PORTADA

 Noticia del día

 Cádiz

 Jerez

 San Fernando

 El Puerto

 Chiclana

 Puerto Real

 Rota



 El Mundo

 Deportes

 Opinión

 Cartas al Director

 Foros

 El Derrotista

 Servicios

 El Tiempo

 Prensa/TV/Radio



 Entrevistas

 A Fondo

 Foto-Noticias

 Toros

 Bahía Cultural

 Carnaval366Días


 Suscribirse

 Patrocinadores

 Publicidad

 TIENDA BC

 OFERTAS DELL

 Quiénes somos

 Preguntas frecuentes

 Contacto Prensa

 Hemeroteca


 1ª Clasificatoria - Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2009

La ‘big band blues’ le pone el ritmo a                          un flojo estreno del Concurso del Falla 2009

El viernes 23 se estrenó el Concurso de Agrupaciones 2009. El certamen de coplas más peculiar y paradójico del mundo conocido centra desde ya, y hasta el próximo 20 de febrero la atención de medio Cádiz, y más allá. Casi un mes de pasodobles, tangos, parodias, cuplés, y eternos popurrís, para aburrir y saturar hasta al niño y la niña más fatiguita del carnavá. Con una primera sesión de preliminares, demorada –acabó más allá de las 3 de la madrugada- y floja en general, comenzó el espectáculo. La chirigota cabeza de serie, ‘Los a la big a la band a la big band blues’, de Cárdenas-Peñalver fue lo más destacado de una noche donde agradaron las chirigotas de Chiclana y El Puerto, y el coro ‘Los Pabellones’ cumplió. Las comparsas, sin desentonar, no aportaron nada nuevo.

 La crónica de FATIGACÁDIZ. 23/24-01-2009

 

Villegas, respaldado por su familia en el homenaje

Día 1. El viernes 23 de enero se estrenó el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz 2009. El certamen de coplas más peculiar y paradójico del mundo conocido centra desde ya, y hasta el próximo 20 de febrero la atención de medio Cádiz, y más allá. Casi un mes de pasodobles, tangos, parodias, cuplés, y eternos popurrís, para aburrir y saturar hasta al niño y la niña más fatiguita del carnavá.

 

Y DIARIO Bahía de Cádiz, por quinto año consecutivo, se cuela en el Falla, para no perder detalle… Ya hay que tener ganas de embutirse aquí, en el foso de los leones, y acabar bien entrada la madrugada cada jornada medio zombi. Pero con la sensación del deber cumplido: el de informar –un poco- de este concurso, sin el que no podríamos vivir, pero que a la vez nos deja muertos cada edición. Un concurso para amarlo y para odiarlo al mismo tiempo. Un concurso que habría que recortar… aunque si durará dos meses más, a tragar…. Un concurso que se llena la boca cantándole a la libertad, pero donde la crítica escasea, y abundan los homenajes, piropos y gritos; y los plumillas escriben lo que piensan, con más o menos grasia y arte, y son recriminados por los que pisan las tablas…

 

En definitiva, un concurso de Carnaval que a veces peca de tener poco sentido del humor. Con todo, un año más, no vamos a ser nosotros, los del suplemento Carnaval366Días, los que hagamos de esta cita algo serio y transcendente. Así que estas crónicas diarias, que no suscribe un erudito en la materia, ni tiene estudios caleteros ni conoce ningún popurrí de Paco Alba, nacen –como en los cuatro años precedentes- con el ánimo sobre todo de entretener. No queremos que naide se mosquee. Parabrita. Que lo hacemos de buen rollo. Y esta opinión es tan válida y respetable como la tuya o la tuya, o la del que tiene dos pares para subirse al escenario y soltarla.

 

Mientras lanzaba el sermón anual, el COAC 2009 se ponía casi en marcha. Como prólogo, el Patronato llevó a cabo un homenaje al veterano Enrique Villegas, a quien se le dedica este año el certamen de coplas. Y con una primera sesión de preliminares, demorada y floja en general, comenzamos esta dulce tortura, en 27 entregas. Va la primera…

 

‘LOS PABELLONES’, NI ARRIBA NI ABAJO

 

.

