DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Los BLAP


Dicen que para entender el presente hay que bucear en la historia, en los orígenes, para saber las causas de lo nos pasa hoy. Esta historia empezó ya hace muchos años.

Sería el año dos mil quince, quizás dos mil dieciséis, por aquellos años se había puesto de moda poner al alcance de la ciudadanía la poesía. En marquesinas de autobuses, estaciones de tren, aeropuertos, ‘Quecos y Quecas’, pantallas leds y luminosos versos, poemas enteros, dependiendo del tamaño del soporte. Y poco a poco, casi sin saber porqué, lo que hasta entonces había estado reservado a segmentos privilegiados de la sociedad, extendió su consumo por todos los rincones.

En diez años, no solamente la poesía se convirtió en la forma más envidiada de comunicación entre las personas, los mensajes publicitarios, las comunicaciones institucionales, lo que entonces se conocía como ‘boletines oficiales’, las primeras páginas de periódicos, recogían al menos una sección  redactada en forma poética.

El Institut  de recherche pour le développement (IRD), durante el año dos mil veintisiete realizó un amplio estudio entre las poblaciones de campos de “personas desplazadas” en el continente africano, en el que se concluía de forma tajante, que los mensajes a través de poemas eran mejor entendidos y producían menos efectos negativos entre estas poblaciones, y lo más importante, los conflictos y luchas para cubrir necesidades materiales,  desaparecían. No se tardó por parte de los servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad en utilizar métodos poéticos en interrogatorios con excelentes resultados.

Hoy, cincuenta años después, todo es poesía, estamos rodeados de rimas. Llevamos ya unos años, que por ejemplo el nombre más común entre los niños gaditanos es Pemán, Pemancito hasta pasada la pubertad, y entre las niñas María de las Rimas. Él año pasado salieron los primeros humanoides que solo se comunican en verso alejandrino. Estamos rodeados de poesía, todo es poesía, esto es un poema de sociedad.

Cientos de nuevos poetas y poetisas se incorporan al año a la vida laboral desde las universidades públicas y privadas. Hoy los estudiantes tienen salidas profesionales tanto desde Formación Profesional como desde los diferentes grados universitarios.

Pero esta vez no es en los montes asturianos, están, dicen unos, en los bajos de la Caleta, otros dicen que en la Torre Tavira, otros que desde alguno de los edificios abandonados de Cádiz, nadie a ciencia cierta lo sabe, pero hay unas emisiones de radio que llaman a la rebelión anti poética. Se autodenominan Brigada de Liberación Anti Poetas, los BLAP, y atención poetas, incluso se empieza a oír insistentemente que se está configurando una rama armada, que quiere utilizar la violencia para sus fines. DIARIO Bahía de Cádiz

más artículos Fermín Aparicio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.