PORTADA

 Noticia del día

 Cádiz

 Jerez

 San Fernando

 El Puerto

 Chiclana

 Puerto Real

 Rota



 El Mundo

 Deportes

 Opinión

 Cartas al Director

 Foros

 El Derrotista

 Servicios

 El Tiempo

 Prensa/TV/Radio



 Entrevistas

 A Fondo

 Foto-Noticias

 Toros

 Bahía Cultural

 Carnaval366Días


 Suscribirse

 Patrocinadores

 Publicidad

 TIENDA BC

 OFERTAS DELL

 Quiénes somos

 Preguntas frecuentes

 Contacto Prensa

 Hemeroteca


 1ª Clasificatoria - Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008

Atracón de coplas en la jornada inaugural               del prematuro Concurso del Falla 2008

El domingo 13 de enero, con ambiente de pestiñada, ostionada y erizada previo, echaba a rodar el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008. Un concurso del Falla prematuro, y constreñido, con 20 sesiones por delante, y hasta tres cribas, la de la eterna fase clasificatoria, los cuartos de final, y la semifinal. Y el 1 de febrero, será la Gran Final. Hasta entonces quedan por delante horas y horas de cuplés, pasodobles, tangos… algunos buenos, y otros no tanto… El coro de San Fernando ‘Papelandia’ fue el encargado de levantar por primera vez el telón, en una noche en la que se salvaron, además de la comparsa de Quiñones ‘El mercado de las maravillas’, sobre todo por el grupo, ‘El último escuadrón’ y ‘La escuela de Carnaval’; y las chirigotas ‘Los de la carpa’ y la sorpresa sevillana de ‘Los chocantes’, con agradable pase, pese a los golpes y cardenales. Lo peor, la hora de finalización de la jornada, más allá de las tres de la madrugada, y con eco en el patio de butacas…

 La crónica de FATIGACÁDIZ. 13/14-01-2008

 

Día 1. Parece mentira… todavía tengo entre las teclas del portáti algún papelillo nostálgico del concurso del año pasado, y, aún tarareando los pecesenelrío y el andeandeandelamarimorena, ya me veo de nuevo embutido en el foso del Falla. Estas son las cositas de Cádi, que todavía en el intento de terminar de masticar ese trozo de turrón del duro –duro pa to sus castas- se mete de lleno en la maratón de coplas del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas 2008. Sí, el concurso del Falla, famoso en el mundo mundiá por ser una paradoja, con butacas, palcos, gallinero, reventa presuntamente perseguida, venta online shunga shunga, piropos mu mu sentidos, colaos –pero controlaos-, periódicos haciendo caja, y to esas cositas que lo hacen ser eterno, y único en su especie; un certamen para querer y a la vez odiar; un concurso que algunos nos inyectamos en vena, pero no pregunte el porqué. Vamos, que da para hacer un documental de La 2.

 

Por cuarto año consecutivo, me ha tocao –por sorteo, mira que tengo suerte…- cubrir el Concurso desde el primer minuto para DIARIO Bahía de Cádiz. Y como es costumbre, antes que nada, me reitero en varias ideas, de obligada lectura: Tengamos presente el contexto en el que se escriben estas crónicas. O sea, el ambiente distendido y relajado que se presupone para una fiesta como el Carnaval, la fiesta de la libertad, cantan muchos. Apliquémonos el cuento. Conservemos un poco de sentido del humor, y dejemos los fanatismos para cosas realmente importantes. El que suscribe estas críticas, con sus faltas de ortografía y tó –y que no firma porque es un cobarde que teme los cosquis y los pellizcos-, es un simple aficionado como tú o como él, no sabe ni entiende más que naide, ni está doctorado en tresporcuatro, ni vive en la Viña. Sólo es un fatiguita más, que eso sí, en ningún momento con sus comentarios quiere menospreciar o echar por tierra, el trabajo de nosecuántos meses de ningún grupo, ni siquiera de los de Sevilla. Palabrita. Y si en alguna apostilla, no está muy acertado, desde ya, pido disculpas.

 

Este 2008, como también es año electoral, no podía tener mejor compañero en el foso de prensa, más despejaíto que años atrás, que el candidato. En las municipales no se votó ni él, y ahora se presenta como postulante al Senado, que dicen que ahí se trabaja menos que en la Bazán. El candidato, además de aportar sus sabias y enriquecedoras acotaciones, me trae to los días el bocadillo, así que nada que discutir. Candidato, pa entro. ¿Huele a chorizo?

