DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Vuelve este verano al Pópulo el Mercado Andalusí, una edición marcada por “el apoyo al sector artesanal” y las medidas anti-Covid

El Mercado Andalusí vuelve al verano gaditano, tras el parón de 2020 por el coronavirus. La iniciativa en la que colaboran Ayuntamiento y Diputación asentada en el barrio del Pópulo y la plaza de la Catedral se celebrará del viernes 13 al domingo 15. Se contará con la presencia de 42 artesanos (se han bajado las tasas para apoyar al sector) que mostrarán sus productos a vecinos y turistas, y diversas actividades complementarias.

El Mercado Andalusí vuelve al verano gaditano, tras el parón de 2020 debido a la pandemia del coronavirus. La iniciativa en la que colaboran el Ayuntamiento y la Diputación asentada en el barrio del Pópulo y la plaza de la Catedral se celebrará del viernes 13 al domingo 15 de agosto. Se contará con la presencia de 42 artesanos que mostrarán sus productos a vecinos y turistas, y como complemento, diversas actividades “que hacen que la ciudadanía se sumerja de nuevo en los más profundo del Al-Ándalus”.

El diputado provincial de Desarrollo de la Ciudadanía y vicepresidente de C-Ifeca, Jaime Armario; el alcalde, José María González ‘Kichi’; la concejala de Comercio, Monte Mures; y el presidente de la asociación Los Tres Arcos, José María Alonso, han presentado esta nueva edición del evento. Y todos han coincidido en hacer un llamamiento a la responsabilidad para que cumplan con todas las medidas preventivas que se han acordado, como el uso de mascarillas o mantener las distancias de seguridad para evitar los posibles contagios de Covid-19.

Armario ha subrayado como principal objetivo que “esta feria sirva de revulsivo a la economía y al comercio local” y ha destacado que desde la organización se ha hecho un esfuerzo, con la reducción de tasas, “para ayudar a que los artesanos estén en este mercado, con lo que hemos conseguido que se cubra el 100%, en espacios más amplios para lo que hay que reconocer el trabajo consensuado con el Ayuntamiento, para poder tener un mercado seguro”.

Por su lado, el primer edil ha anotado que “los artesanos se convertirán en figuras centrales de la vida cotidiana con la recreación de este zoco del Al-Ándalus. La música, los productos artesanales, el cuero, la gastronomía y las actuaciones, volverán a integrarse y mezclarse con el día a día de uno de los barrios más antiguos de la ciudad”. “La génesis de la ciudad es precisamente ésta, un mercado al que llegaba la gente a comprar lo que necesitaba, a vender sus productos y servicios, a comerciar con víveres, tejidos, enseres y habilidades”, ha reflexionado González Santos, apostillando que con esta iniciativa “apoyamos uno de los comercios más auténticos, el artesanal. Donde cada producto adquiere el plus de ser un formato único e inigualable”.

A su vez, la edil de Comercio ha señalado que este zoco “nos transportará a la época del Al-Ándalus, 600 años atrás, y atraerá con sus mercancías a turistas y gaditanos y nos sentiremos en esa época, mucho más cercana que los siglos que nos separan”. Porque, ha añadido, “la identidad de Cádiz no es excluyente, sino abierta y asimiladora, que crece y se enriquece con cada cultura que ha pasado por su suelo, que tiene tantas capas y tantos estratos, tantas lenguas y tantos dioses y tantas costumbres que como al poeta, nada humano le es ajeno”.

BAJADA DE TASAS Y MÁS DISTANCIAS ENTRE PUESTOS

C-Ifeca y Ayuntamiento han reducido en un 40% los precios de participación para los artesanos, y se han cubierto todos los puestos de un mercado de este 2021 diseñado con especial atención a las distancias de seguridad, la anchura de los pasillos, la colocación de dispensadores de gel hidroalcohólico, y con una ampliación de las terrazas de bares y restaurantes como medida de apoyo a la hostelería. De los 42 artesanos que se instalarán, la mayoría proceden de Andalucía, y de ellos, 10 de la provincia de Cádiz.

Los puestos se ubicarán en la plaza de la Catedral, el Callejón de los Piratas, la Placita Alta de la Catedral, la plaza de San Martín, la calle Posadilla y la calle Fabio Rufino. Ambientados a la vieja usanza de los siglos XII al XIV, podrá darse salida a los productos de artesanía local, “uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria”, se subraya en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz. El viernes y el sábado, esta recreación de Al-Ándalus permanecerá abierta hasta la una de la madrugada.

En esta ocasión, debido a la pandemia, se cancela el programa de espectáculos habitual, si bien se mantienen las animaciones y pasacalles por el itinerario del mercado. En cuanto a los talleres se pondrán en marcha siete: herrería y forja, alfarería, cantería, acuñación de monedas, gemoterapia, manuscritos antiguos y candiles. Además habrá ronda musical árabe con danza oriental.

Los comentarios están cerrados.