DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Mientras no contemos con una ordenanza en Cádiz que regule las viviendas turísticas, necesitamos poner freno a esta especulación”

La “emergencia habitacional” en la ciudad de Cádiz por la falta de viviendas, la incidencia de las actuaciones turísticas en el precio de compra y alquiler, la existencia de solares e inmuebles abandonados, y la falta de ayudas al alquiler, “conforman un panorama inquietante que requiere de los poderes públicos una urgente respuesta”. Es la reflexión de colectivos y entidades locales que vuelven a exigir al Ayuntamiento una ordenanza que regule la proliferación de los apartamentos turísticos, antes de que el fenómeno sea “difícilmente reversible”.

La “emergencia habitacional” en la ciudad de Cádiz ocasionada por la falta de viviendas, la incidencia de las actuaciones turísticas en el precio de las casas y de los alquileres, la existencia de solares e inmuebles abandonados tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Andalucía sin perspectiva de construcción, la falta de programas de ayudas al alquiler salvo las otorgadas por los Servicios Sociales municipales, “conforman un panorama inquietante que requiere de los poderes públicos una urgente respuesta”.

Es la reflexión de una serie de colectivos y entidades locales, firmantes de un comunicado conjunto (AVV Cádiz Centro, Apdha, Agaden-Ecologistas en Acción, Facua, la Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz, La Zancada, Mujeres de Acero, comité de solidaridad Óscar Romero y Economía del Bien Común), en el que inciden que “se está poniendo en cuestión el derecho a la ciudad de sus habitantes, el derecho a la vivienda o la priorización de la calidad de vida, a cambio del lucro aplicado a las actuaciones en materia de vivienda”.

Estos colectivos dibujan una capital gaditana que “ha dejado de ser el espacio social donde se desarrolla la vida para transformarse en el hábitat en el que los gaditanos tienen que acoplarse al lugar que les deja el mercado”. La ciudad, subrayan, “se puede convertir en un escenario sin complejos de extracción de rentas y plusvalías, poniendo al urbanismo y al suelo como meros instrumentos para obtener beneficios”.

Precisamente, en estos días algún medio de comunicación ha informado de dos nuevas actuaciones de construcción de apartamentos turísticos en la ciudad “que precisan una respuesta por los colectivos y sobre todo del Ayuntamiento”, se anota. Una de ellas es la marcha de la franquicia Zara de la calle Columela, con la previsible transformación del local que ocupa en usos turísticos; y otra es la transformación de un inmueble ocupado por vecinos en apartamentos turísticos en la calle Plocia.

“La proliferación, todavía sin una norma de regulación y control, de los apartamentos turísticos, está empezando ya a provocar efectos perniciosos para la calidad de vida de de Cádiz”, se reitera, como es: el aumento “desaforado” en los precios del alquiler de casas; la expulsión de residentes del casco histórico, “reemplazados por visitantes transeúntes”; la reducción de la oferta en alquiler “mínimamente asequibles”; o la “desnaturalización” de los barrios de intramuros.

“SIN REGULACIÓN, LA SITUACIÓN SE NOS PUEDE IR DE LAS MANOS”

“Por ello, necesitamos que se redacte y apruebe sin mayores dilaciones una ordenanza reguladora que ponga cordura y controle este fenómeno de turistificación; de no hacerlo, se nos puede ir de las manos y hacerlo difícilmente reversible”, se vuelve a pedir al Gobierno local. Mientras tanto, se insta a aprobar “una moratoria urgente en la concesión de licencias para apartamentos turísticos”.

Estos colectivos, pese a la situación actual de confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus, reclaman que “en cuanto se pueda” se convoque la Mesa Tripartita de Vivienda, compuesta por la consejería de Fomento de la Junta, el Ayuntamiento y entidades sociales, para que se pongan sobre la mesa y se resuelvan: las ayudas al alquiler por parte de la Junta y del Ayuntamiento; instar a las dos administraciones a que aceleren y se comprometan a un calendario de ejecución de las obras demoradas en el Cerro del Moro y Matadero; y la necesidad de construir o rehabilitar sus solares y edificios de viviendas abandonados para destinarlos a familias que no pueden acceder al mercado de viviendas.

“No estamos en contra de la actividad turística ordenada en nuestra ciudad, pero mientras no contemos con la imprescindible ordenanza que la regule, y en la actual situación de alarma sanitaria, necesitamos poner freno a este movimiento especulativo. La paralización en la concesión de licencias para viviendas con fines turísticos es una medida que debe adoptar el Ayuntamiento gaditano con carácter de urgencia”, se sentencia en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.