 

Por delante, 20 sesiones, con cuartos de final y semifinales, hasta el 1 de febrero, fecha en la que se celebrará la Gran Final. Pero hasta llegar a ese momento, quedan por delante horas y horas, pocas de sueño, y ojeras in crescendo… Todo sea por la patria.

 

Un COAC 2008 dedicado a los coros de La Isla y Puerto Real que hace 50 años participaron en el primer concurso provincial: ‘Los pajes de capa blanca’ de Pepe Requeté, y ‘Los marineros del siglo XVIII’, de Lillo Jiménez. Dos agrupaciones que tuvieron su reconocimiento minutos antes de que se estrenara el certamen de este año, con retraso, a las 20.56  horas… mal empezamos... Y a eso vamos. Por primera vez en este 2008, le damos al play. Que usté lo disfrute con salud.

 

‘PAPELANDIA’, PAPELÓN

 

Empapelados desde La Isla

Con la letra de Antonio Miranda, música de Luis Alfonso Betanzos, y 24.000 euros de presupuesto, un dinerito que da pa kilos de purpurina, aparece el coro 100% reciclable, desde San Fernando de la peña Colorín Colorao ‘Papelandia’. Y por su puesto, el alcalde de La Isla, y el Delegado de Fiestas, no faltan a la cita… “Ya solo soy disfraz… siento que ya no soy yo… esa es la pura verdad… y lo demás son papeles, papeles papeles papeles”, así lo cantan en la presentación en la que narran su experiencia vital fallera. El tipo, curioso, como hecho de papé del diario… El primer tango, de presentación ¿no?, orgullosos de cómo Cádiz “regala libertad”, sí, reuniendo los cupones de lunes a viernes. El ya mítico alcalde Fermín Salvochea sale piropeado en el segundo tango, en contraposición con los políticos de ahora, me temo… es que hay que poner mucha atención pa pillar parte de la letra… Ese gaditano de pura cepa, el Baldasano, protagoniza el primer cuplé del año, que si nos despistamos, lleva al Cádi a Primera... regioná –qué malo-; en el segundo, problemas maritales y mucha pasta para la potencia sesuá… y caen los primeros papelillos –tamaño matrimonio- de la temporada. En el estribillo piden cariñitos para con ellos: “Soy de papel, si no me cuidas, me puedo romper”… Popurrí entretenido, jugando con los distintos papeles que representan, y con el sentido profundo que tiene eso del papel que jugamos en esta vida. Repasito al almacenero, banquero, la prensa –con lección de ética periodística incluida-, el papel de la música “para mi como un beso de dios”, momento discotequero, y choricero-marbellero. “Todo fue un papel, un maldito papel… si la suerte te viene de cara…, se tu mismo no cambies por nada, y no pierdas jamás los papeles”. Grasias por el consejo. El candidato no tiene esos problemas, siempre lleva encima una grapadora.

 

‘LA ESCUELA DEL CARNAVAL’, PROGRESA ADECUADAMENTE

 

El carnaval, una asignatura ¿obligatoria?

Comparsa gomaespuma. Así se presenta este grupo de la capital, de la cantera, que reconoce que todavía le queda mucho por aprender en este mundillo, y de ahí que se hayan matriculado en ‘La escuela de carnaval’. Libreta, lápiz, y peinados chirigoteros… y la música y letra de Jonathan Pérez. Suena bien, sencillita. El primer pasodoble, metacarnavalero, que antes los grandes maestros no necesitaban ni clases de pasodobles y encima tenía que lidiar con la censura. En el segundo, un pequeño homenaje a los currantes que se juegan la vida en la obra, concretamente “… para los padres de familia… que retan al puto juego de la vida”. El candidato siempre se pone el casco. Ya se sabe, póntelo, pónselo. Los cuplés, pasables, con una compañera de clases que le llaman “lapicero”, y que saca punta que es un bastinaso; y un perro, con su chip correspondiente, pero están mosqueao, que les han timao, “que no lee ni un juego pirateo”. “Escuela aquí no me falta, pues solo con verte, chiquilla mía, me sobra y basta, me sobra y basta”, para el estribillo; mensaje que rellena el popurrí de asignaturas: Cádiz convertida en escuela de la vida, en escuela de Carnavá, y “aquí todo el mundo sabe afiná”. La última lección, de filosofía, con el tirito a los fanatismos y estrellitas por un premio de cada febrero. Ojo, que la copla “es el sentido, el origen y el final, de lo que es el carnaval…”. Sentencia comparsil.

