DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cometen un delito y presumen de ello para tratar de volver a paralizar el cambio de nombre del Carranza “por la chapuza de las votaciones“

La llamada plataforma Estadio Carranza quiere volver a boicotear el proceso de votación para decidir el nuevo nombre de este equipamiento municipal, en cumplimiento de las leyes de memoria histórica, que el Ayuntamiento ha activado por segunda vez “garantizándose” ahora el tratamiento de datos de carácter personal. Este colectivo asegura que el nuevo sistema habilitado es también “una chapuza”, y para demostrarlo reconoce haber cometido un delito: ha suplantado la identidad del alcalde, que ya valora si denunciar los hechos.

A las nueve de la mañana de este lunes 14 el Ayuntamiento de Cádiz abría el plazo, hasta el domingo 20 por la noche, para que los vecinos empadronados mayores de edad decidan el nuevo nombre del estadio Ramón de Carranza, para cumplir con las leyes de memoria histórica. Se repite así la fase de votaciones que ya desarrollaba meses atrás, entre los ocho nombres que pasaron la criba en su momento (‘La Tacita de Plata’, ‘Nuevo Mirandilla’, ‘Gadir’, ‘Ciudad de Cádiz’, ‘Gades’, ‘De La Laguna’, ‘La Pepa’ y ‘Bahía de Cádiz’), pero ahora “garantizándose el tratamiento adecuado de los datos personales conforme a la legislación vigente”.

Sin embargo, poco más de una hora tardaba la llamada plataforma Estadio Carranza en volver a tratar de boicotear este controvertido proceso. Poco después de las diez de la mañana emitía un comunicado admitiendo que habían suplantado la identidad del alcalde, José María González ‘Kichi’, para tratar de demostrar la “chapuza” del nuevo sistema.

Ante ello, durante la mañana el propio primer edil de Adelante Cádiz anunciaba que estaba valorando denunciar estos hechos, mostrando más tristeza que enfado al pensar “que alguien llegue a cometer un delito grave” en su afán por obstaculizar el cambio de nombre del estadio municipal.

“EL SISTEMA NO TIENE GARANTÍAS Y QUE ESO LO INVALIDA”, SEGÚN LA PLATAFORMA

Este colectivo en defensa del nombre franquista del estadio en el que juega el Cádiz CF, aunque justifican que “Carranza” a solas es ya una marca que nadie relaciona con la dictadura, consideran en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que el nuevo procedimiento puesto en marcha por el Ayuntamiento “sigue siendo una chapuza porque permite la suplantación y sigue incumpliendo la Ley de Protección de Datos”.

Cuestionan que la web habilitada, sin previa comparecencia ni acreditación del votante (por clave, solicitud escrita previa, certificado digital, etc.) “permite que cualquiera que obtenga un número de DNI de un tercero y la fecha de nacimiento del mismo vote suplantando a esa persona”.

Como prueba de ello, la plataforma reconoce en su comunicado que “un miembro” de la misma ha usado el DNI y la fecha de nacimiento del alcalde y ha podido votar en su nombre: “la obtención de esos datos ha sido tan sencilla como teclear en Google el nombre y apellido del alcalde junto a las palabras DNI y fecha de nacimiento. Esto prueba, a las claras, que la chapuza sigue lastrando y protagonizando este penoso proceso. Obtener datos como un número de DNI y una fecha de nacimiento de los ciudadanos es algo muy sencillo”, dejan caer.

“Queremos dejar constancia de que la intención que hemos tenido no ha sido la de suplantar la identidad ni la voluntad de nadie sino la de poner de manifiesto que el sistema no tiene garantías y que eso lo invalida, si es que alguna vez fue válido”, se apostilla. Insistiendo en que “el hecho de que cualquiera pueda votar en nombre de otro permite, a su vez, que sin consentimiento del afectado, el Ayuntamiento acuda al padrón municipal para acreditar ese posible voto fraudulento por lo que se incumple manifiestamente la Ley de Protección de Datos pues debe quedar suficientemente acreditado que el ciudadano presta su consentimiento y eso no lo permite este proceso”.

Además, esta plataforma amenaza con volver a denunciar esta nueva votación “en las distintas instancias que sea necesario”.

Estos defensores de Carranza insisten en que el procedimiento de cambio de nombre del estadio de fútbol de la ciudad “sigue, injustificadamente, obviando el sentir mayoritario de la afición de que el nombre siga siendo el de Carranza. Todo ello sin incumplir la Ley de Memoria Histórica”. Se ve que han preguntado a todos los cadistas que pagan impuestos en la capital.

PARA CS, CUMPLIR LA LEY “GENERA DIVISIÓN EN LA CIUDAD”

Y replicando lo denunciado por esta plataforma reaccionaria, Ciudadanos en el Ayuntamiento no ha tardado en hablar de “la continua chapuza” que está realizando el equipo de Gobierno con el proceso para cambiar el nombre del estadio.

“Mucho nos tememos que se va a volver a incurrir en los mismos errores por culpa de la cabezonería del alcalde y del concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, que están empeñados en situarnos en el mapa mediático volviendo a hacer el mayor de los ridículos, tal y como sucedió con un primer proceso que tuvo que ser suspendido”, afirma la portavoz municipal de esta formación minoritaria de la oposición, Lucrecia Valverde.

La derecha naranja, que entiende que este asunto “genera división en la ciudad”, vuelve a repetir que “ya se partió de un falso proceso participativo, ya que fue una comisión la que limitó a ocho los nombres que se podían elegir, provocando la indignación, además de sumarse la guasa gaditana al aparecer como nombres más votados los de Santiago Abascal o Francisco Franco”. “Tras todo esto, se vuelve de nuevo a poner en marcha por parte del Ayuntamiento un nuevo proceso en el que se sigue consolidando la selección de los ocho nombres por parte de la citada comisión en contra de la voluntad popular, por lo que el supuesto proceso participativo sigue siendo falso”, interpreta.

Ante esto, Valverde ha manifestado que “esta cabezonada de Vila está haciendo que esté dejando atrás otras necesidades de la ciudad mientras que no se tiene en cuenta la clarísima voluntad popular, que buscaba una solución basada en el sentido común, como desde el primer momento defendió Cs de dejar el nombre de estadio Carranza, que ya es una marca registrada, eliminándose así el nombre de pila y manteniéndose la denominación por la que es mundialmente conocido”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.