Tras el homenaje a un Villegas mocoso, se alzó de verdá de verdá el telón del Concurso 2009. Casi cuarenta minutos más tarde de lo anunciado, aparece en escena el coro de Cádi de nueva creación ‘Los Pabellones’, con letra de José María Barranco –el grupo le dedicaba la actuación a su madre, fallecida por la mañana- y Antonio Miranda, y música del primero. Suenan los primeros acordes y… creo que ya estoy jarto… Ofú mal empezamos… La crisis llega al coro: tipo ajín. Cuarenta tíos en una peña que se han puesto de acuerdo para vestir de celestito, y tirantes amarillos, rematados por un gorro que evoca a agrupaciones güenas de años pasados. Y un montoncito de figurantes bien puestos. Grasias donsimón. “Venimos de los Pabellones… para dejar el pabellón muy alto”. Toda una declaración de intenciones en la presentación. El primer tango del año es un homenaje a Pepe, el dueño del bar Los Pabellones. No hay mensaje político, no pienses mal. Y con la segunda letra defienden al coro a pie de Sevilla Pecci, vapuleado el concurso anterior por alguno que otro que no alcanzó la Final. Ellos sí. Qué mala es la envidia. Los cuplés, del montón. Uno camino a Jeré, que “el Cádiz subió en Chapín y ellos no podrán subir en Carranza”… si suben; y otro caminito de Belén, que con tanta crisis está la cosa mu shunga, los reyesmagos cuando pasaron por Cádi, se comieron los camellos, y se volvieron en bicicleta, que casi rima con “mi Cigarrera, mi Cigarrera”, para cerrar los estribillos. El popurrí deja los Pabellones ahí. Ni arriba ni abajo.

 

‘LOS INDECISOS’, SÍ… NO

 

.

Cambio de modalidad. Sin saber adónde colocarse aparece la chirigota ‘Los indecisos’, del mismo San Fernando, señores de luto que no saben si son del Madrí o del Barcelona. Van de, eso, de… indecisos… vamos, que tienen la pisha hecha un lío. Es complicado personificar algo tan abstracto como la duda, pero… lo clavan… en un primer momento. Aunque, antes de los pasodobles se quitan el tipo A, y pasan al B, de marineros… no sé no sé. Por cierto, la letra y la música la cocinan entre varios miembros de la familia Sabajanes. “Era con la boca… era con el pito”. El primer kilométrico pasodoble, de re-presentación, busca escenificar a unos notas que no tienen mu claro ni el estilo de la chirigota, ni ná de ná. Bien metidos en el papel. El segundo pretende ser un piropo, pero no lo tengo mu claro. A ver si con el tipo C, de sheriff del Oeste, me sitúo. “Mi vecina la del quinto…”. Uno de los cupleses, sobre Falete y alguna historia para enganchados al aquíhaytomate. Total, que “prefiero acabar en la cárcel que ver al Falete vestío de novia”, cantan. En el otro cuplé, dan tantas vueltas con la parienta en la cama, que acaban presentando una coreografía a Fama. Son indecisos, pero no tontos, que cogen el ascensor no la escalera. Otro retorcimiento al sombrero, y sale el tipo D, de goyescos, para entonar el popurrí, con pinceladas de una vida entre interrogantes. “¿Me voy o no me voy?”, y se van, con un “adiós” y tó.

 

‘LAS AMÉRICAS’, COMPARSA “YA VISTA”

 

.

La siguiente, viene por mar. Desembarca en el Teatro, desde Jerez (¿?), una comparsa bien afinaíta, y descalza. ‘Las Américas’, con un tipo nunca visto. Mejor dejarlo ahí. La primera copla intenta ser una dura pullita contra el concurso y los cumparsistas quesólobuscanunpremio: “comienza la farsa”, claman. Pero se queda a medias. Y aquí están, participando de la farsa. El segundo cuplé es una letra sobre el caso de la niña Mariluz, “un juez se tocaba la boya mientras el verdugo seguía en libertad”, y un elogio hacia el padre, pa que después hablen de los gitanos. No tienen estos lobos de mar –con letra de Manuel Sánchez y música de Javier Ezequiel Benítez- mucha confianza en sus posibilidades, y no se ven en la Final ni aun retirándose to las comparsas, porque son de Jeré, apuntan en un cuplé. El segundo, para Falete y nosequé de su boda. Un “tierra a la vista” prologa un popurrí marinero, del montón. Uno termina con la sensación de que ha oído esta misma comparsa catorce veces. No es maldad. Simplemente, es.

 

‘LOS PIRATAS DEL CADIBE’, PA ‘UJENCIAS’

 

.

De un barco a otro, qué fatiguita. El cuarteto, de cinco, de Cádi ‘Los piratas del Cadibe’. Problemas con el timón y el ancla en una parodia que ni fú ni fá, en la que lo más aplaudido por el Falla es la risotada de uno de los personajes. Un recurso, cortito. Qué mareo, se mueven tela, marinera. La letra la ponen Jesús Sánchez y Francisco Moreno; y la música, el mismo Francisco Moreno y Juan Miguel Villegas. Un cuplé al pájaro-jaula de las puertas de tierra, feo feo… pero no tanto al lado de la Teo; un segundo, tesnológico; y otro de homenaje a cuarteteros que ya no están. El tema libre mantiene el nivel… directamente, pa ‘ujencias’.