 

‘LOS CHOCANTES’, MORATONES Y CARDENALES

 

Qué peshá de cardenales, sevillanos

Simpaticota presentación trae la chirigota sevillana ‘Los chocantes’, de muñecos quemaos y sindicalistas, de esos que meten en los coches y estampan contra los muros, con to la mala leshe. Son de “colisiones obreras”, le rezan a “sanfrenando”, y naide podrá decir que la chirigota “no tiene golpes”. Tela. Pasodoble de presentación, jugando con los golpes y derivados, mu estilo el Canijo de Carmona, me dice el candidato, siempre buscando analogías. Homenaje al preservativo, en el segundo, que “quita problemas y te saca de apuros…, en la cartera siempre llevo uno, pero mejor no mirar la facha de caducidad”; letra que acaba dando un cosqui a “esas personas que censuran libertades”, que por supuesto hay que frenar. Aquí hay nivelillo, ehh. En los cuplés entresacan su ruina, que “na más que voy al banco para comerme los caramelos”, que “estoy pasando más hambre que el tamagochi de un niño sordo” –jaja, un buen punto-, y al final el diagnóstico: tienen anemia en la solitaria –fuuu-. En el otro cuplé, con tanto golpes, tiene guasa que les haya tocao cantar el día de la “ostioná”. No se libran. “Pompompom, los muertos del hormigón”, el lema de sus manifestaciones, y del estribillo. En el popurrí, bien acompañado con músicas que animan al respetable, hay repasito a los poblemas con los porrazos de estos chocantes y “a las pruebas de un Toledo, mare, le tengo miedo…”. Muy interesante chirigota esta con letra de Francisco Javier Ramos, música de José Antonio Gobea, y una peshá de cardenales, sospecho. El candidato sólo le ve un pero, que no lo va a decir, porque, como todo politiquillo que se precie, se calla la mayoría de las cosas. Mejón.

 

‘LAS AFORTUNADAS’, A CANARIAS PASANDO POR ÚBEDA

 

Pasión por Canarias

Nos vamos a Canarias, de mano de la comparsa de Úbeda ‘Las afortunadas’ del tándem Rafael Garzón y Jesús Ruiz. Con sus instrumentos típicos y trajes de allá, de las islas, “siete carabelas ancladas por febrero”, una tierra de “eterna primavera”. Agrupación patrocinada por el Patronato de Turismo canario. El primer pasodoble les sirve de re-presentación, y ya avisan que sí, Canarias es mu bonita, pero más lo es su tierra, Úbeda, que “es el cielo que a la tierra se cayó”. Estamos todos invitados a darnos una vueltecita. La subvención de esta letra, es ya del Patronato jienense. Cádiz y Canarias “las dos novias del mar”, aparecen en el segundo pasodoble. Música y voces van por delante de la letra. En los cuplés, la reciente navidad, que si no cantan bien, es que todavía tienen en el gaznate los polvorones; y una concursante de granhermano, Amor, que “no tenía vagina ni ovarios, sino el típico plátano canario”. No entrarían en un libro de antologías de cuplés, ni buenos ni malos. Popurrí laudatorio hacia Canarias, y empeñados en acercar las islas a Andalucía. Por cierto, desde el Teíde “se ve la cabeza de Manolo Chaves”, dicen... Alardean de voces. Pero el candidato se ha quedao iguá. Contenido, cero.

 

‘LOS DE LA CARPA’, PAPÁ LLEVAME AL CIRCOL

 

Un circo de los 20 duros

El circo, pero algo más shungueta que el de Quiñones, es este de la chirigota gaditana de ‘Los de la carpa’, “vení, entrá, son 30 euros na má”. Presentados todos, hasta el lanzacushillos con miopía, comienza la función, con música y letra de la agrupación y José Juan Pastrana. Las siete maravillas de Cádiz se recogen en el primer pasodoble: el Cádi desde fondo sur, el campodelsú, una recogida del Nazareno, una vista de la Caleta, la grasia y el arte, la gaditana, y como séptima, “la que me ha parío a mi…, mi mare”. Para el otro pasodoble queda el circo de las elecciones, “de nuevo se ha montao el circo, como cada cuatro años, en un solar de mentiras y engaños… y de derecha a izquierda lanzan puñales…”, que nos engañan, después no son más que payasos. Cantan verdades, pero quizá el tratamiento está un poco manido. Cuplesillos interesantes. En el primero, la Teófila que “está quitando las tradiciones” con eso de poner el pasado verano las barbacoas del trofeo entresemana, que la amenazan con pasarla por la parrilla, pero… “to pitraco”, pisha. Más asunto culinario en la segunda letra, que en Cádi “ya no se come papaconchoco”, con eso del nuevo restaurante japonés, ahora lo fashion es comé shushi, pero ellos llevan ya diez años comiendo crudo el mismo lenguao, de su novia, la susi. Y de estribillo, seguimos por la misma línea, “pa show show bueno, el de tu hermana, me vuelve loco”. El león haciendo el punteao abre un popurrí con sus puntillos, entretenido. Y “los calcetines de raqueta se están perdiendo y es una pena”. Candidato, te veo de hombrebala, no sé…

