DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Confianza en ‘otro’ futuro para Cádiz desde su ‘mejor’ pasado


La conmemoración del Tricentenario del traslado desde Sevilla a Cádiz de la Casa de Contratación de Indias, prevista para el año 2017, un hecho que coincidió con la época de mayor esplendor económico, comercial, cultural y social de la ciudad, es desde el pasado mes de junio un “objetivo compartido” por instituciones públicas y entidades privadas. Y además, con su logotipo y todo.

En DIARIO Bahía de Cádiz, como ya hicimos desde años antes del todavía fresco Bicentenario de La Pepa, de forma altruista, volvemos a implicarnos con esta otra “oportunidad” de recordar lo mejor de este rincón para soñar con un presente y futuro menos gris; sin nostalgias ni condescendencia, con espíritu crítico y a la vez colaborativo, ya estamos dando eco a los preparativos de este aniversario y lo que quiere entrañar. Y para reunir todo lo que se va haciendo y se hará, nos adelantamos una vez más a todos y con la llegada de octubre estrenamos nuestro suplemento Tricentenario.

Diferentes niveles de la administración pública, instituciones académicas, empresas y asociaciones y colectivos tienen la voluntad de desarrollar una “agenda única” de actividades alrededor de esta efeméride; sin duda, un paso significativo para que no ocurra lo sucedido en los prolegómenos de la pasada celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812, en el cercano 2012.

Y como articulador y aglutinador, en pro de un objetivo común, la Diputación, que defiende que adopta un papel de “eje impulsor” de este proyecto debido a que el actual Palacio Provincial, que fue sede del Palacio de Aduanas, y que se construyó para tal ocasión, es el principal patrimonio y reclamo simbólico de aquel periodo histórico, que coincidió con la época de mayor esplendor de Cádiz y su ámbito.

Hoy día las instituciones públicas vinculadas a esta venidera efeméride, tras la firma del correspondiente protocolo a mediados de año, son, además de la propia institución provincial, la Junta de Andalucía, el Gobierno central, los ayuntamientos de Cádiz, San Fernando, El Puerto de Santa María, Puerto Real, Chiclana, Rota, Sanlúcar de Barrameda y Chipiona, la Universidad de Cádiz, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, la Zona Franca de Cádiz, la Cámara de Comercio de Cádiz, la Confederación de Empresarios de Cádiz y la Armada española. A todas ellas habrá que sumar la iniciativa privada, a la que se quiere hacer copartícipe de la conmemoración.

Entre las actividades que están sobre la mesa para acompañar este Tricentenario, están: desde la puesta en valor del patrimonio del siglo XVIII, tanto en Cádiz como en las localidades del entorno, con especial atención a las casas palacio en las que vivieron muchos cargadores de Indias; a la realización de visitas guiadas o teatralizadas; la organización de conferencias, tertulias o exposiciones; la organización de eventos turísticos; la revisión histórica de la relación de Cádiz con el mar y el comercio; competiciones náuticas; publicaciones; o la emisión de sellos y cupones conmemorativos; entre otras cuestiones.

UN POCO DE HISTORIA

Un decreto del rey Felipe V, firmado el 12 de mayo 1717, supuso el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz. La decisión responde a distintas causas de orden geográfico, económico y político. Se proyectaron tres edificios: uno para la Casa de Contratación, otro para el Consulado de Mercaderes y otro para la Aduana, el único de nueva planta, y sede de la actual Diputación provincial.

Este hecho redundará en un mayor cosmopolitismo de la ciudad, como enclave estratégico en las relaciones entre Europa y América, y la transformará en buen campo de cultivo de las ideas liberales de la Ilustración que se plasmaron en el ideario de las Cortes de 1810, aquellas que gestarían la primera Constitución española en 1812.

La Casa estuvo en Cádiz durante 73 años, ya que en 1790 se suprime la institución, que se estableció en 1503 para fomentar y regular el comercio y la navegación con los territorios españoles en Ultramar. De hecho, el decreto de libre comercio de 1765 supuso el primer paso hacia la liberalización de este comercio con otro puertos peninsulares.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.