DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Más de 400 aspirantes a 25 plazas en el astillero de Puerto Real

Las pruebas para acceder a las 25 plazas ofertadas en Navantia Puerto Real para no titulados ya están en marcha, siguiendo los protocolos anti-coronavirus. A ellas se presentan 411 aspirantes. Se trata de las primeras plazas que se convocan para Matagorda en varios años y se enmarcan dentro del Plan Estratégico de la empresa estatal. Se busca personal con experiencia previa y sin ella.

Han comenzado en las instalaciones de Navantia Puerto Real las pruebas para acceder a las 25 plazas ofertadas en el astillero para no titulados. A ellas se presentan 411 aspirantes. Se trata de las primeras plazas que se convocan para Matagorda en varios años y se enmarcan dentro de la apuesta del Plan Estratégico de la empresa estatal, firmado a finales del pasado año.

La prueba teórica, consistente en un examen, se está llevando a cabo en el taller de forja de la zona histórica del astillero, durante las tardes de este martes, miércoles y jueves, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz.

Concretamente, este martes se han examinado 142 aspirantes que optan a siete plazas (tres de ellas junior, es decir, sin experiencia previa) en la categoría de operador de conformado y técnico de taller. El miércoles se examinan otros 141 aspirantes que optan a 12 vacantes (seis de ellas junior), en las categorías de electricista, gruista y movimientos, y técnico de mantenimiento. Por último, el jueves pasan la prueba otros 128 aspirantes para ocupar seis plazas (tres de ellas junior) en las mismas modalidades que el día anterior.

Este equilibrio entre personal sin experiencia y con ella “sirve para garantizar el rejuvenecimiento de plantilla, sin perder el conocimiento y know how específico que aportan los empleados veteranos”, se argumenta.

Cada jornada se ha convocado a los aspirantes en dos turnos de acceso distintos para evitar concentraciones. Además, se está aplicando el protocolo Covid-19 de Navantia con la toma de temperatura y aplicación de gel hidroalcohólico a cada uno de los candidatos a su llegada. En dicho taller de forja, de 800 metros cuadrados, se ha habilitado esta sala de exámenes para que pueda acoger la mayor cantidad de opositores guardando una considerable distancia interpersonal. Tras la realización de las pruebas diarias se realiza la desinfección pertinente.

Aquellos aspirantes que superen esta fase teórica, y tras una prueba psicotécnica, pasarán a una última prueba práctica cuya fecha está pendiente de definir.

El equipo de Recursos Humanos de la Bahía de Cádiz daba el martes por la tarde la bienvenida al primer cupo de aspirantes, que además recibían el saludo del comité de empresa del astillero puertorrealeño.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.