PORTADA

 Noticia del día

 Cádiz

 Jerez

 San Fernando

 El Puerto

 Chiclana

 Puerto Real

 Rota



 El Mundo

 Deportes

 Opinión

 Cartas al Director

 Foros

 El Derrotista

 Servicios

 El Tiempo

 Prensa/TV/Radio



 Entrevistas

 A Fondo

 Foto-Noticias

 Toros

 Bahía Cultural

 Carnaval366Días


 Suscribirse

 Patrocinadores

 Publicidad

 TIENDA BC

 OFERTAS DELL

 Quiénes somos

 Preguntas frecuentes

 Contacto Prensa

 Hemeroteca


  Semifinal - Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008

Suena mejor que huele

La luz al final del túnel se acerca. El Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008 va consumiendo sus últimas horas. El Teatro Falla vivía en la noche y madrugada, del 30 al 31 de enero, la segunda semifinal, en la que si la parte tardía de la sesión fue un poco ajín, a lo achuuuú, el arranque sonó a gloria bendita: el arte del coro a pie de Sevilla Pecci y Tino Tovar; ‘Las pito-risas’ que siguen con todo a favor para lograr… lo que sólo estas videntes saben; la alegría deliciosa de ‘Los mendas lerendas’; y tras el descanso, la banda sonora de Cádiz con el coro de Pastrana-Zamora; y una vueltecita gaditana del Love que va sonando mejor. Jornada en la que a parte de las coplas, resalta un comunicado del presidente del Jurado, en el que insólitamente, se responde veladamente a los que se han quejado por no pasar de Cuartos.

 La crónica de FATIGACÁDIZ. 30/31-01-2008

 

Día 18. La luz al final del túnel se acerca. El Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008 va consumiendo sus últimas horas, mientras la ciudad va adquiriendo su estampa febreril, a falta de la llegada de los yesterdeis y sus timbales: ya está medio colocado el tablao en San Antonio, le han dao la vuelta a las lucesitas de navidad y ahora los arbolitos son bombos, y en los sitios estratégicos brotan urinarios químicos.

 

Y mientras en el Teatro Falla se vivía en la noche y madrugada, del 30 al 31 de enero, la segunda semifinal del COAC. Jornada en la que a parte de las coplas, resalta un comunicado remitido por el presidente del Jurao, José Manuel Pérez Moreno, en el que con un tono medio jocoso, que se agradece –porque, no olvidamos tus augurios Juanfernández , si en este concurso alguien tiene que morí, que no sea de pena, porfavó-, deja clara su manera de actuar y puntuar “reflejo de nuestros gustos”, pero a la vez toda agrupación, independientemente de su orden de actuación, “tienen la misma consideración y valoración”. Vamos, que alguno se ha quejao por no estar en semifinales y el Jurado ha entrao al trapo, algo que se entiende… pero no se entiende, sobre todo cuando la nota acaba apuntando que “a palabras necias…” ¿oídos sordos, era? O lo han actualizado y ahora es: a palabras necias, comunicado aclaratorio… no sé no sé.

 

Noche de insólito –al menos en mi vida fallera- comunicado, y, por otro lado, de patio de colegio… y es que algunas agrupaciones se toman tan a pecho todo lo que rodea este certamen, que si las cosas no salen, se mosquean, ea ea ea, y a echar agüita…

 

En fin, si el final de la sesión fue un poco ajín, a lo achuuuú, el arranque sonó a gloria bendita: el arte del coro a pie de Sevilla Pecci y Tino Tovar; ‘Las pito-risas’ que siguen con todo a favor para lograr… lo que sólo estas videntes saben; la alegría deliciosa de ‘Los mendas lerendas’; y tras el descanso, la banda sonora de Cádiz con el coro de Pastrana-Zamora; y una vueltecita gaditana del Love que va sonando mejor.