 

‘LOS A LA BIG A LA BAND A LA BIG BAND BLUES’, RITMO

 

.

Musical entrada la de la chirigota esperada de la noche, ‘Los a la big a la band a la big band blues’, de Cádi, con letra de Paco Cárdenas y Ramón Peñalver y música de Paco Rosado. Desde Nueva Orleáns, en Cádiz actúan Chiquitito de Maracaibo y algo así como Aretha Franklin -y su culo-, y la banda. Entra con ganas la presentación. Y se sube el nivel con un primer pasodoble que le pega un cosqui a todos aquellos autores que reservan medio repertorio a criticar a otros y a llorar por no llegar nunca a la Final… “no canséis con vuestras frustraciones, los premios hay que ganarlos no mendigarlos”. Qué sentencia, mamá. La segunda letra, patada al racismo. El sello de chirigota clásica, no se pierde. Un cuplé para la separtación de la Infanta y el Marichalá, con presuntos temas de drogas de por medio, y la casa de la primera con polvo por to los rincones, de los “polvorones”; y otro para terminar viendo cierta semejanza entre el habla de la Duquesa de Alba, y el Pato Donald. Cuá cuá. No tienen paladar, pero si dos labios “para hacer dos berzas con su pringá”. Tourné por Cádi, en el popurrí, simpaticón y con ritmo, que por supuesto acaba en la Viña, y con parte del público coreando eso de estosíqueesunachirigota. Objetivamente, lo es. Un pelín exagerao me ha salío el patio butaca. Hala, vamos a papear. Madre, saca el tapper. Sí, ¿qué pasa? Esta noche he colao a mi mare. Saluda a estos señores, mamá, mientras yo voy apartando los chícharos de la ensaladilla…

 

‘A LA MAR, CARMELA’, ROMPAN FILAS

 

.

Tras el pertinente descanso, el ambiente marcial inunda el escenario, con la comparsa femenina, con uniforme de gala, y desde Barbate, ‘A la mar, Carmela’, con letra y música de Mari Charo Suárez y Mª del Mar Ramos. “No hay capitán que me mande, pa capitana mi mare”. A mi pare que le den. La virgen del Carmen, patrona de los marineros, de forillo. Pasodobles espesitos. El primero es un noalaguerra, pero a la vez, va contra el Gobierno y su ejército pofesional, donde entran buscando una salida laboral cientos de jóvenes, y alguno, enviado a misiones de paz, sale, pero dentro de un ataúd: “qué vergüenza que aún exista tanta guerra”. En el segundo pasodoble, una niña se ve entre el madre y el padre, divorciados, que mantienen su particular batalla. Y la mare, la mala de la película… Un marinero se cuela en el primer cuplé, y las niñas se vuelven locas, voluntarias para pasar al frente. Y un dentista sevillano que se siente de Cádi Cádi, que ya les ha puesto un segundo puente, en la segunda letra, Navegan, navegan por la Bahía… olé. Los sones de la salvemarinera no falla en una de las cuartetas del popurrí, salado, marinero, viento en popa a toda vela… Mamá, deja de tirarle chicharos a las nifas…

 

‘LOS QUE LLEGABAN A LO JUSTO’, A POR LA BAJA

 

.

Entre sirenas de alarma –algo ha pasao- el Falla recibe, a lo justo, a una panda de superhéroes, los de siempre pero con mu malas pintas, magullaos y apaleaos, camino de la jubilación. Con la esperanza de recuperar los poderes gracias a la magia “de tuuuu carnaval”. ‘Los que llegaban a lo justo’, desde El Puerto, con amor. Y con letra, música y dirección de Jesús Manuel Selma. Un pasodoble para establecer analogías entre estos supermanes, batmanes, spidermanes y compañía y la propia chirigota a la hora de afrontar el concurso. La otra letra, dirigida a otro héroe, de verdad, el padre de la niña Mariluz. Una buena ración de aplausos. La parienta enganchá a los programas de la tele y a mandar mensajitos… y cuando llega la factura “manda cohones, manda cohones”, en el primer cuplé. Y una muñeca hinchable, rumana por lo menos, en el segundo, que llevan dos días buscando el móvi y la cartera. En el estribillo, nos vemos tos el año que viene con ellos, en la cola del Inem. A este paso…  Tiene su nivel este grupo, que vino a salvar a España de la crisis que tiene, pero viendo el panorama… “nos vemos el año que vieneeee”.

 

‘EL CASTILLO DE LOS LOCOS’, PIERA ONUBENSE

 

.