 

‘EL MERCADO DE LAS MARAVILLAS’, PIOJITO CON LENTEJUELAS

 

Cádiz, bueno bonito barato

“Déjame soñar”. Así entra una de las esperadas de la noche, la comparsa ‘El Mercado de las maravillas’, con letra de Joaquín Quiñones y música de Manuel Sánchez Alba, el Noly. Mercaderes de sueños, de sueños gaditanos: “La mercancía que traigo no tiene precio, no te la vendo, yo te la doy”. El tipo… de comerciales, pero de fantasía, y cantando de categoría. En el primer pasodoble reivindican su amor por Cádiz, y por ello “nadie me tiene que decir… que no te cante, que no te cante”. Y le cantan, vaya si le canta. Amor al cubo. “En la esquina de mi barrio el Mentidero, ya está mi virgen del Carmen coronada…”, dispuesta a ser venerada… pero a la virgen de la mar quieren preguntarle dónde estaba “cuando un barco de Barbate… lo tumbó los temporales”…Ella luce corona de oro, y esas aguas coronas de flores. El candidato, siendo poco original, dice eso de pasodoble con sello de la casa, quiñonesco. En los cuplés, hay un viaje a Puntacana con la parienta, pero previendo tornados, “en vez de pulsera que nos ponga unos manguitos”; en el otro, se estrena el “porqué no te callas” del Rey, jartito de escuchar a la infanta mediodivorciada –iba a poner mediofea, pero el candidato me lo ha borrao-, suspirando por otro novio. De estribillo, “qué importa lo que yo venda chiquilla…, si lo que es una maravilla… es verte… to los días pasar”. Ejerciendo de mercaderes en el popurrí, te venden una ciudad trimilenaria, un carnaval incomparable, y unas vistas de lujo. Como buenos vendedores, todo bonito, todo precioso, en Cádi no hay ni un bache. Las formas disimulan un contenido cortito cortito. El candidato se ha puesto a tararear ‘la milagrosa’, no sé porqué. Buenos días…Pese a todo, gran aplauso final y cierta levantada general… a por el bocata de chorizo.

 

‘LOS DE LA CALLE’, ODA A LA BOTELLA

 

Bebiendo para no recordar...

Con el Teatro más vacío que lleno, entona la presentación la comparsa portuense ‘Los de la calle’, con letra de Raúl Villanueva y música de Jesús Monje. Vagabundos aferrados a la botella, en “un mundo donde es más fácil soñar que olvidar, y donde el recuerdo me hunde un poco más”. Su única verdad, que “yo bebo pa olvidar…quiero beberme tus vientos, quiero brindar por tus calles, y darle un trago a febrero”, dicen en la presentación. Lo que no cuentan es de qué oscuro pasado no pueden salir, me dejan intrigaos. Primer pasodoble, de homenaje, a la vuelta del Diego Caraballo, “que se levante El Puerto que ha vuelto uno de sus maestros… volvió el del 4 de diciembre, volvió don Diego, maestro por siempre”. Música pausada, no pueden negar que no es del Monje. Segunda letra, al carnavalero que no puede dejar sus ensayos, su febrero…, pero tampoco a su parienta y sus niños, y encima le critican si no sale. No desentona, bien cantadita, pero falta algo… En el primer cuplé dan unos tiritos a vascos y catalanes; en el segundo, un problema con un niño feo, que en vez de una subvención, lo multan. Me chivan que hay cierto aire a las ‘ruinas romanas’ en el ambiente. Puede ser. “A ver si nos olvidamos de las penas penitas pena, y nos bebemos otra botella”, la solución fácil en el estribillo. “Yo no bebo para olvidar, bebo pa no recordar”, base de un popurrí donde la botella es fiel compañera, aparece en todas las cuartetas. No es muy recomendable llevar la cinta de esta comparsa a una reunión de alcohólicosanónimos. Candidato, un borracho nunca miente. Tu no pasas de la pepsicola, ya sé. Oye, ¿no te suena esto al borracho de ‘El principito’? –es un libro no una chirigota sobre el marío de la Leti-.