 

Todo esto, en dos actos y un descanso de reglón  y medio, en cuanto pases la mirada al siguiente párrafo. DIARIO Bahía de Cádiz

 

ARTE, RISA Y LOCURA

 

‘La calle del arte’

De menos a más. Así entra en un Falla frígido la primera de la noche, ‘La calle del arte’, combinación de música étnica, a capela, percusión y jazz, rivalizando por la callejera libertad de los artistas. Comparsa disfrazada de coro… que no pisha, no te enfades Sevilla Pecci, que es un coro…menguado, pero coro, con el tipo de comparsa… La esperanza de Cádi: sus niños. El primer tango va para ellos, niños de playa, espuma, y sol, que cantan cuando hablan y harán sobrevivir el compás de la ciudad. El segundo, un repasito histórico- didáctico- teatrero por las cuatro modalidades, el coro, la chirigota, la comparsa y el cuarteto… para rematar que “aquí en el Falla, lo único importante es que Cádiz es quien canta”. El público está más bien ausente, sigue con la cabeza en la calle… Un cuplé para el pretendido referéndum de Ibarretxe, y si no le dejan va a apelar la sentencia, pos eso “vete a pelarla, vete a pelarla”; y otro para los bajos de los coros, que parece que cantan eructando y la poquita letra que se tienen que aprender… “Cádiz… Febrero…”. Y bajo rima con… Mejón este segundo. El popurrí, delicioso, y defendiendo su corito, el mismo que está loquito por ti. Qué arte hay en las callijuelas, candidato, igualito

‘Las pito-risas’

que entre ‘Las pito-risas’, arte y mucho cuento… y las bombillas de las bolas que no furulan… “Telepitonisa telepitonisa, yo pongo la cara, tú pones la visa…”. Primera consulta del tercer programa…, con gran audiencia ¿encontraré piso?, “… viendo los precios que tienen… no hagas muchos planes… muchas almas vagando sin encontrar su vivienda”, todo es más bien un cuento del Ministerio… Segundo pasodoble y segunda consulta. Un diabético al que le han tenido que amputar una pierna quiere saber que le depara el futuro… qué contradicción “que la vida se te amargue por tener azúcar en la sangre”, pero confía que “tienes en tu familia la mejor insulina”. Letra shentida, con destinatario en el Teatro, el padre de Kike Remolino, me shivan. Un cuplé para la afición del Paquirrín de visitar prostíbulos, que están cerrando con tal de no verlo aparecer, que el Dontico ya es una mercería. Ante la poca expectativa de mojar, ni pagando, el niño de Lapantoja se está planteando cambiar de acera… “y to los mariquitas están protestando pa que se cambie otra vez la ley”. El segundo cupletillo, para el último reto de Davidmeca de cruzar el estrecho varias veces a nado, y en la ida sin problemas, pero a la vuelta tardaba musho, ya tós preocupaos… y es que “traía diez moros montao en lo arto”. Invocando el popurrí para rematar a un Falla entregaíto, pupurrí salpicado de golpes, y que acaba con un grito de “bieeenn” de rabia contenida, de uno de los chirigoteros ante el estruendoso aplauso del respetable, puesto en pie, como cuando cantaba

‘Los mendas lerendas’

