DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Mira Juanma, en la Bahía y en Andalucía los puestos de trabajo se pelean y se defienden, uno a uno si hace falta, con uñas y con dientes”

Indignación han provocado las palabras del presidente de la Junta durante su reciente visita a Cádiz, dando por hecho el cierre de la planta de Airbus Puerto Real. El PP provincial ya ha salido en su defensa considerando que se están tergiversando sus manifestaciones. “Andalucía no se merece a unos gobernantes que la quieran tan poco, que la defiendan tan poco”, ha lamentado el alcalde de la capital. Y la de Puerto Real se pregunta “quién es para decir que está convencido de que la factoría se va a cerrar”. Desde Adelante se le reprocha que “lloriquee por la patronal hostelera pero al parecer los trabajadores, la Andalucía obrera no merecen ni una lágrima de este mayordomo de los ricos”. IU aprovecha para instar también al Gobierno central a “tomar cartas en el asunto”.

Indignación y algo más han provocado las palabras del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, durante su visita del miércoles al Puerto de Cádiz, dando por hecho el cerrojazo de la planta de Airbus Puerto Real (la plantilla, tras la Semana Santa ha retomado sus movilizaciones), sin que la empresa lo haya confirmado y mientras la Ministra de Industria trataba de descartarlo hace unos días en una reunión con la alcaldesa puertorrealeña.

“Estamos en contra de cualquier cierre que suponga la destrucción de empleo en Andalucía. Es verdad que la empresa nos ha explicado las razones que motivan ese cierre. Nosotros lo que hemos pedido es que sea dialogado al objeto de que tenga el menor impacto posible en términos laborales”, afirmaba el también líder del PP andaluz.

Ante ello, entre otros, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, ha lamentado la “desafortunada intervención” del presidente andaluz. “Con unas declaraciones absolutamente injustificables, Moreno Bonilla y el Gobierno de derechas de la Junta han dejado muy claro lo que son: los enterradores de la Bahía de Cádiz, los enterradores de los intereses de los gaditanos y de los andaluces, son los perritos falderos de los intereses económicos de una empresa que ha recibido millones de euros de dinero público por parte del Gobierno español y que tiene participación estatal”, ha mantenido el primer edil de Adelante.

Asimismo, ha cuestionado que actual Gobierno andaluz de PP y Cs con el aliento de la ultraderecha pretenda hacer lo mismo que el anterior del PSOE hizo con Delphi: “nada. No van a hacer nada. Vacío y silencio. Y Andalucía no se merece a unos gobernantes que la quieran tan poco, que la defiendan tan poco”.

En su opinión del alcalde gaditano, Moreno Bonilla debería “estar partiéndose la cara en el Gobierno central para que aumente su presencia en el consejo de administración de la multinacional. Si España pintase más en el consejo, igual que Francia o Alemania, estoy convencido de que los trabajadores de Puerto Real no tendrían que pagar el pato de los balances económicos de una empresa que con unos beneficios multimillonarios y con un enorme montante de capital público pretende echar el cerrojo a una fábrica de la Bahía con sus trabajadores dentro, con lo que eso supone para cientos de familias”. “Es inadmisible, incluso para pedir la dimisión”, ha considerado.

Por todo ello, ha exigido al presidente autonómico que “se quite el uniforme de siervo, que Andalucía no es tierra de siervos sino de hombres y mujeres libres”, y “se ponga el mono de trabajo para que en Cádiz tengamos actividad industrial, ya está bien de que nos condenen década tras década a un futuro que no queremos, que no nos merecemos”.

Y asimismo, ha reclamado al Gobierno de España de PSOE y Unidas Podemos que la SEPI “se ponga a trabajar para poner en marcha, de una vez, un nuevo modelo productivo en Andalucía, un nuevo modelo de planificación de la producción para que el único futuro que tengan nuestros niños no sea la hostelería, por muy honrosa que sea esa profesión. Pero queremos más. Queremos un futuro industrial, un futuro sostenible”.

González Santos considera que “lo bueno” de la visita institucional del presidente de Andalucía a la capital gaditana –sin invitarle- es que “se han destapado las cartas y cada uno ha dejado claro con quién está”. Moreno Bonilla “está con los intereses de la patronal”, mientras que el equipo de Gobierno gaditano “está con los trabajadores del sector aeronáutico de la Bahía, por su futuro que es el nuestro, el de todos los gaditanos”.

