DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Comerciantes y hosteleros de La Isla “agonizan” por la pandemia; Asinthur convoca una protesta para visibilizar “el duelo del sector”

Comerciantes y hosteleros de San Fernando no pueden más, después de meses de restricciones horarias y de aforo, y de cierres, como el que padecen desde principios de febrero por la alta incidencia de la pandemia en la localidad. Ambos reclaman ya “ayudas económicas directas”, a través de sus colectivos Acosafe y Asinthur. Este último ha dado un paso más, y ha convocado una manifestación el domingo 21 para “dar visibilidad a la preocupante situación que afrontamos”.

San Fernando cumple su tercera semana con la actividad esencial (la mayor parte del comercio y la hostelería) clausurada, cumpliendo las restricciones decretadas por la Junta de Andalucía para tratar de frenar el descontrol de los contagios de coronavirus tras las navidades, al haber superado la localidad una tasa de incidencia de 1.000 positivos por cada cien mil habitantes en los últimos 14 días. Tasa que tras rondar un pico cercano a los 1.600 casos, ha ido al fin bajando poco a poco; se prevé que durante los próximos días se vaya alejando de ese fatídico índice y a partir del sábado 20 puedan subir la baraja hosteleros y comerciantes.

Pese a que ya se ve algo de luz, la Asociación Isleña de Hostelería y Turismo (Asihtur) ha decidido convocar una protesta el domingo 21 de febrero. Una manifestación por el centro de la ciudad para “dar visibilidad a la preocupante situación que afrontamos”.

El presidente de Asihtur, Antonio V. Paéz, detalla en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que esta movilización, que ya cuenta con los pertinentes permisos oficiales, dará inicio a las 11 horas en la plaza de la Iglesia y contempla una serie de actividades en torno a la calle Real. Entre estas, una performance y diversas acciones “para visibilizar el duelo del sector ante esta insostenible situación” y la lectura de una serie de manifiestos vinculados a la hostelería, a sectores relacionados y al turismo, tales como el ocio nocturno, la cultura y al comercio.

La participación está abierta a toda persona o colectivo cercano a la hostelería isleña y a los sectores vinculados a la misma. Del mismo modo, se formulará invitación formal al Ayuntamiento y a los partidos políticos.

Con la protesta se persiguen tres objetivos: evidenciar la “complicada realidad” que afecta a este sector, “que tras largos meses de restricciones horarias y de aforo y de cierres parciales deja a muchos profesionales en una situación económica extremadamente vulnerable”.

En segundo lugar, se busca subrayar “la urgente necesidad de que todas las administraciones den luz verde a ayudas económicas directas al sector, ya que muchos hosteleros no pueden seguir afrontando los gastos fijos y los alquileres de sus locales mientras sus ingresos se vean interrumpidos o reducidos drásticamente”.

Y por último, esta convocatoria pretende denunciar el “doble rasero” que se le ha aplicado a la hostelería a la hora de aplicar todo tipo de medidas con respecto a otros sectores y la “injusta estigmatización” que han sufrido los hosteleros “a pesar de su compromiso con la prevención del Covid-19 y el estricto cumplimiento por su parte de los protocolos vigentes”.

En este sentido, los convocantes subrayan que esta manifestación del domingo 21 “cumplirá de forma estricta los protocolos higiénico-sanitarios y las distancias de seguridad vigentes”.

“EL COMERCIO ISLEÑO AGONIZA”

Por su lado, la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe) ya lanzaba días atrás su particular SOS, haciendo un llamamiento a todas las administraciones “ante la grave e inaguantable situación que atraviesa en estos momentos el comercio y la hostelería, con la prohibición de apertura de locales al público de toda actividad no esencial, los cajones de los autónomos y empresarios vacíos, sin la posibilidad de abrir sus barajas pasan los días y el callejón oscuro no tiene salida”.

Al respecto, Acosafe solicita también ayudas directas al tejido comercial, indemnizaciones o compensaciones, “como han realizado otros países de la Unión Europea, a todo autónomo o empresario que haya sido limitado su horario o se le haya impuesto el cierre del mismo”. Y entiende que el Gobierno central “debe plantearse con extremada urgencia un rescate para el comercio y la hostelería”. En paralelo, se hace notar que nueve meses después el Ayuntamiento todavía no ha abonado a todos los beneficiarios sus vendidas ayudas “de no más de 1.000 euros”.

“Es triste ver tus calles con barajas bajadas, el comercio da vida a la ciudad, activa la economía, atrae al turismo, es motor de empleo, por ello hacemos un llamamiento por un lado a la ciudadanía para que compre en los comercios locales no a las grandes plataformas que son las únicas que están sacando partido de todo esto, mientras nuestra ciudad se va muriendo lentamente. Y por otro lado a todas las administraciones correspondientes para que agilicen los trámites de las ayudas y se planteen otras medidas de ayudas directas que serían un pulmón de oxigeno en estos momentos tan complicados”, remarca esta asociación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.