DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Nadie hablará de nosotros…


Será por esa necesidad que tenemos las personas, sobre todo las humanas, de transcender a nosotros mismos, o porque nos cuesta trabajo el entender que después de esta vida no hay otra, y nos empeñamos en escribir un libro, tener un hijo o/y plantar un árbol, de esta forma nos empeñamos en que se acuerden de nosotros cuando ya no estemos.

Puede que sea por estas razones por las que Sánchez, Pedro, utiliza tan frecuentemente la palabra historia, después de las elecciones habla de resultados históricos, como si de un monólogo gracioso se tratara, ya que de si algo de históricos tuvieron para él, es que fueron los peores para los socialistas oficiales desde que los marcos alemanes les sacaron del anonimato PRE democrático. Quiero creer que no lo decía por esta razón, además siguiendo esta lógica, seguro que se apuntaría a pasar a la historia el mismo González, Fran, que ha conseguido lo mismo pero en Cádiz.

Y es que tampoco se puede considerar histórico el pacto de centro derecha suscrito entre Sánchez y Rivera, no es la primera vez que se llegan a este tipo de pactos, aunque sí es verdad que sí es la primera vez que pierden en el parlamento, pero que no se alarme nadie, que de ahí a creer que pasará a la historia…, como que no, dentro de unos días ya nadie se acordará ni de pactos, ni de victorias perdidas, ni siquiera de Sánchez.

En Cádiz pasa lo mismo, personas, puede que humanas, que han sido todo en la ciudad, que no se movía nada sin su consentimiento hace tan solo unos meses, hoy han pasado a la historia, pero no esa que se recoge en libros y memoria, a esa otra que se olvida, que no se recuerda, la que no existe hoy y por lo tanto nadie sabrá si existió alguna vez. ¿Ejemplos? Muchos, pero el que aún recuerdo, antes de que se me olvide, es el de PPBlas, con lo que mandaba ese señor, y ahora olvidado… a Teofila cuesta más trabajo, pero que no dude nadie, que en cuanto el tiempo, y la humedad, hagan su trabajo de oxidar Mamotretos, Quillos y Quillas y demás, aquí no se acuerda de Ella ni dios.

Entre los que escriben la historia, que la escriben al mejor postor, y que normalmente somos mucho menos importantes de lo que nosotros mismos nos consideramos…, cuanta razón tenía aquella película de ‘Nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto’. DIARIO Bahía de Cádiz

más artículos Fermín Aparicio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.