DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Desahuciada” la cigüeña de la Iglesia del Carmen de La Isla

Tras las últimas obras de adecentamiento, ha desaparecido de la Iglesia del Carmen de San Fernando el histórico nido para cigüeñas, quedándose este ejemplar “completamente desahuciado, sin saber muy bien qué hacer”. Al respecto, Agaden ha pedido ya explicaciones a la Junta y al Ayuntamiento por su retirada. “Es importante conservar los valores culturales como naturales de nuestras ciudades”, se reflexiona.

Ha desaparecido de la Iglesia del Carmen de San Fernando el histórico nido para cigüeñas, quedándose este ejemplar “completamente desahuciado, sin saber muy bien qué hacer”. Al respecto, Agaden-Ecologistas en Acción ha pedido ya explicaciones a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento por su retirada.

Las obras de pintura del templo se han acompañado además con la instalación de pinchos disuasorios a lo largo de todas las cornisas y torres, para evitar el que se pose la avifauna existente en las inmediaciones, así como para impedir que la cigüeña que estaba en una de las torres junto al campanario, ocupe de nuevo “su hogar”.

En un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, este colectivo relata que ha podido constatar por el seguimiento realizado en estos días, que dicha cigüeña “viene de vez en cuando y se queda posada encima de una pequeña torre que existe en el edificio, sin permanecer largo tiempo; sin saber muy bien qué hacer”.

De este modo, Agaden demanda información de esta acción tanto al departamento de Biodiversidad de la Junta, administración encargada de velar y dar autorización a la retirada (“siempre por causas de peligro de derrumbe”), como al Consistorio isleño, a la concejalía de Desarrollo Sostenible, sobre si existe autorización para la retirada del nido, y un informe técnico que avale esta retirada e imposibilita la colocación de una estructura para salvar el nido, “el cual está presente desde hace más de 40 años”.

“La solución aparente aportada ha sido la retirada del mismo y reubicación encima de una estructura detrás del campanario, contra la pared, haciendo completamente inviable su uso por parte de esta ave”, se añade.

Este colectivo conservacionista gaditano recuerda que la retirada de nidos sólo se puede autorizar “de forma justificada”, después de haber cumplido una serie de criterios estrictos y únicamente si no existe una alternativa satisfactoria. En este caso, “se podría perfectamente haber aligerado el peso del mismo (si la excusa era el peligro de caída) con la retirada de algunas capas de material, así como haber colocado una estructura a modo de sustento para evitar la caída parcial, tal y como sucedió en la primavera pasada”.

De la misma forma, los ecologistas reflexionan que “es igualmente importante conservar los valores culturales como naturales de nuestras ciudades”, y así la restauración, mantenimiento o recuperación de edificios emblemáticos “debe ir a la par de la conservación de los huecos/nidos, etc. de la fauna existente”.

Los comentarios están cerrados.