘VOCES’, NEGRAS

 

.

Calientito el ambiente que llega una de las punteras, a priori. Alarde de voces en la presentación al son de la percusión de la comparsa de Tino Tovar ‘Voces’… “voces que dan voz al sin voz”. El Subiela, sin pelucón. Van como de coro de africanos con sus túnicas de colorines. Africanos cantarines. “Yo he visto a dios…”, una letra dedicada, el primer pasodoble, a los misioneros, personalizada en José, que nada tiene pero lo da todo y deja su vida por los que no viven. Un verdadero dios, pero aquí abajo, donde de verdad pinta algo, porque allí arriba, ya ves de qué sirve... Y vaya la segunda letra. Un pasodoble para recordar a Carlos Díaz… “como un señor… mantiene la elegancia que tuvo como alcalde…”. Se criticaba que fuera de Sevilla, y la Teo no es ni andaluza y vive en El Puerto…, pero se quedó aquí a vivir, “porque Cádi es su vida”. “Qué injusto fuimos… qué injusto fuimos, pero es tan elegante que si te cruzas con él por la calle te da la buenas tardes…”. Un sector del público empieza a liarla antes de que acaben. Pero cuando terminan, explota una ovación. No, si ahora Cádi muere con Carlosdíaz. De lo mejorcito este año… Pero ¿el Subiela no era uno de aquellos de Elbrujo de Martínezares que en un cuplé le apuntaba al entonces alcalde socialista en sus últimos días eso de “si te queda sitio ahí en la maleta… llévate un caraho de los que hay en la Caleta”? Ayy, esas veletas de Cádi, niña. Falete se lleva otro cuplé; y un chiste negro, que ni pillo, el otro. De estribillo, akunamatata. Y de popurrí, misa africana, festiva, profana y cantada. Con oración al Obama, “el salvador”… “De mi comieron, a mi me esclavizaron… a África explotaron… si eres la madre tierra, si te hicieron rica y alegre… que se haga la luz, resucita, y que vuelva a rugir la fiera que hay en ti”… “Cuando me río te enseño cómo hay que tomarse la vida”. Cuarteta tras cuarteta no se escucha ninguna referencia a Cádi, ni a la Caleta ni a las coñetas. Metido de lleno en el tipo. Aunque estos africanos tienen mucho de gaditanos, por lo que cuentan. Una de las punteras, que se confirma a posteriores. Aunque mi neuronas carnavaleras quieren ver una segunda parte de Losaleluyas del Sheriff… Hoy pucherito de cena, con tó sus avíos. Mamá, no me eches garbanzos…

 

‘LOS SALÍOS DEL CIELO’, SIN DUCHARSE

 

.

Me he asomao por la ventana, y siento que se acerca el Apocalipsis, que estamos en alerta naranja en la Bahía. Comienza a chispear fuera del Falla. Dentro, llueven ángeles. La chirigota de Sevilla ‘Los salíos del cielo’. Son como ángeles, sexuados, endrogaos y luciendo barriga cervecera… no creen en Cristo, creen en maría… túyajabe… “tu ángel de la guarda, pero al guarda quién lo guarda…”. Qué pregunta… La letra es de la agrupación y Luis Benárquez, y la música Pablo de la Prida. Pasodoble de presentación. El Falla es otro cielo, dicen. En el otro le cantan a la madre, con musho shentimiento. Unas lentejas no muy sabrosas; y la crisis y un butanero omnipresente, los temitas de unos cupleses en los que no paran de escupir, tocarse el culo y los compañeros… No son mu agradables de mirar, la verdá. El pupurrí basado en borderíos y bastinasos. Aquella señora del partiobutacas que se descongojaba con la agrupación de Alcalá de Guadaira, ahora hace lo propio con esta. El paradigma de la risa escandalosa. Pero… ¿de qué se ríe?

 

‘LA MARE QUE ME PARIO’, CÁDI AL CUBO

 

.

