DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El evento internacional Ocean Hackathon propone un fin de semana en Cádiz “investigando” herramientas para la mejora de los océanos

La ciudad de Cádiz aspira a ser epicentro de la investigación en Economía Azul este fin de semana, con la celebración del Ocean Hackathon 2020, organizado por la Zona Franca con la colaboración de la UCA y del CEEI Bahía de Cádiz. Reúne a 57 expertos y estudiosos (los inscritos) en torno a diferentes retos seleccionados y que compiten por acceder a la final que se celebrará en Brest. El evento se desarrolla simultáneamente en otras 15 ciudades marítimas del mundo.

La ciudad de Cádiz aspira a ser epicentro de la investigación en la llamada Economía Azul este fin de semana, del 9 al 11 de octubre, con la celebración del Ocean Hackathon 2020, que además es la primera de las acciones promovidas por el proyecto Zona Base (todavía en desarrollo) de la Zona Franca de Cádiz.

Este evento científico internacional se celebra por primera vez en el Estado español (además de en Cádiz, en Cartagena); reunirá en el recinto fiscal de la capital gaditana durante 48 horas a expertos y estudiosos en el ámbito de los océanos a través de nueve retos seleccionados este verano y que compiten por representar a Cádiz en la final que se celebrará en Brest (Francia).

De esta forma, Cádiz y simultáneamente otras 15 ciudades marítimas del mundo se convierten este fin de semana en un laboratorio de ideación para los equipos participantes que tendrán que desarrollar, a través de la tecnología y diferentes variables y datos científicos, aquellas propuestas y retos de mayor interés para la protección de los océanos, teniendo como objetivo la creación de herramientas para la mejora de los océanos.

Finalmente, la participación en el Ocean Hackathon 2020 ha alcanzado 57 inscritos en Cádiz, una cifra que supera las expectativas iniciales y que sitúa a esta sede como una de las 16 ciudades competidoras con más éxito de convocatoria, por encima de la media del resto de localidades que ronda los 30 inscritos.

El programa del evento va a ser intenso, remarcan desde la Zona Franca en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, y va a alternar sesiones de trabajo en equipo con sesiones de mentorización con expertos que van a aportar conocimientos y valor añadido a los retos en materias como modelos de negocio, oceanografía, desarrollo informático o propiedad intelectual.

La temática de los retos va desde el desarrollo de una App que permita evaluar la contaminación de la basura en el mar o una App para el turismo azul; la valoración de la basura en el mar a través de drones; el uso de la basura marina en la elaboración de material escolar para la educación azul; o el desarrollo de un logaritmo para el ahorro de combustible y la reducción de contaminación en la ruta de transporte marítimo, entre otros.

Tras los dos días de trabajo, el domingo por la tarde se conocerá el reto ganador que obtendrá la posibilidad de competir representando a Cádiz en la final de Brest del próximo diciembre. Entre los criterios para su designación se valorará la dimensión ambiental y social, el modelo de negocio, la calidad del producto y el uso de datos, entre otros.

Además, la Zona Franca gaditana va a premiar a todos los retos participantes con un periodo de incubación gratuito en la incubadora de alta tecnología Incubazul que se ha puesto en marcha en el marco del proyecto Zona Base que va a permitir favorecer la maduración y darle recorrido empresarial a las ideas presentadas.

Junto con el Consorcio colaboran de manera activa con el Ocean Hackathon 2020 la Universidad de Cádiz (también a través del CEI.Mar) y el CEEI Bahía de Cádiz.

Al evento científico podían participar todas las personas físicas y jurídicas, administración pública, grupos de investigación, universidades o centros tecnológicos a través de la presentación de un reto.

UN PROGRAMA ADAPTADO AL CORONAVIRUS

La Zona Franca de Cádiz como organizador de este evento, ha planteado la celebración teniendo en cuenta las circunstancias especiales derivadas de la pandemia del coronavirus y ha reforzado todas las medidas preventivas para mantener el carácter presencial de los equipos “por la riqueza que aporta a la investigación las dinámicas de equipo y el contacto con los mentores/expertos”, que también estarán presentes junto a miembros del jurado durante el fin de semana para ofrecer sus servicios e ir viendo la evolución de los retos.

En este contexto, el Consorcio ha habilitado el patio central y salas del edificio Melkart; el salón de actos y la sala de exposiciones del edificio Heracles; y la plaza central entre ambos edificios, “todos ellos espacios y servicios amplios y acondicionados para que los participantes de todos los grupos se puedan reunir y desarrollar sus retos en condiciones óptimas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.