 

‘LA ÚLTIMA CENA’, SIN MARISCO

 

Comida familiar y navideña

No, nada de cena bíblica, más bien una cena navideña es el pretexto de la chirigota de Cádi ‘La última cena’, con letra y música de Francisco Moreno y Daniel Puyana. El tipo, surtidito, como las cajas de galletas, lo que da con 2.500 euros de presupuesto. Un piropillo a Cádiz, en el primer pasodoble. Ve sumando candidato. Y en el segundo hay cierta crítica política municipal, pero se ve que tienen los datos un poco ajín, aunque supongo que será por la rima, que ocho años y dos legislaturas, riman mejón que doce años y tres legislatura. Vamos, que “miro el panorama y pienso… que estamos aviaos…”. Cupletillo sobre los personajes que meten en el granhermano; y sobre la fama que tiene el juancarlo –que no, el Rey no- de cambiar casi de grupo cada año. Malos. Deseos de año nuevo en el estribillo: dejar a la mujé. Po vale. Las horas van haciendo mella, shiquilla. El candidato ya ha empezao a bostezar. Por cierto, a los señores de las cámaras del ondacádi hay que decirles que ya bastante porculera es la grúa como para que ahora se pasee como pedroporsucasa el otro cámara por el escenario, como un figurante más. Ah, eso, el popurrí, hasta con uvas y to. Y brindando se quedan mientras baja el telón.

 

‘EL SOMBRERO LOCO’, SIN ALICIA

 

Locura cordobesa

La hora del té, en el país de las maravillas. Córdoba se cuela este año en el Falla, por primera vez, con la comparsa ‘El sombrero loco’, con música y letra de José Miguel Ibáñez, Carlos Fernández, y Francisco A. Rodríguez. Unos locos, con gran sombrero, atrapados en una hora fija, la hora del té, como en el cuento de Lewis Carrol. Locos sonrientes y cuentistas, me da. Eso indican en el primer pasodoble. En el segundo sale el sentimiento localista, aprendido de Cádi: “Cádiz es así, un pueblo que canta a su pueblo, y así lo aprendí”, y aplican sus conocimientos, dedicándole la letra a su Córdoba. Piropo doble. Dosporuno, candidato, como en el pryca. Magiaborrás en el primer cuplé, aunque el conejo que sacan es el de la vecina del cuarto… y en el segundo entierran a la suegra de un amigo, pero no hables mu alto, que tiene el sueño mu ligero. Buscando el país de las maravillas, en el estribillo, y por supuesto, “aquí lo encuentro, en tu ciudad”. Así, lo pueden cantar también en Pozoblanco, y en Rute. Invitados al té quedamos en un popurrí, un poco estilo nana. Y sin sobresaltos, acaba el cuento, aunque con lo que queda de público algo revoltoso. Grupo bien afinaíto. Eso sí, al té le falta azúcar, me escribe el candidato metiéndome los dedos en el teclado. Quita quita… No sé, yo es que soy más de colacado.

 

‘CHICLANA PUEDE ESPERAR’, PIBITOS CON CANAS

 

La veteranía, en chandal

La chirigota de Cádiz, de veteranos veteranos, ‘Chiclana puede esperar’, con letra de Manuel Valero y Juan Rivero, y música de José Castellón, este año presenta un tipo rejuvenecido. Han rebuscao en el armario de los nietos más que en el baúl de Karina. Por cierto, nota aclaratoria para madrileños un poco perdíos: el cementerio de Cádi está en Chiclana, de ahí la grasia, eh. El gusanillo de volver al Falla, año tras año, en el primer pasodoble, que “pa faltá a tu cita, me tendrían que mataaar”. Y es que “el cantarte cada año te juro que me da vida… No me lo explico, Cádi me tienes como un niño chico”. La segunda letra, para el barrio de la Viña. En un cuplé narran que casi se quedan sin venir al Falla, y no por dolores ni ná, “lo que pasa es que a esta hora no me dejaba venir mi mare”. Aro. En el otro, lo difícil que es encontrá un dentista –y su placa- en Cádiz, con tantas de homenajes y dedicatorias. El popurrí, cani total. Que hasta creían que tenían un pircing ahí abajo, pero que va, eran piedras en el riñón. Partiendo bragas en la Punta y fumando cigarritos de la risa. Y escorados a la derecha… del escenario.

