DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El mundial de motos de la era post-coronavirus ya está en Jerez

Jerez se prepara para estrenar el mundial de MotoGP 2020, que acoge este julio sin motorada asociada y sin público en el circuito, por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a replantear el campeonato. El circuito gaditano alberga, de este modo, dos citas consecutivas en los dos próximos fines de semana. Con este intenso calendario, la actividad en estas instalaciones municipales “está siendo incesante” tanto en la pista para los primeros entrenamientos, como en el paddock.

Jerez se prepara para las dos pruebas consecutivas del mundial de MotoGP 2020 que acoge este mes de julio, sin rentable motorada asociada y sin público en el circuito, por la pandemia del coronavirus.

La prueba habitual de cada temporada del Gran Premio de España en el circuito gaditano, prevista este año del 1 al 3 de mayo, quedó suspendida por la crisis sanitaria, como han ido siendo anuladas progresivamente la mayoría de las citas del actual campeonato, que ha tenido que ser replanteado por Dorna, la empresa organizadora. En 2019, sumó más de 150.000 espectadores (cerca de 72.000 aficionados, incluso el rey jubilado que acapara ahora tantas portadas, el domingo de carreras).

El Gran Premio Red Bull de España con el que se reinicia el mundial de Motos en Jerez se disputa el 17, 18 y 19 de julio, y el Gran Premio Red Bull de Andalucía se ha fijado justo el fin de semana siguiente, los días 24, 25 y 26.

El Ayuntamiento ha instado al Gobierno central que declare estas citas Acontecimiento de Excepcional Interés Público para atraer mayor interés de patrocinadores, pero de momento no hay respuesta alguna (algo que sí se ha concedido al Gran Premio de España de Fórmula 1 en Catalunya, y el PP ya habla de “discriminación”). Por su lado, la Junta de Andalucía, como en los últimos años, asume el canon que debe costear el trazado gaditano para acoger esta cita internacional. Y la Diputación ha concretado su respaldo económico a la temporada del circuito a través de un contrato privado de patrocinio que alcanza los 150.000 euros.

Con este intenso calendario de carreras, la actividad en Jerez estos días “está siendo incesante” tanto en la pista para dejarla lista para el inicio de los primeros entrenamientos, como en el propio paddock con la llegada de los equipos que ya han comenzado el montaje de sus estructuras.

De este modo, el circuito jerezano (de gestión y explotación municipal) será “la prueba de fuego” del reinicio del campeonato donde la empresa organizadora implantará estrictos controles sanitarios para garantizar la salud de todo el personal y minimizar riesgos.

El MotoGP al igual que el deporte en general, está inmerso en una temporada afectada por unas circunstancias extraordinarias, marcada por la crisis sanitaria del Covid-19 que afectó de pleno al inicio del mundial allá por el mes de marzo, no pudiendo estrenar temporada la clase reina de MotoGP, si bien, tanto Moto2 como Moto3, sí disputaron el primer Gran Premio del año, en Qatar. Un tanto de lo mismo le ocurría al mundial de MotoE que estaba programado iniciar temporada precisamente en la Bahía de Cádiz en la fecha inicial de mayo, pospuesto finalmente para su estreno este fin de semana.

Según informan desde el propio circuito en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, desde finales de la semana pasada los equipos de MotoGP tuvieron vía libre para acceder y comenzar a instalarse en boxes y otras áreas del paddock. Un trabajo que continuaba a principios de esta semana con el acceso de los equipos de Moto2, Moto3 y suministradores técnicos.

ENCENDIENDO LOS MOTORES

Después de más de cuatro meses sin rodar con las motos de competición (la mayoría de pilotos han podido entrenar de forma individual, una vez las autoridades levantaron las restricciones, ya sea en la especialidad de velocidad en circuito, motocross…) y antes de que el viernes día 17 se reanude la temporada con los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de España, todas las categorías en liza, MotoGP, Moto2, Moto3 y MotoE, tienen desde este miércoles, una jornada de test oficial donde los pilotos podrán desentumecer músculos, aclimatarse de nuevo al pilotaje de sus monturas.

A nivel deportivo, la concentración de grandes premios (13 en total en cinco meses) será todo un reto para los pilotos. Y es que será una temporada donde los cero en el casillero por caída, rotura o no entrar en los puntos, penalizarán en exceso y las estrategias y regularidad primarán en un campeonato corto disputado sólo por el momento a nivel europeo en sedes dobles en algunos casos y relativamente cercanas.

En MotoGP parte como favorito Marc Márquez. Seis entorchados en la clase reina es su carta de presentación. Domina con mano de hierro la categoría en la que ha sido campeón los años 2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019. Sólo se le escapó el título de 2015 (que fue a las manos del también español Jorge Lorenzo), para contar con una larga serie de títulos consecutivos. En Moto2 y Moto3, únicas categorías que iniciaron el campeonato el pasado mes de marzo, las quinielas siguen abiertas, si bien, tanto el japonés Testuta Nagashima en Moto2, como el español Albert Arenas en Moto3, llegan a Cádiz como líderes en sus respectivas categorías al ser los ganadores de la cita inaugural de Qatar.

Y la categoría de motos eléctricas, MotoE, arrancará en el trazado jerezano donde harán su debut en un gran premio, ya que en 2019 no pudieron estar presentes en esta pista, lugar donde se iniciaba el certamen, al sufrir durante los entrenamientos oficiales de marzo un aparatoso incendio en su carpa que destruyó todo el material, motos incluidas y no fue hasta el mes de julio cuando dicha categoría pudo disputar su primera carrera en Alemania.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.