Teresarabal. Y debería seguir asín, bien firmes, que por ahí se cuela el rey… “el menda lerenda de la bahía…, el hijo predilecto de la alegría…”. ‘Los mendas lerendas’, contagiando buen rollito supremo. Locos a los que la cordura se la arrebató el levante. La primera letra, es un lamento por la exportación de la fiesta, algunos vienen de fuera y se la están llevando… -al parecer hay sevillanos que quieren crear un concurso en la tierra de los lunares- y otros acá, están picando y se están vendiendo… “Emborráchate conmigo Cádiz del alma… ahoga en un trago la angustia que te desalma… que se llevan a Sevilla tu carnaval… forasteros que te amaban… sin saber dónde quedaba tu catedral… y tu les diste tu aplauso… y en tus tablas les dejaste vivir…”. Y un segundo pasodoble entre redes de pesca, una letra del marino que en su interior conjuga la tormenta y la calma de la mar, una paradoja que da la vida, y la muerte, un monstruo, que a la vez alimenta…  Un mar de contradicciones… Ambos dos, rebuenos. En un cuplé sale el tema de que a naide le interesa abrir un negocio en Cádi, que hay mu poca gente y no conviene… pero pá dos muertos, “ya hay tres tanatorios”. Y qué rollaso con la Luz y el Agua –la cufradía-, que con el Bicentenario y los actos en el Oratorio, va a acabar saliendo “del escaparate de la ortopedia”. Malillos… Popurrí espectacular de este “prenda, sin amo y sin hacienda, pero con corazón”, y de bandera, la camisa blanca, del pueblo blanco. Y si fuera el alcalde de Cádiz, fuera promesas, y todas las mesas llenas del pan de cada día, un alcalde como Salvochea. La bomba que tiran

‘Pal desembarco Nosmardía’

los fanfarrones, acaba en el palco de los siesos del Jurao. Y más bombitas en el acto tercero del ‘Pal desembarco Nosmardía’, aunque como ya estamos en el campo de concentración, suenan lejos. En los capítulos anteriores, este batallón perdido, después de una barbacoa en la playa, entrar en guerra, y ser capturados por los alemanes, aparecen hoy entre muros, maquinando un plan para escapar… la gran evasión… y al final, se escapan “a la de cuatro” –y salen los notas de los anuncios de Cuatro, la tele con el círculo ese rojo-. Pero vamos, que no hay fuga. Lo mejorcito de la parodia, con mucho juegos de palabra, el encuentro sesuá del general con una que era uno… “comprobé el dolor de la derrota”. En un cuplé, cuando algo se rompe, se rompe todo, que en su casa al niño se la partió la mano, a la parienta la cadera, la niña se torció el tobillo… “llevan razón los obispos… que se está rompiendo la familia”; en el otro, a uno se le cae el reloj de San Juan de Dios encima… y al que viene a socorrerle le pide que llame a la piba, que va a llegar tarde… que se le ha echao la hora encima. El estilo libre es prácticamente el mismo de Cuartos de Final, salvo el remate, que no pegaba, ya que hoy están ya entre alambradas. Tocando de colofón el una versión del himno de Andalucía, incluso acompañado con un órgano de juguete, mientras tratan de huir una vez más, pero “… an da luuuucesss…”. Buen cuarteto, pero sin excesos…

‘Mi Cai chiquito’

manteniendo la línea.  Línea que cruza la cumparsita de los Majaras ‘Mi Cai chiquito’. Más bien cruzan el puente… pero para conestar una y otra agrupación me venía bien esa delgada línea… La misma comparsa se compara con el Vaporcito de El Puerto, y aunque hay catamaranes modernos, que le sobrepasan… “como el Adriano sigo adelante, no me jubilo no me jubilo”. El otro pasodoble se pone en boca de una viuda que sigue actuando en su casa como si el marido viviera, le plancha la ropa, le saca de comer, y le da igual que le llamen loca… “te sigo queriendo igual que siempre, como las locas como las locas”. Un cuplesillo, al Juancarlo, el rey, mu machito con el Chávez, pero “a ver si tienes huevos y le dices lo mismo a doña Sofía”; en otro, hay cierto desfogue sesuá con el pirulí… qué bastinaso… Gigantes que acaban empequeñeciendo en el popurrí con las coplas de Paco Alba, que claman la unidad de los gaditanos para acabar con los gigantones, y que cualquier día se beben la bahía y te la secan, para venir andandito de El Puerto a Cádiz. En dos zancás. Candidato, yo más que beber, quiero comer. Pídete una de cazón y una de choco. Y picos, yeyé… Umm ya huelo a freido, y a una cola que ni en el Inem…

 

¿A QUÉ HUELE? ¿A QUÉ SUENA?