 

‘EL ÚLTIMO ESCUADRÓN’, EN DEFENSA DEL PENDÓN

 

Defendiendo una Cádiz en ruinas

“Yo soy tu guerrero”. Vaya, con fuerza entra la comparsa de Cádiz ‘El último escuadrón’, con letra y música de Jose Antonio Cheza, y un poco también de Miguel Ángel García. Tipo soldadesco-gadita, con túnicas color nazareno, morado pendón de Cádiz como capa, y un forillo con las Puertas de Tierra medio derruidas. Los últimos defensores de la Tacita, a escena. En el primer pasodoble, un mensaje a navegantes: “Aquí hay que luchar, que no nos llamen cobardes, que no nos quiten nuestra dignidad”, que “Cádiz está desnudita y sin espada, con la única armadura que es su gente”. Vamos, que no se puede contar con los politiquillos, “son tu gente tus verdaderos guerreros, tus hijos el ejercito más bravo”. El gaditano llamado a filas en defensa de su ciudad. En el segundo pasodoble, arremeten contra el padre que maltrata a sus niños, y dicen cosas preciosas como que “tener un hijo es como renacer de tu propias cenizas… es como renacer, escuchando su risa…”. Que dan ganas de ponerse manos a la obra, que además el Zapatero regala 2.500 euros. En los cuplés, problemas con las relaciones por el chat, que cuando quedaron con Carmen y le vieron la cara, llamaron a Ono pa darse de baja; y un mega banco nuevo, pa ná, porque al final como en todos, sólo funciona una ventanilla. Faltos de cariños en el estribillo, que hace ya tela de tiempo que no ven a la novia, “que sepa el enemigo que si es pa verte me rendiría”. En el popurrí, Cádiz de murallas y baluartes se dibuja indefensa, y de nuevo se insta al gaditano a defender lo suyo, “que nunca te roben la libertad”. Interesante comparsa. El candidato hace así con la cabeza…

 

‘PUNTO DE VENTA MÓVIL ORANGÉ’, UN KILO DE MONDARINAS

 

Los niños de las mondarinas, mal retratados

Y para rematar una intensa jornada inaugural, la chirigota de Puerto Real ‘Punto de venta móvi orangé’, en la curva de la carretera de Medina, que el niño de las mondarinas te vende de tó. Aprovecha, hoy estamos que lo tiramos, entre la comparsa del Quiñones y ahora estos. Como se nota que vivimos en una sociedad de consumo. To quisqui nos quiere vender algo. El candidato me tuerce el pescuezo y veo que quedan en el teatro apenas medio centenar de valientes, insomnes. Tiene tela. Fermín Coto y David Madera firman letra y música de estos catetos vendedores de oranges. Y como venden naranja, pues ala, el Falla convertido en su media naranja. Si es que el Falla se lo traga tó… Eso en el primer pasodoble. En el segundo, un piropillo al puente Carranza. Los gorriones -¿?- de Cádi, para el primer cuplé; y en el segundo, una noche en la Punta y ahí estaba la Teo. No he dicho na del tipo, pero es que no hay ganas… y el popurrí… yo es que no soy mucho de fruta, quizá un yugú, pero sin trocitos, uno danone de fresa. Y a la cama…. Quién pudiera. Las 3.08 horas. Sí, pone las 3.08 horas. Y se acabó por hoy. El candidato me resopla, mientras se pone el pijamita, que estas horas, estos atracones, no le hacen nada bien al concurso… Pos no. Mañana más. Si dije algo que no debía, perdonen las molestias.

Pídenos información sobra la PUBLICIDAD AQUÍ






Suplemento Carnaval366Días
DIARIO Bahía de Cádiz (BC) v. 1.9.

© 2004-2008 DIARIO Bahía de Cádiz

Publicidad | Critícanos

¿Quiénes somos? -- Preguntas frecuentes -- Aviso Legal --  Suscribirse -- Poner como página de inicio --  Añadir a Favoritos                      Imprimir esta página

 

 

 

Publicidad         

 

C/Profesor Antonio Ramos, 12, 3ºIZQDA - 11.100 San Fernando (CÁDIZ)
Redacción: redaccion@diariobahiadecadiz.com    Dirección: danyprensa@yahoo.es   Teléfono: 658 685 782