DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Navidad de la era coronavirus ya tiene sus ‘reglas’ en Andalucía

Los andaluces, y por ende los gaditanos, ya saben cómo será su día a día durante estas anómalas navidades. La Junta ha establecido una “desescalada” en dos fases de las medidas anti-coronavirus que se vio obligada a tomar a finales de octubre ante el repunte de contagios. A partir de este sábado 12 ya se permite la movilidad provincial y se prolonga el horario de las tiendas; y desde el viernes 18 ya será posible viajar por el resto de la comunidad y la hostelería podrá abrir por un rato por la noche. En los días especiales de las fiestas, las reuniones familiares se amplían hasta diez personas.

La Bahía de Cádiz, y el resto de Andalucía, ya conocen cómo será su día a día durante este próximo mes de pandemia del coronavirus, que además coincide de lleno con unas anómalas fiestas navideñas. Tras varias semanas (desde finales de octubre) con la movilidad muy restringida (entre municipios), los horarios de tiendas y comercios acortados y toque de queda nocturno, y la esperable bajada de los contagios, aunque ha costado (sobre todo a la provincia gaditana), la Junta ha aclarado este jueves la “desescalada” que ha planificado en global, hasta el 10 de enero en principio.

Ha sido el propio presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, tras una otra reunión del llamado comité de expertos de Covid-19, el que ha anunciado a última hora de la tarde las medidas, sin olvidar el enésimo llamamiento a la prudencia y la responsabilidad de todos. Por la mañana, la expresidenta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, en una reunión en la capital gaditana con representantes de Horeca, lamentaba que el Ejecutivo jugara al “suspense” con estas medidas, teniendo en vilo a la hostelería y al comercio.

De este modo, esa relajación de las limitaciones impuestas en la comunidad autónoma (en el contexto de estado de alarma vigente en todo el país) será en dos fases. Una primera, desde la medianoche de este viernes 11 al sábado 12 y hasta el próximo 17 de diciembre incluido, cuando se posibilitará la movilidad entre municipios de una misma provincia. O sea, se podrá volver a viajar de Puerto Real a Chiclana, por ejemplo, sin causa justificada y sin temor a los controles policiales y las multas. En esos días, el comercio podrá abrir hasta las 21 horas pero la hostelería mantendrá su horario hasta las 18 horas. Además, el toque de queda permanece como hasta ahora, entre las 22 y las 7 horas.

La segunda fase se aplicará a partir del viernes 18. En ese momento, y hasta el 10 de enero, se autoriza además la movilidad entre provincias andaluzas. Los comercios podrán abrir en su horario habitual y el toque de queda nocturno se acorta mínimamente, entre las 23 y las 6 horas. Y la hostelería podrá abrir en un extraño horario de dos tramos: desde por la mañana hasta las 18 horas y entre las 20 y las 22.30 horas.

Según ha tratado de explicar Moreno Bonilla, se pretende evitar que se alarguen las sobremesas, “horas que son muy sensibles para el contagio porque, según los expertos, es cuando se produce la mayor relajación”. Hosteleros andaluces no han tardado en protestar por lo que consideran un “verdadero atropello”. “Pedimos a la Junta que reconsidere unas medidas que suponen un auténtico varapalo para un sector fundamental para el desarrollo social y económico de nuestra comunidad”, repiten desde distintas asociaciones y colectivos.

Respecto a las residencias de mayores, entre el 22 de diciembre y el 7 de enero los ancianos podrán salir a un único domicilio familiar si el centro acredita que durante los últimos 14 días la persona no ha presentado síntomas y con un test negativo en las 72 horas previas a la salida o un test serológico positivo, es decir, que esté inmunizado. La duración de la estancia en el domicilio deberá ser superior a los cinco días y estar en vigilancia activa de síntomas en todo momento. Para regresar al centro, deberá tener un test negativo con un máximo de 48 horas de antelación.

FECHAS ESPECIALES

Además, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz de fuentes de la Junta, entre el 23 y el 6 de enero, periodo “especial” acordado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, se permitirá la entrada y salida de Andalucía (se mantiene su confinamiento perimetral) para “agrupación familiar” (el Gobierno de derechas ha descartado el término “allegado” por “considerarse ambiguo”).

Y los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero se podrán reunir un máximo de diez personas en casa (se recomienda que no sean más de dos unidades familiares). El resto de días se mantiene el límite en seis personas. El toque de queda en Nochebuena y Nochevieja se retrasa hasta las 01.30 horas de la madrugada.

“NI PODEMOS, NI ES NUESTRA OBLIGACIÓN ESTAR DENTRO DE CADA HOGAR”

En su intervención y para defender esta “desescalada”, Moreno Bonilla ha explicado que Andalucía ha logrado contener la “preocupante” evolución del virus en esta segunda oleada post-verano tras las medidas en vigor desde el 30 de octubre y gracias a la “responsabilidad colectiva” mostrada por los andaluces. Un agradecimiento que ha hecho extensivo a la Policía Nacional, Guardia Civil, policías locales y alcaldes por “volcarse” para que las limitaciones de movilidad se cumplieran.

En esta línea, ha recordado que la comunidad autónoma llegó durante esta segunda ola a superar en 88 casos la media de contagios de España y que hoy la incidencia es 33 casos inferior a la del conjunto del Estado. En el último mes, la incidencia por cada cien mil habitantes ha pasado de 577 positivo a 155, un descenso de casi el 75%. “Incluso en el peor momento de la pandemia nuestro sistema hospitalario nunca se ha visto colapsado”, ha llegado a afirmar; aunque en esta segunda ola la presión ha sido incluso más elevada que durante la primera.

En el caso de Cádiz, la tasa por cada cien mil habitantes se sitúa hoy día en 209 contagiados. Desde que estallara la pandemia allá por marzo, se han registrado 28.330 positivos (2.600 en los últimos 14 días y 841 en la última semana), y ha habido que lamentar 475 fallecidos relacionados con la enfermedad. La provincia ha sido durante los últimos días la de mayor incidencia de confirmados en toda Andalucía.

El presidente popular ha vuelto a apelar a la responsabilidad y la prudencia: “la Junta pone las medidas, hacemos las recomendaciones, pero ni podemos, ni creo que sea nuestra obligación, estar dentro de cada hogar para ver qué hace cada uno. Nuestra sociedad ha demostrado ser una sociedad madura. Sigamos así”.

Finalmente, a la espera de las vacunas y frente a los negacionistas, ha instado a confiar en la ciencia y ha aseverado que Andalucía está lista para empezar a vacunar cuando sea posible. “Ojalá el Gobierno de España nos envíe cuanto antes las vacunas en la cantidad necesaria y podamos empezar a vacunar en enero”, ha deseado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.