Nuevamente sube la temperatura en el Teatro. Esas estufas de Cádi. Ya huele a Antoñitomartín. Saliéndose del pellejo. Asín entran en escena los de la comparsa ‘La mare que me pario’. Dejando clarito que el amor por Cádi es superlativo. O mayor. Cádi, su madre. ¿Y el padre? Por lo tanto, son hijos de Cádi. El tipo… una metáfora de… vámo, que llevan teteras en el coco. La letra la pone el susodicho Antonio Martín y la música, Francisco Sánchez, Pacoli. A tó volumen. La primera letra defiende el carnavá, el Concurso, como algo de Cádi, y ataca a los que ahora quieren hacer del asunto algo andaluz, por dinero… “yo sé que se me tacha de ser chovinista… que siempre ando cantando la misma cantiña, que ya estoy desfasao…”, pero “que el carnaval de Cádi ya no es de Cádi… no es de Cádi, es del barrio la Viña”. No, el Carnavá es tuyo, Antoñito. Talibán patriotero. El segundo pasodoble, a las mujeresdevidaalegre y a la hipocresía de los clientes… “puta, porque la vida te ha puteao… con la peshá de hijosdeputa que tú sufres y callas”, político, jueces… y tal y tal. En los cupleses, se habla de las inundaciones de octubre, y de la enana de granhemano, un cruce entre el Maspapas y el Farruquito. “Y el que no quiere a su mare, no quiere a nadie, no quiere a nadie, no quiere a nadie…”. El popurrí sigue siendo defendido como si le fuera la vida en ello a estos comparsistas. Coplas con veneno, alentando a los gaditanos a pelear, como Salvochea, a reír, pero sin pasarse… “ríete conmigo, pero no te rías de mi”. Levante, poniente, cobardes, valientes… “Condenaos a quererte con pasión, la MARE QUE ME PARIÓ”. Hay que admitirlo: peaso comparsa, mare.

 

‘LOS POLÍTICOS’, SIN ANESTESIA

 

.

Política de barra de bar. En ‘El parlamento chico’. La chirigota de Cádi ‘Los políticos’, con el tipo de eso mismo, políticos de la calle, políticos currantes, bueno… paraos. “Qué política tiene el tío… Yo no es que me altere, es que soy mu fuerte de tesitura”. La letra, la música, la dirección y la representación legal, se la apuntamos a Luis María Rodríguez Rondán. Hablando clarito en los pasodobles, mu clarito. Cristalino. Sin censuras ni pamplinas de eufemismos. Que este sistema democrático que tenemos y sus políticos que prometen y no cumples, son ajín… “me cago en mis muertos que no voto más”. Y este concurso, por el estilo, dominado por cuatro mafiosos… “irse tós ar caraho, no vengo a cantá”. Estos derrotistas de tinto, lo bordan. Sin anestesia. En un cuplé se ofrecen de novios a la duquesadealba, y le enseñarían Cádi… “este es el casco antiguo, esta la cuestalascalesas…”, iiiiínnnn. Una manera original de tocar el manoseado temita. En el segundo cuplé, siempre hay un grasioso con el móvi grabando en tos laos, y poco después está subido en internét.., “ahora te enseño el culo y dentro de un rato está en el youtube”. Calvo fallero. “Échate otra copita, el que se mosquee que beba agua. La embriaguez va incrementándose en el pupurrí, con puntillos aquí y allí, volviendo a temas tocados en cuartetas anteriores, confundiendo la cabalgata con el Perdón, poniéndole letra al himno de EspÁña, que les sobran, letras, la luz, al agua, el coche… Güena chirigota, perfectamente metida en el papel.

 

‘EL TREN FANTASÍA’, SIN FRENOS

 

.

Al chacachá del tren. Entra en la estación del Falla la última de la noche. La comparsa de Sanlúcar ‘El tren fantasía’. Son como polizones con detallitos cursis en el careto. Vámo, un mamarracho. La letra y la música, de los hermanos López Pedrote. Acordándose de los muertos de Franco, y en nombre de Dios, literalmente, en el primero de los dos pasodobles. El otro es curioso. Arremeten contra Eduardobablé, el presentador de sala, y sus mosqueos cuando en la Final le gritan eso de queboteelgafa. Defienden la libertad del gallinero y manda lejos a Bablé… Qué bonito queda eso de ampararse en la libertad, para decir paridas… En un cuplé, una casa inteligente y la cosa acaba en pajita… Y el segundo comienza con el duque este de la tele, y se remata con un borderío, de los que dan vergüenza ajena. Afú. Viejecito en el tren de la vida, en un popurrí algo más decente. Las 2.16 horas. Este tren descarrila, por la mare, que me parió. Se termina otra sesión. Ya voy temiendo el final, que este concurso es finito, y me pongo tontito. Lo normal. Hasta mañana. Me coloco el chubasqueiro, y a la calle a mojarme. Me voy a mojar más que muchas de los grupos que cantan ahí arriba, ya te contaré. Mamá, dale al stop… DIARIO Bahía de Cádiz

Pídenos información sobra la PUBLICIDAD AQUÍ








Suplemento Carnaval366Días
DIARIO Bahía de Cádiz (BC) v. 1.9.

© 2004-2009 DIARIO Bahía de Cádiz

Publicidad | Critícanos

¿Quiénes somos? -- Preguntas frecuentes -- Aviso Legal --  Suscribirse -- Poner como página de inicio --  Añadir a Favoritos                      Imprimir esta página

 

 

 

Publicidad         

 

C/Profesor Antonio Ramos, 12, 3ºIZQDA - 11.100 San Fernando (CÁDIZ)
Redacción: redaccion@diariobahiadecadiz.com    Dirección: danyprensa@yahoo.es   Teléfono: 658 685 782