DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Policía Local ha impuesto cerca de 1.600 multas en Jerez desde marzo por incumplir las diferentes normativas anti-coronavirus

La Policía Local de Jerez ha llevado a cabo desde marzo y hasta hoy 1.580 denuncias por infracciones relacionadas con el estado de alarma y normativas posteriores frente a la pandemia del coronavirus. Además, en este mismo contexto, ha sumado 342 detenciones. Los números se han dado a conocer durante la celebración de la Mesa Técnica de Seguridad, donde se ha puesto en valor la labor “coordinada y eficaz” de los cuerpos policiales y la colaboración de vecinos y comerciantes,

La Policía Local de Jerez ha llevado a cabo desde el pasado marzo y hasta la fecha actual 1.580 denuncias por infracciones relacionadas con el estado de alarma y normativas posteriores frente a la pandemia del coronavirus (no llevar mascarilla o incumplimientos varios en establecimientos y locales). Además, en este mismo contexto, ha sumado un total de 342 detenciones, 151 denuncias por ejercer la mendicidad y 46 actuaciones por venta ambulante.

Estos números se han dado a conocer este lunes durante la celebración de la Mesa Técnica de Seguridad donde además se han valorado algunos de los refuerzos y dispositivos especiales de vigilancia puestos en marcha tanto en barriadas (como es el caso de Icovesa), o en zonas con mayor aglomeración de jóvenes durante los fines de semana.

A la reunión han asistido mandos de la Policía Local y de la Policía Nacional, representantes de las federaciones de Asociaciones de Vecinos Solidaridad y La Plazoleta 2.0, y de las asociaciones de comerciantes Acoje y Adecosur.

Durante la misma, el concejal de Movilidad y Seguridad, Rubén Pérez, ha agradecido el trabajo “eficaz y coordinado” que realizan ambos cuerpos policiales en labores de control y vigilancia en los barrios y barriadas, así como la colaboración y participación de vecinos y comerciantes en la Mesa, poniendo el foco en situaciones y cuestiones de seguridad ciudadana.

En ese sentido, estos representantes vecinales han valorado de forma positiva las patrullas peatonales en Icovesa, que atienden forma más cercana y ágil las necesidades de vecinos y comerciantes de la zona, y en permanente colaboración con la Policía Nacional dentro de los protocolos de actuación conjunta establecidos.

En relación a este dispositivo, se ha informado de que el objetivo del Ayuntamiento es ir desplegando este tipo de patrullas en aquellas barriadas que presenten una problemática específica en determinado momento y en función de las necesidades que se detecten, bien a través del propio servicio de la Policía Local, o bien mediante las peticiones de los colectivos ciudadanos.

Asimismo, Pérez se interesó por conocer de mano de los colectivos presentes la situación de la barriada de la Liberación, en relación a posibles problemas de convivencia en esta zona; en respuesta, los representantes manifestaron que no les constaba ni le había sido trasladado ninguna cuestión al respecto de los vecinos de esta zona.

CONTROLANDO LAS CONCENTRACIONES DE JÓVENES

Dentro de esas casi 1.600 multas impuestas por la Policía Local en la ciudad desde el inicio de la crisis sanitaria y su cascada de restricciones, este mismo fin de semana se han denunciado a 105 personas por no usar mascarilla y a 10 personas por consumo de bebida en la vía pública. La mayoría de estas intervenciones se han producido en aquellas zonas más frecuentadas por jóvenes, en las que se está reforzando la vigilancia y el control policial, al objeto de evitar aglomeraciones así como infracciones de la normativa de prevención e higiene.

Según el concejal responsable, la vigilancia de la que llama ‘ruta antibotellón’ “está dando buenos resultados”; los lugares controlados son principalmente el parque González Hontoria, el parque La Marquesa, el Pinar, Pozoalbero, el parque Picadueñas o la Laguna de Torrox, entre otras.

También se han dado detalles en esta Mesa Técnica de Seguridad sobre la actuación de desalojo de un local de ocio situado en la avenida Álvaro Domecq, que tuvo lugar el pasado sábado día 23 en el marco de la campaña de intensificación de la vigilancia y control del uso obligatorio de mascarillas y otras medidas anti Covid-19. La acción se produjo después de comprobar cómo se estaba celebrando una fiesta amenizada por un DJ sin autorización y sin cumplir la normativa. En el momento de la inspección, se contaron 132 clientes y ocho empleados, siendo el aforo permitido según la licencia de 68 personas (y con la limitación actual del 75% del mismo quedaba reducido a 51). Se procedió al desalojo y al cierre cautelar del establecimiento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.