DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

CCOO vuelve a cuestionar la “gestión” frente a la pandemia de la empresa de limpieza de Cádiz, actualmente aquejada de un brote

CCOO ha alertado de un brote de coronavirus en la UTE Sufi Cointer, la empresa que sigue al frente de los servicios de recogida de basuras y limpieza viaria en Cádiz, “llegando al número más que preocupante de más de una veintena de operarios confinados”. Este sindicato vuelve a cuestionar la “escasa atención” de la concesionaria “hacia los protocolos para evitar la propagación de la pandemia”.

CCOO ha alertado de un brote de coronavirus en la UTE Sufi Cointer, la empresa que, forzosamente (ante las trabas que está encontrado la nueva adjudicación), sigue al frente de los servicios municipales de recogida de basuras y limpieza viaria en Cádiz, “llegando al número más que preocupante de más de una veintena de operarios confinados y casi una decena de ellos ya positivos confirmados”.

Al respecto, el sindicato provincial de CCOO de Construcción y Servicios vuelve a mostrar “preocupación” sobre la “escasa atención” que, asegura, esta concesionaria está haciendo hacia los protocolos para evitar la propagación de la pandemia “y cómo estas actitudes repercuten directamente sobre sus trabajadores y sobre la población gaditana en general”.

“Del amplio catálogo de supuestas medidas adoptadas para la protección y prevención frente al Sars-Cov 2, pocas son realmente las que viene desarrollando la actual concesionaria de limpieza urbana, que es, por otra parte, la mejor posicionada para adjudicarse la actual licitación”, deja caer este sindicato en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Las principales líneas de actuación del protocolo señalan la prevención como medida principal. “Limpieza y desinfección de las herramientas y centros de trabajo por una empresa externa, dotación de EPIs adecuados y/o entradas y salidas escalonadas eran las líneas maestras del plan diseñado por los servicios de prevención”, se repasa.

“Pero la realidad muestra una situación bien distinta”, repiten desde CCOO. Por un lado, las herramientas y centros de trabajo “no se desinfectan con la periodicidad que se debiera, sólo cuando se sospecha de la existencia de algún caso. Lejos quedaron las desinfecciones ejercidas por una empresa externa al comienzo de la pandemia para ser sustituidas puntualmente por una limpieza general realizada por sus propios operarios”.

Con respecto a los EPIs, “atrás quedó la dotación de guantes de vinilo. Rápidamente los operarios volvieron a la normalidad y tuvieron que valerse de los tres pares de guantes de cuero sintéticos para cambiar diariamente alrededor de 50 papeleras. Papeleras que por cierto, no sólo no están siendo desinfectadas a diario, sino que además no se están ni siquiera limpiando”. Y en cuanto a las mascarillas, siempre según el sindicato denunciantes, “sólo han dado tres desde los inicios de la crisis sanitaria, y ninguna con la categoría de EPI”; en cuanto a la dotación de hidrogel, operarios del turno de tarde ha lamentado que no se les está proveyendo.

Por otro lado, tomando como ejemplo la iniciativa de empresas similares en el terreno, desde la sección sindical de CCOO de la contrata de basuras se solicitó, en mayo, la realización de PCR que permitieran un cribado y mayor control de la situación. Si embargo, esta petición “fue rechazada por la empresa e ignorada por los responsables en materia de seguridad laboral”. “Con el empeoramiento de la situación consideramos más que necesaria la atención a dicha solicitud”, se apostilla.

“Estamos hablando de una plantilla que se encuentra trabajando en un servicio que se desarrolla en la calle, por lo que continuamente mantienen contacto directo con los ciudadanos y con parte del mobiliario urbano”, terminan subrayando desde Comisiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.