Guerreros en ruinas, y majaretas, por la batalla del carnaval, como no. De este modo se presenta la comparsa de Huelva ‘El castillo de los locos’, con un forillo que representa esa fortaleza, la fachada del Gran Teatro de allá, que pide urgente una rehabilitación. La pieras que faltan, las usan de escudos. La letra la firma Jesús Manuel Perogil y la agrupación; y la música, Diego Vega, junto a Perogil. El primer pasodoble se lo arrojan a un cobarde forero que al parecer está sembrando la discordia entre los carnavales de Huelva y Cádiz en esos submundos de Internet. Quedamos avisados. Y de nuevo sale el caso Mariluz en el segundo pasodoble, mas en esta ocasión para arremeter contra la “injusta justicia”. El momento cuplé, picarón. En el primero una vecinita, y en el segundo la parienta, pero no moja naide, me temo. Píllate una rebequita. Bien defendido un popurrí, que será aplaudido con mucha más pasión en Huelva, y que dura cinco segundos más de la cuenta. Penalización, penalización… vaya tela la libertad del Falla. La locura y febrero, otro matrimonio más bien agotado, sin mucho más que exprimir. Eso lo dice mi madre, que sabe de limones.

 

‘LOS DESESPERAOS’, SIETE HORAS POR AMOR

 

.

De locos por los papelillos, a locos por la Maripili. Una historia de amor de un hombre en un portal, y de su desilusión, es el tema de estos chiclaneros que esperan y desesperan junto al telefonillo mientras la novia termina de arreglarse y bajar. ‘Los desesperaos’, chirigota de Antonio Rodríguez y Francisco Javier González. Enamorados multicolor. Piropillo a Cádi para empezar, desde la vecina localidad, asumiendo que el carnaval es una farsa, pero ahí están. Y en el segundo pasodoble sale a relucir lo distinta que es la muerte de un militar y la de un albañil. Hay muertes y muertes. Pero la muerte es la muerte. Y el dolor de los que se quedan aquí existe, venga los reyes a llorar o no. Qué profundo, pishita. Un cuplé para recordar unas navidades en crisis; y otro flipando con el arte flamenco, “¿cómo puede llevarse tor día asín ese animalito”. Qué arte, cojo. Siete horas esperando en el portal dan para plantearse cosas como “de qué estaba enfermo el jamón curao…”. Popurrí entretenido, que conecta con el respetable. “Baja ya shosho. ¿Qué estás pintando el salón?”. Lo mejón de la noche. Mi mare sigue riendo. Es mu sensible.

 

‘LA CUENTA DE LAS VERDADES’, LA VERDAD DUELE, Y MÁS A LAS 3

 

.

Y como última agrupación de la noche, la comparsa de Miguel Ángel Vera y Salvador Pérez, autores de letra y música. Desde Marbella llega ‘La cuenta de las verdades’, con el tipo de… me dicen que de tunos estudiantes de hace tela de años. ¿Goliardos? Eso sí, una meta en su repertorio: contar verdades. Aunque a estas alturas de la sesión… Un pasodoble para el caso de una madre que le pegó un cachete al niño, y un juez ha terminado dictando una orden de alejamiento, o algo parecido. La comparsa aplaude, aunque quede feo, ese bofetón. Una torta a tiempo para enderezar el rumbo del hijo. Yo aquí no me meto, porque mi mare de enano sólo me pegaba cates, cuando no me comía las lentejas. Y he llegao a donde he llegao. ¿A dónde…? El segundo pasodoble, una letra alrededor de Pasión Vega, compartida por malagueños y gaditanos. De cuplés tenemos uno sobre la princesa Letizia, con zeta –me remarcan-, el rey y algo de narices; y otro relativo al zapataso que sufrió el Bush, y vaya pestaso a pie. Malillos. Y la hora ayuda a que sean peores. Un popurrí pasadas las tres de la madrugada es… complicado de seguir. Digo la verdad, como estos marbellíes, que pregonan que “un día sin vino es un día sin sol”. Donsimón, siempre presente. Las 3.14 horas. Se acabó la primera jornada. La más dura, por aquello de que uno está desentrenado, y sale al Falla sin calentar ni nada. Mamáaaa despierta, que nos vamos a casa que seguro que el ondacádi nos repite la sesión, y vamos cogiendo tono… Perdonen las molestias. Hasta mañana, si eso.

Pídenos información sobra la PUBLICIDAD AQUÍ








Suplemento Carnaval366Días
DIARIO Bahía de Cádiz (BC) v. 1.9.

© 2004-2009 DIARIO Bahía de Cádiz

Publicidad | Critícanos

¿Quiénes somos? -- Preguntas frecuentes -- Aviso Legal --  Suscribirse -- Poner como página de inicio --  Añadir a Favoritos                      Imprimir esta página

 

 

 

Publicidad         

 

C/Profesor Antonio Ramos, 12, 3ºIZQDA - 11.100 San Fernando (CÁDIZ)
Redacción: redaccion@diariobahiadecadiz.com    Dirección: danyprensa@yahoo.es   Teléfono: 658 685 782