DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Mejoras en el Parque Sacramento para potenciar su “disfrute”

Alrededor de 100.000 euros va a invertir el Ayuntamiento de San Fernando en lo que llama “reforma integral” del Parque Sacramento, para convertirlo en “un espacio más verde, más sostenible y más confortable”. Entre otras actuaciones, se ampliarán las zonas verdes, se renovarán las zonas de arena, se suprimirán barreras arquitectónicas, se colocarán bancos “más cómodos”, y se mejorará el alumbrado.

Hasta 97.000 euros va a invertir el Ayuntamiento de San Fernando en lo que llama “reforma integral” del Parque Sacramento, para convertirlo en “un espacio más verde, más sostenible y más confortable para el disfrute de la ciudadanía”.

La alcaldesa, Patricia Cavada, y el concejal de Desarrollo Sostenible, Ignacio Bermejo, han dado a conocer este proyecto, a ejecutarse desde diferentes áreas municipales (Desarrollo Urbano y Desarrollo Sostenible) y que básicamente supone un nuevo sistema de riego, suprimir barreras arquitectónicas, sustituir los bancos, mejorar la pavimentación y el alumbrado, y renovar las zonas de arena e instalar un parque infantil.

“Era fundamental actuar en este parque, que está ubicado en una zona de gran densidad de población, para adecuarlo y promover que sea mucho más usado que en la actualidad”, entiende la primera edil del PSOE; que ha incidido en que “queremos que se convierta en una zona verde que invite a acudir a las personas mayores, que sea lugar de encuentro y para relacionarse, y al que vayan las familias con menores”.

Añade Cavada que estos trabajos en el que llama Parque Camarón de la Isla se enmarcan dentro de la estrategia municipal de ampliar las zonas verdes y de mejorar las existentes: “por eso hemos diseñado este proyecto global cuyas primeras actuaciones se van a licitar de forma inminente, con el objetivo de que estén culminadas en los primeros meses del próximo año”.

DIFERENTES ACTUACIONES

En la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz se detalla que una de las actuaciones se va a centrar en duplicar las zonas verdes de pradera del espacio, que tiene en total unos 10.000 metros cuadrados, de los cuales actualmente hay apenas unos 3.100 de pradera que van a convertirse ahora en 6.700 m2. “Hay mucha zona de albero deteriorado en donde vamos a plantar césped natural”, ha explicado la alcaldesa, que también ha apuntado que habrá aportaciones de arena.

En la misma línea, se va a instalar un nuevo sistema de riego automatizado, y se van a demoler los canales y sumideros de pluviales, así como las zonas de hormigón deterioradas y desniveles, para mejorar la accesibilidad y la movilidad eliminando barreras arquitectónicas. Con el mismo objetivo, se va a mejorar la pavimentación de todos los caminos interiores.

En lo que respecta a la zona infantil, se va a trasladar para ubicarla en una zona más cercana a las instalaciones del Grupo Empresa Bazán, y también se van a renovar todos los juegos y columpios existentes.

En cuanto a la zona canina, va a permanecer en su actual ubicación, pero contará con un vallado mejorado y una arena específica que es óptima para este tipo de espacios.

El proyecto también incluye la mejora del alumbrado, ya que el parque cuenta con unas farolas atractivas y estéticas, pero a las que se les va a instalar luminaria led, que aporta beneficios por la mayor sostenibilidad y eficiencia, al tiempo que aumenta la visibilidad. Además, se van a añadir más puntos de luz con nuevas faroles de estilo isabelino, “lo que ampliará esa visibilidad y dará mayor seguridad”.

Otra de las actuaciones va a ser también la sustitución de los bancos y la instalación de unos nuevos “más cómodos”, que incentiven el uso del parque y que den una imagen más estética y mejorada de este espacio.

Los comentarios están cerrados.