DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El pleno aprueba que los vecinos tengan preferencia para aparcar

La ordenanza de zonas de estacionamiento regulado ha quedado aprobada de forma definitiva en el pleno de noviembre del Ayuntamiento de Cádiz, con una serie de mejoras que ha aportado la empresa municipal Emasa. Asimismo, ha salido adelante de forma provisional la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por estacionamiento de vehículos.

La ordenanza de zonas de estacionamiento regulado en las vías públicas ha quedado aprobada de forma definitiva (con la única abstención del PP) en el pleno de noviembre del Ayuntamiento de Cádiz, con una serie de mejoras que ha aportado la empresa municipal de movilidad y aparcamientos Emasa (las cuales no afectan al fondo jurídico ni regulatorio de la norma y que, por el contrario, pueden ayudar a clarificar el sentido del texto de cara a su aplicación). Es uno de los puntos abordados en esta sesión plenaria ordinaria, en la que Paco Cano tomó posesión de su acta como concejal de Adelante.

La aprobación inicial de la ordenanza de aparcamientos se produjo en marzo, y durante el período de exposición pública no se han presentado alegaciones. El concejal de Movilidad, Martín Vila, ha destacado que dicha norma se ha elaborado de forma participativa en la Mesa de Movilidad.

Acto seguido se ha dado el visto bueno (los votos en contra del PP y Cs y la abstención del PSOE y del concejal no adscrito Domingo Villero), a la moción del Gobierno local de aprobación provisional de modificación de la ordenanza fiscal número 14, reguladora de la tasa por estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en las vías públicas municipales. Dicha propuesta tiene por objeto adaptar dicha normativa, regulando las tarifas, a la nueva ordenanza de aparcamientos.

Entiende Vila que esta ordenanza, que “favorece un nuevo modelo de movilidad urbana sostenible para Cádiz”, va a facilitar el aparcamiento a las personas residentes en la ciudad. Para ello se han creando zonas exclusivas (zona verde) para los vecinos en zonas de carácter puramente residencial, como es el interior del casco histórico, y la tarjeta para hacer uso de esas plazas costará “apenas 50 euros al año, que podrá ser abonado en dos plazos”.

El concejal también ha incidido en que no existe ningún tipo de afán recaudatorio en esta ordenanza, defendiendo el equilibrio económico que persigue la nueva regulación de las tasas. Y ha remarcado que esta iniciativa conllevará la contratación de dos trabajadores más para la vigilancia de este aparcamiento regulado.

El resto de cuantías de la tasa regulada en esta ordenanza son las siguientes: el usuario de zona azul, con límite de tiempo máximo de tres horas, tendrá que abonar una cuota de 1 euro/hora. Esta tarifa podrá fraccionarse, siendo el importe mínimo a abonar 0,20 euros; el usuario de rotación de zona naranja, con el límite de tiempo máximo de estacionamiento de tres horas, abonará 1,2 euros/hora; el usuario de vehículo compartido en zona naranja autorizada, con la tarjeta correspondiente y límite máximo de estacionamiento de 4,5 horas pagará 50 euros al año por cada uno de los usuarios asociados a la tarjeta. Este importe también podrá ser abonado en dos plazos; y el usuario trabajador por cuenta ajena, empleado público o autónomo en zona naranja autorizada, con la tarjeta correspondiente, con el límite máximo de estacionamiento de 4,5 horas, deberá abonar 90 euros mensuales. Todo esto responde a las medidas incluidas en el plan de movilidad urbana sostenible que fue aprobado hace años.

La portavoz del equipo de Gobierno, Ana Fernández, saludaba tras el pleno la aprobación de la nueva ordenanza de aparcamientos, “con la que conseguimos que los vecinos tengan preferencia a la hora de aparcar por 5 euros al mes en zona azul, naranja y verde”, un paso “muy importante” para facilitar las posibilidades de aparcamiento en la vía pública de los residentes.

OTRAS MOCIONES

Entre otras mociones y puntos destacados de este pleno de noviembre, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, se ha aprobado: instar a la delegación territorial de Fomento de la Junta al mantenimiento de los pasos de peatones elevados en la Alameda Apodaca; instar igualmente a la Junta a dar respuesta a la demanda de monitores de educación especial para los centros escolares y, en particular, en el colegio Celestino Mutis; y adherirse al Pacto contra el antigitanismo, elaborado por la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (Fakali).

Además, el PSOE ha sacado adelante su iniciativa sobre la puesta en marcha de convenios publicitarios con entidades privadas, vinculándolas a determinadas instalaciones deportivas municipales, para que dicho dinero se destine al mantenimiento de las mismas; y el PP, por el contrario, ha visto como no prosperaba la moción estándar que está presentando en todos los ayuntamientos sobre lo que llama “la libertad de enseñanza”. En su lugar, se aprobaba la enmienda de sustitución presentada por Adelante Cádiz (instar a la Junta a priorizar la escuela pública), con el rechazo del PP y la abstención de Cs y Domingo Villero.

MÁS PLAZO PARA ABONAR LOS PRÉSTAMOS SOLICITADOS PARA PAGAR A PROVEEDORES

En un pleno extraordinario celebrado durante la semana, se ha dado luz verde por unanimidad la adhesión del Consistorio gaditano a la ampliación en 10 años del periodo de amortización del préstamo para pagar a proveedores (solicitados en mandatos anteriores con gobiernos del PP), que ahora deberá estar satisfecho completamente en 2036, en virtud de una vía legal habilitada por el Ministerio de Hacienda.

El Ayuntamiento pasará a abonar ahora por este préstamo menos de 6 millones de euros al año hasta 2036 en vez de los más de 15 al año que debía pagar hasta 2026. El concejal de Economía y Hacienda, José Ramón Páez, ha incidido en que la medida “alivia las arcas municipales” porque, “aunque se incrementen los intereses, se rebaja la deuda financiera que hay que pagar al año”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.