 

‘La orquesta Cádiz’

Sigo oliendo... Ya huele, ya huele a Cádiz… ya huele… no, ya suena, la banda sonora de una ciudad, con la marca ‘La orquesta Cádiz’. La misma orquestilla que ahora no estarán paladeando los del coro de Juliopardo… no ni ná… Un tango entre hermanos, pero nada de hermanos de cofradía, hermanos de sangre, que “un hermano es hermano hasta la muerte… es pá darle los riñones y también el corazón”… papará paparápapá… Otro tango al Cádi paradójico, blanco y negro: “Cádiz del olvido y la memoria…, de la luz y la sombra…, la culta y la analfabeta…, la del muelle con pesqueros que no pescan…, la de la libertad con la boquita cerrá…, la de los comunistas en el ondacádiz… y de fachas que escriben en el carnavá…, del entendío sin entendé…, la de los piropos y las puñaladas…, la niña trimilenaria… la abandonada… pero la gloria del mar”… papará paparápapá… y nueva afinación de propina antes de los cupleses… y lo siento el que se moleste… El candidato quiere un contrabajo para reyes… Un cuplé a las estrecheces de la carpa de la plaza, que en la zona de la pescadería “al pasar de un puesto a otro puedes encontrarte con un robalo”; y otro a la anciana detenida por tener plantas de maría, para los pájaros, que no piden comida, sino calaítas. Cádiz se levanta tempranito, y la orquesta Cádiz comienza a sonar, en un pupurrí… de categoría… “me muero por cantarte… es que me mueroooooo…”. Como suena, niña…, como huele… como suena…

‘Vueltecita gaditana (comparsa juvenil)’

“que como yo hago el contraaaalto, ayy mamaíta pá que voy yo a estudiá”. Es lo que piensan los chandaleros de ‘Vueltecita gaditana (comparsa juvenil)’, transformados en tipo comparsil estándar y haciendo de pimpis. Posturita gaditana para entonar los pasodobles… bahh. Un examen en uno, ¿quién es el Aznar?… “y pinté un monigote, chiquitito y con bigote… y me han puesto un diez”. Coherencia en el palco del Ayuntamient, no aplaude ni la cortina… y eso que la jefa está en los madriles... En el segundo, puntaso al concurso, la verdadera escuela de la cantera, donde uno aprende las reglas básicas: hacerle pamplinas a las ninfas, decirle cabrón al Jurao, un cuplé metiéndose con la alcaldesa, un shiste contra Jerez, un piropo al final, y a aplaudir… “pero yo todavía soy muy joven… y me queda mucho por aprender”. Poco. El 98% de lo que pasa por las tablas sigue ese guión. Bien definido por el Love y los suyos. Y qué triste que te lo digan… entran ganas de cerrar el shiriguito, y ponerse con la campaña elestoral. Pero es parecido…Un cupletillo al barco que va robando tesoros por las costas, pero a ellos les da un poco iguá… “si yo nunca he perdío ná… lo único mio mio de verdad son… dos mohones…”. Que basto. El segundo cuplé, mejón, sobre lo complicao que es conseguir el antifaz de oro… pero también tendría que concederlo… “a todo el que haya salío con Juancarlosaragón sin interrupción dos años seguíos”. De estribillo, “en la esquina me está esperaaaando… otra cerveza fresquita, ay ay ay…” y el cámara del canalsú vuelve a ponerse púo. Popurrí, ingeniado para llevarlo a Fitur junto con dos poster de la Caleta y sus coñetas. Candidato, la chirigota

