DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Cualquiera que visite las instalaciones de la lavandería del Hospital Puerta del Mar puede comprobar quién miente y quién dice la verdad”

¿Qué ocurre de verdad en la lavandería del Hospital Puerta del Mar de Cádiz? CSIF ha denunciado las condiciones laborales de la plantilla y el mal estado de sus equipamientos; y la gerencia de este centro hospitalario del SAS ha respondido negando tanto alarmismo. Sin embargo, como “obligación moral”, Autonomía Obrera y CGT han visto oportuno “intervenir” ante “la gravedad, falsedad y descaro de lo manifestado por la Junta”, ratifican la denuncia de CSIF, y relatan una situación aún más dantesca. “Necesitamos más eficacia gestora y mucha menos propaganda engañosa”, se sentencia.

Tercer capítulo del serial: ¿qué pasa en la lavandería del Hospital Puerta del Mar de Cádiz? A principios de semana, la sección sindical de CSIF denunciaba las condiciones laborales de la plantilla y el mal estado de sus equipamientos, e incluso amenazando con ir a la Inspección de Trabajo; y le replicaba la gerencia de este centro hospitalario del SAS, negando tanto alarmismo: “como no puede ser de otra forma, se cumplen todas las garantías de seguridad y no hay riesgo alguno para la integridad del personal que allí desempeña su labor”; además, rechazaba la “supuesta sobrecarga” de trabajo y admitía que la maquinaria, “como ocurre en otras instalaciones”, sufre averías y se arregla, aunque a veces hay que esperar “a piezas que vienen de fuera”.

Y ante este intercambio de notas de prensa, ha llegado una tercera: Autonomía Obrera y CGT han visto oportuno “intervenir” ante “la gravedad, falsedad y descaro de lo manifestado por la dirección del Puerta del Mar”. Y como “obligación moral”, estos sindicatos muy alejados de CSIF quieren confirmar con rotundidad que “todo lo denunciado en su escrito resulta absolutamente cierto”.

“Es más, no sólo la cinta clasificadora de ropa sucia, las secadoras, la plegadora y la empaquetadora presentan problemas, sino también todo el resto de maquinarias que configuran las instalaciones de lavandería (como el propio túnel de lavado, el túnel de secado y preparación de la ropa de pacientes y trabajadores o las calandras de secado y preparación de la ropa de camas)”, se añade desde AO y CGT.

Estos sindicatos remarcan en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que “por mucho que la dirección pretenda ocultarlo, no es en absoluto cierto que las instalaciones sufran averías ocasionales, sino que tienen lugar a diario y se producen, incluso, reiteradas veces a lo largo de una misma jornada”.

“Hay maquinarias absolutamente esenciales dentro del sistema cuyo funcionamiento diario (aún sin llegar a pararse) resulta completamente defectuoso todos los días y a todas las horas”, se apunta. Y se señala por ejemplo el túnel de selección y transporte de ropa sucia, “que, como denuncia CSIF, se obstruye de forma constante y son las trabajadores quienes, mediante una larga pértiga de madera ideada al efecto, tienen que empujar las sacas (de entre 45 y 50 kg de peso) que penden de un tren de transporte instalado en el techo de la nave”.

“Es lo que sucede, también –se relata-, con el túnel de lavado, que cada vez expulsa la ropa con mayores restos de manchas. Es lo que ocurre con el tren de secado y doblado de la ropa de vestir, cuya inutilidad es tan brutal que únicamente se puede usar para determinadas prendas (en concreto, sólo los camisones de pacientes y las blusas de ropa blanca del personal), de tal forma que todo el resto de ropa de vestir (pijamas completos de pacientes, pantalones blancos y uniformes verdes completos del personal) tienen que enviarse a las secadoras y ser luego dobladas a mano. Y, es lo que sucede igualmente, con las dos calandras (grandes rulos calientes que secan y doblan la ropa de cama), que, no sólo sufren habituales averías que las paralizan por completo, sino que diariamente expulsan sabanas sin llegar a doblarlas o son incapaces de doblar, por ejemplo, las fundas de almohadas, que también tienen que ser dobladas a mano por el personal”.

Y de la misma forma se ratifica la reciente denuncia de CSIF respecto a las condiciones de seguridad laboral del personal que allí trabaja, “y ello no sólo por el sangrante hecho de tener que utilizar como herramienta de trabajo en la zona sucia un larga pértiga para espolear sacas, sino también por la carga creciente de trabajo que sufren, el enorme calor que padecen, el ruido ensordecedor de las maquinarias y, no lo olvidemos, el riesgo constante que supone tener que desarrollar su labor diaria con la peligrosa cercanía de un enorme depósito de agua y las calderas que dan vapor a las máquinas, que se encuentran ubicadas en el interior de la misma nave donde trabajan”.

Finalmente, CGT y Autonomía Obrera tachan como “la más solemne de las hipocresías jamás escuchada”, la afirmación de la gerencia del Puerta del Mar asegurando que “para este servicio incluso se cuenta con un ergónomo, especialista que se encarga del estudio de la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a la persona que los emplea habitualmente”. Ambos sindicatos responden que en el hospital gaditano “únicamente contamos con un ergónomo, que desarrolla sus funciones para las más de 3.000 trabajadores que somos, pero no, por supuesto, de forma exclusiva y expresa para la lavandería, como malintencionadamente, a nuestro juicio, se pretende dar a entender”.

“UNA VERGONZOSA OPERACIÓN PARA OCULTAR UNA MANIFIESTA REALIDAD”

De este modo, para AO y CGT, la respuesta del SAS para desmentir a CSIF y restar importancia a la gravedad del mal estado de la maquinaria esta lavandería ubicada en la Zona Franca de Cádiz “no es más que una absoluta mentira y una vergonzosa operación para ocultar una manifiesta realidad que cualquiera que visite sus instalaciones puede comprobar”. Es más, se emplaza a la gerencia del hospital a “personarnos todos en la lavandería (medios de comunicación, dirección y sindicatos) en la fecha que de común acordemos para visitar sus dependencia, ver cómo funcionan y entrevistarnos con las trabajadores, a fin de determinar, de una vez y con claridad, quién miente y quién dice la verdad”. Mientras tanto, se pide a la dirección “que se calle y que tenga, al menos, un mínimo de respeto por este personal”.

Y en definitiva, lo que se espera que es “se trabaje de verdad y de forma sería por la construcción de una nueva lavandería pública, con maquinaria completamente nueva y con más espacio y personal para atender a todos los centros sanitarios públicos que se precisen. Lo que todos necesitamos, en suma, es más eficacia gestora y mucha menos propaganda engañosa”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.