DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El PSOE entiende que antes de la celebración de Alrumbo ya se sabía que la asistencia iba a ser mayor que el aforo permitido


Los socialistas han vuelto a mostrar sus inquietudes sobre el pasado Alrumbo Festival celebrado en Rota y que congregó a 90.000 personas. Un evento que el PSOE apoya y aplaude, aunque al tiempo muestra su preocupación por diferentes aspectos organizativos. En este sentido, tras consultar los expedientes remarca que el aforo máximo del estadio era de 30.000 personas y de la zona de acampada, unas 15.000. “Si ya sabía de la incapacidad de albergar en dicha zona a tantos visitantes, ¿cómo que no tuvieron la precaución de habilitar otras zonas?”, se preguntan, entre otras cuestiones.

Los socialistas roteños han vuelto a mostrar sus inquietudes sobre el pasado Alrumbo Festival, celebrado en la localidad, y que congregó a unas 90.000 personas entre los tres días que se desarrolló, contando en esta quinta edición con Manu Chao o Calle 13, entre otros, en el cartel. Un evento que el PSOE apoya y aplaude, aunque al tiempo muestra su preocupación por el medio ambiente “y por la mala imagen ofrecida a muchos visitantes por la incapacidad del equipo de Gobierno local”.

Pocos días después de su celebración, a mediados de julio, este partido solicitó al Ayuntamiento tener acceso al expediente relativo al evento y recabar información sobre los controles y las exigencias que desde la administración se habían planteado a los organizadores, además de analizar el acuerdo de Junta de Gobierno en el que se relataban todas estas cuestiones.

Una vez vistos los distintos informes que forman parte del expediente, al PSOE le llama la atención varios puntos, según explica en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz. Empezando por la asistencia: y es que el aforo máximo del estadio Navarro Flores era de 30.000 personas, mientras que el de la zona de acampada era de 15.381 personas. Ante esto, se pregunta “¿cómo se puede decir que la zona de acampada era para un máximo de 15.381 personas, si ellos mismo anunciaban el éxito de un festival que congregaría a unas 90.000 personas? ¿Dónde pensaba la alcaldesa que se alojarían? ¿Pensó quizás que lo harían en los hoteles de cuatro estrellas de nuestra ciudad? Si ya sabía de la incapacidad de albergar en dicha zona a tantos visitantes, ¿cómo que no tuvieron la precaución de habilitar otras zonas?”.

Respecto a la limpieza y la seguridad, incluidos los bomberos, corrían a cargo de la empresa organizadora, aunque ha sido el Consistorio el que se ha hecho cargo, a través de la empresa municipal Aremsa, de toda la limpieza de los alrededores del festival, desde el miércoles 16 hasta el domingo 21, mediante encomienda de gestión con un coste de unos 9.000 euros. “Si la limpieza, la seguridad y la sanidad es competencia, según el convenio firmado, de la empresa organizadora, ¿cómo es que hemos tenido que utilizar medios municipales para la limpieza de pinares, zonas urbanas, playas, zona de acampadas etc.? ¿Se le piensa facturar ese coste a la organización?”, cuestionan los socialistas.

Por otro lado, según el acuerdo municipal quedaban totalmente prohibidas las acampadas en pinares y playas, siendo responsable el promotor de la fiesta, “sin que a día de hoy tengamos conocimiento de que se hayan exigido tales responsabilidades desde nuestro Ayuntamiento, ya que en el expediente no consta”. Al no proponer alojamiento con mayor capacidad del oficial, y al ser ocupados los pinares y playas “con el alto riesgo de un siniestro de importancia y peligro incalculable”, este partido pregunta “qué medidas tomó nuestra alcaldesa. ¿Se encomendó a la virgen, ocultó la cabeza como el avestruz esperando que pasaran los días y tuviéramos la suerte de no tener que asumir una desgracia, bien ecológica o personal? ¿Cómo pretendía nuestro Gobierno municipal que la empresa organizadora se hiciera cargo de dicha responsabilidad?”.

De la misma forma, siguiendo con el convenio, existía un programa de control de las distintas zonas del evento, que antes de comenzar debería ser controlado por las personas responsables del mismo y que se haría un informe por los técnicos municipales del cumplimiento de los compromisos adquiridos por la organización, etc., y en caso de anomalías, incumplimientos, etc., el evento no debía de comenzar hasta tener resueltas dichas anomalías. “¿Qué medidas se han tomado ante el incumplimiento de la organización por ocupar pinos y playas?”, vuelve a preguntar este partido, que opina que “lo más lamentable de todo” es que en la última reunión del Consejo Rector de la Fundación de Medio Ambiente “no solo se obvió el tema del festival, sino que a preguntas de la oposición, la alcaldesa se limitó a comentar que no había habido incidencias, lo que acredita lo alejada que está de la realidad”.

Los socialistas terminan pidiendo a la conservadora Eva Corrales “que se depuren responsabilidades políticas, que se le diga al pueblo las actuaciones que el Ayuntamiento realizó los días anteriores, conociendo que el número de personas era mucho mayor de lo permitido por ellos mismos, si les abrió a la empresa un expediente disciplinario por los incumplimientos en sus obligaciones (pinos, inseguridad, falta de limpieza, etc.)”. “Seguimos pensando que un festival como este es positivo para nuestro pueblo, pero lo que parece que no es nada positivo es la incompetencia de nuestros gobernantes”, se sentencia.

FACUA RECIBE DENUNCIAS

Por su parte, Facua reconocía hace unos días que un “importante” número de usuarios ha contactado para transmitirles sus quejas respecto del desarrollo del festival. Concretamente, denuncian que “se superó el límite de aforo permitido”, lo que, “además de poner en riesgo su seguridad, provocó problemas de acceso al recinto en el que se desarrolló el evento, así como que tuvieran que sufrir colas de varias horas de duración todos los días”. Retrasos que también se sufrieron en la entrega de unas pulseras por las que, obligatoriamente, había que canjear las entradas.

Los usuarios también se quejan de la imposibilidad de acampar en las zonas habilitadas para ello. A tal efecto, esta asociación de consumidores recuerda que, aunque en las condiciones de venta de las entradas se señalaba que su adquisición daba derecho a acampar pero que ello no quedaba garantizado, “los organizadores deberían haber informado del número de plazas puestas a disposición de los usuarios y que, en cualquier caso, dicha cifra debía ser acorde al de entradas puestas a la venta”. Finalmente, hay quejas de que no pudieron dejar constancia de estas deficiencias al no existir en el recinto hojas de reclamaciones a su disposición.

Facua Cádiz ya se ha dirigido por escrito a la empresa organizadora del festival, Etnirocker Producciones, de Chiclana, a la que ha preguntado acerca de estas deficiencias, y a la que ha solicitado que le informe si tiene previsto o no reintegrar el importe de sus localidades a aquellos usuarios que, por los motivos señalados, así lo exijan, así como, en caso afirmativo, el procedimiento que  tienen previsto seguir para efectuar dichos abonos.

Al mismo tiempo, también se ha dirigido al Ayuntamiento de Rota, al que ha solicitado que le informe de las actuaciones de inspección y control que ha debido efectuar sobre el evento, así como que le facilite copia de las condiciones de la autorización concedida a los organizadores.

🤞 Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

Los comentarios están cerrados.