‘Los perfumistas’

ha ido ganando con el paso  de los pases… huele, huele… a fragancia, aromas, esencias… y toda la familia semántica en ‘Los perfumistas’, comparsa del Tino Tovar, que no ganará el primer premio en pelucones. No Subiela, no. Un primer pasodoble, a lo españaserompe, que pudiera haberlo firmado el mismísimo Marianorajoy… “Dicen que los españoles no tienen orgullo patrio, que no sienten la bandera como la sienten en otros laos…”. Que me expliquen qué patria, que en España hay varias… que la democracia no tiene arraigo, será por los nostálgicos de Franco… “y mientras el país se hace añicos…, lo más importante es ponerle letra a un himno”. Pos eso, se rompe, y el candidato sin el casco ni el arnés… El segundo pasodoble, al hedor del paraíso, de unos años a ahora… “voy notando que el gallinero no va oliendo como antes… que era la esencia de febrero… ya dejó de ser refugio para el buen aficionao… es de vergüenza que maneje el fanatismo esta fiesta… no vinieron a escucharme, que ellos son protagonistas…. Y si levanto el teatro que lo haga mi comparsa”. Aplausos, sobre todo desde arriba… ha faltao que el papafrita de “Caaaaiiiii”, que el candidato tiene en to sus casettes de carnavá, voceara ahora. Un cuplé a una máquina del teletienda que, dicen, te alarga… ‘la vida’, pero “los callos en vez de en los pies, en los güevos”; y otro con menos grasia, todavía, con shosho final, con el juego ese que te calcula la edad mental. Y efestivamente, el pupurrí, una paja mental –me dice un malage que acaba de bajá del gallinero-, oliendo con la nariz. Y por sus

‘Los bichos (fuerzas nasales)’

bujeritos salen los mocos del Manolito Santander ‘Los bichos (fuerzas nasales)’, echando el resto, y pasándose con las pistolitas de agua, ¡que estamos entre teclas, botones y cables, pishitas! Un pasodoble con temática cadista, que el Cádi no necesita ni a un Antonio ni a un Baldasano, lo que necesita es uno “que sea un hombre, que sea un hombre… como lo fue Manuel de Irigoyen”… Y en la otra letra, demostrando amor por la caña de pescá, “mi mejor amiga, y solos en las pieras… yo le cuento to mis penas…”. Ayy, si esa caña hablara… Un cuplé con una piba enfadá con el novio socialista porque siempre anda liado con el partido, pero ahora tiene delirio con Zapatero “porque el novio to las noches le come el conejo”. Y reprochan a los que hacen shistes sobre la fama de flojo del gaditano… pero lo usan como recurso del segundo cuplé. El pupurrí, ahí va… que al Santadé no lo mata el vivaporú, dicen. La actuación, mejor o peor, depende si se mira objetiva o subjetivamente, pero lo que no se puede hacé, Manolito, es acabar la actuación echando agüita con las dichosas pistolitas, que las carga el diablo… que un chorrito, hace grasia, pero a traición, no. Que esto no es un patio de colegio. Hay que saber perder… en seco, si puede ser. Las 2.24 horas. Con tres cuartas partes de foso de prensa indignao con los virus y el dishoso agüita, y secando ordenadores, cámaras y papeles, cerramos la baraja esta madrugada, la penúltima de semifinales, con la sensación de que este concurso no es serio… Candidato, no es serio. El año que viene, cubrimos el de Sevilla, mi arma.

Pídenos información sobra la PUBLICIDAD AQUÍ






Suplemento Carnaval366Días
DIARIO Bahía de Cádiz (BC) v. 1.9.

© 2004-2008 DIARIO Bahía de Cádiz

Publicidad | Critícanos

¿Quiénes somos? -- Preguntas frecuentes -- Aviso Legal --  Suscribirse -- Poner como página de inicio --  Añadir a Favoritos                      Imprimir esta página

 

 

 

Publicidad         

 

C/Profesor Antonio Ramos, 12, 3ºIZQDA - 11.100 San Fernando (CÁDIZ)
Redacción: redaccion@diariobahiadecadiz.com    Dirección: danyprensa@yahoo.es   Teléfono: 658 685 782