El concejal de Fomento y Empleo, Carlos Paradas, acompañando al alcalde en estas declaraciones, ha reforzado sus palabras y ha lamentado que el presidente andaluz se haya convertido en portavoz de Airbus; “el fin de la empresa privada es generar beneficios y ganar dinero, pero es una autentica contradicción y un mal uso del cargo institucional utilizar el cargo de presidente para ser portavoz de una empresa y anunciar el cierre. Ya Airbus no tiene que anunciar nada, sino que ya lo hace el presidente del Gobierno andaluz. Sinceramente me parece aberrante”.

“QUIÉN ES PARA DECIR QUE LA FACTORÍA SE VA A CERRAR”, SE PREGUNTA AMAYA

De la misma forma, la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, “helada” por el posicionamiento del presidente de la Junta, considera lamentable “no abogar por la defensa del trabajo en Cádiz”. “Una vez más la Junta de Andalucía del PP y Cs le da la espalda a Puerto Real en vez de luchar codo con codo por los puestos de trabajo directos e indirectos; utiliza una situación, que es muy delicada, con los trabajadores que están tratando de que exista una alternativa y de que no se cierre la planta de Airbus, y Moreno Bonilla únicamente lo usa para obtener réditos políticos, que no va a obtener en Puerto Real porque ya lo tenemos calado”, añade la primera edil socialista.

Así, desde el PSOE de la Villa se preguntan “quién es” el líder del PP regional para decir que está convencido de que la factoría se va a cerrar, “mostrando una falta de respeto absoluto a las instituciones que sí estamos peleando por salvaguardar la planta y los puestos de trabajo que esta crea de manera directa e indirecta”. “Más valdría que el presidente de la Junta se pusiera a trabajar del lado de la ciudadanía, y del Ayuntamiento, para que el anuncio de cierre no se lleve a efecto, por que el daño no es solo para la Bahía de Cádiz, si no para el conjunto de Andalucía”, agrega.

“Si el Gobierno de España está poniendo de su parte, sindicatos y otras administraciones estamos yendo a una, de la mano con trabajadores, ¿Por qué Bonilla va por libre dejando abandonados a las familias que dependen de esos puestos de trabajo que venimos otros defendiendo desde hace meses? Que no quepa la menor duda de que el Ayuntamiento y los socialistas seguiremos defendiendo con uñas y dientes, del lado de los trabajadores la planta y sus puestos de trabajo”, sentencia la alcaldesa.

“ES UN PUSILÁNIME, UN COBARDE, UN ‘RECAERO’”

“Tenemos a un presidente que prometió 600.000 puestos de trabajo y que es el ‘enterraó’ de la industria en Andalucía. Juanma Moreno pasa olímpicamente de los trabajadores de Abengoa, de los que echaron a la calle en LTK o en Holcim, de los de Alestis o Intecair. Para el PP en Andalucía sólo servimos para poner cafés y copas a los turistas por eso no mueven ni un dedo por el futuro de la industria en Andalucía”, ha reflexionado en sus redes sociales, por su lado, Teresa Rodríguez, parlamentaria andaluza actualmente en el grupo de los no adscritos.

Entiende la roteña que “tenemos un presidente al que se le pone cara de pazguato frente a la gran patronal, que es un pusilánime, un cobarde, un ‘recaero’. Lo recordamos lloriqueando por la patronal hostelera pero al parecer los trabajadores, la Andalucía obrera no merecen ni una lágrima de este mayordomo de los ricos”.

“Mira Juanma, en la Bahía de Cádiz y en Andalucía los puestos de trabajo se pelean y se defienden, uno a uno si hace falta, con uñas y con dientes”, le espeta Rodríguez, que también tiene un recadito para el resto de partidos en el Parlamento autonómico: “os mandamos una declaración institucional para dar apoyo a la plantilla y ni siquiera respondisteis, ni el PSOE, ni Cs, ni Vox, ni Unidas Podemos; ignorarnos a nosotras pero dad la cara a la plantilla”.

“Los diputados de Adelante Andalucía –sentencia la parlamentaria gaditana- vamos a estar con las plantillas y con las organizaciones sindicales que han conseguido cosechar la solidaridad de todas las plantas de Airbus de España mientras Juanma se hacía la manicura. Nos negamos a que la única fábrica de Airbus que cierre sea precisamente la de Puerto Real, en la zona más castigada por el desempleo estructural y la pobreza, y que lo haga una empresa que tienen beneficios millonarios y que ha recibido millones en subvenciones y facilidades públicas de todo tipo para el desarrollo de su actividad incluyendo una parte de participación pública del Estado que este Gobierno progresista debería estar haciendo valer como gato panza arriba. Estaremos con ellos en todas las movilizaciones. Nos jugamos la emigración y la dignidad de nuestros hijos. Esa es la dimensión de esta pelea”.

Además, otro de los diputados no adscritos, José Ignacio García, ha anunciado que llevarán al Parlamento este asunto para que exigir al Gobierno andaluz “que pelee por la continuidad de la planta”. Además, ha exigido al Gobierno central que “se imponga en el Consorcio de Airbus y paralice el cierre”, incidiendo al PSOE y a Unidas Podemos que “serán responsables de cientos de despidos si lo permiten”. En este punto, García lamenta que “los diputados andaluces de uno y otro partido en el Congreso, estén callados, asistiendo a esta traición”.

“EL GOBIERNO CENTRAL TAMBIÉN DEBE TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO”

De la misma forma, la dirección provincial de IU Cádiz considera “muy graves” las declaraciones del presidente Moreno Bonilla, “asume como algo ya hecho el cierre de la factoría, cuando ni la propia ministra de Industria dio por sentada esta posibilidad en su visita reciente a la provincia, ni la propia dirección de la empresa ha anunciado oficialmente esta decisión”.

El coordinador provincial izquierdista, Fernando Macías, afirma que su actitud “no se corresponde con la que debe tener el presidente de una comunidad autónoma, que debería estar luchando por que la multinacional cambie de idea y opte por otro tipo de reestructuración, que pase por ejemplo por el reparto de las cargas de trabajo entre las factorías. No nos parece que lo más adecuado de un gobierno autonómico sea decir que entiende las razones para justificar el cierre de una multinacional que sólo el año pasado, en año de plena pandemia, tuvo unos ingresos consolidados de 49.900 millones de euros, según publicó la propia compañía”.

Macías asevera que “la Junta tiene que dar marcha atrás en su postura, debe luchar por el empleo, tiene que invertir en la industria gaditana y tiene que exigir a Airbus que saque a Puerto Real de los planes de cierre”. De igual forma, insta al Gobierno central a “tomar cartas en el asunto”, ya que entiende que “de alguna manera tendrá que responder Airbus al aporte de fondos públicos que se le hizo desde el Gobierno el pasado mes de febrero”.

EL PP GADITANO ACUSA A LOS DEMÁS DE “TERGIVERSAR”

“Es la empresa la que ha manifestado en numerosas ocasiones sus intenciones de cierre de la planta de Puerto Real, tanto públicamente como a los trabajadores y diferentes administraciones y, ante eso el presidente de la Junta y todo el Gobierno andaluz siempre se ha mostrado contrario al cierre y ha pedido diálogo y negociación para que las medidas que decidan adoptar no tengan impacto laboral”: con estas palabras tratan de matizar desde el PP provincial las palabras de Moreno Bonilla, apostillando que “en ningún momento se ha anunciado ni asumido ningún cierre”.

Son afirmaciones en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz de la diputada popular en el Congreso, Mª José García Pelayo, que rechaza lo que llama “el oportunismo y falta de altura política de quienes en lugar de estar trabajando y dando la cara por los trabajadores aprovechen para tergiversar y atacar al Gobierno de Andalucía”. “Aquí el objetivo no es otro que defender una actividad industrial estratégica y prioritaria para Cádiz, Andalucía y España y se equivocan quienes quieren hacer de ello un arma de confrontación partidista”, añade la política jerezana.

Para esta formación de derechas, es el Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos “quien tiene en su mano presionar a la empresa, de la que además forma parte (a través de la SEPI), para que cese en sus pretensiones de poner fin a la actividad en la planta gaditana” por lo que pide a los socialistas “no tirar la toalla y evitar que esa intención de cierre llegue a ser una realidad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.