DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

¿La familia? Bien gracias


La pertinaz -que decía el otro-, crisis política, tomando como excusa una crisis económica, ha barrido, como se barren las hojas secas de parques y aceras, cientos de organizaciones y asociaciones sólo con cerrar el grifo de subvenciones. Algunas con cierta actividad social, otra buena parte solo eran una especie de caricatura de lo que fueron. Asociaciones de consumidores, asociaciones y clubs culturales y deportivos, de defensa de animales, incluso asociaciones de vecinos. Muchas, con un factor común, se mantenían de los presupuestos de ayuntamientos, diputaciones, consejerías y ministerios, la mayoría cuando las barrieron ya estaban muertas, secas, sin vida como las hojas por el suelo. Pero durante un periodo de tiempo, se les siguió inyectando dinero, sólo con un objetivo, el que paga manda.

Esta tarde el alcalde de Cádiz se reúne con las AAVV después del número montando -eso sí, en la prensa-, fotos de familia, o de la familia, de las asociaciones, argumentos oídos en Madrid, Barcelona… y publicistas de la derecha gaditana, de toda la derecha, imitan a Esperanza Aguirre y nos cuentan historias de comisarios políticos, soviets de barrio; todo como un guión preestablecido, sin ninguna originalidad, fotocopias en blanco y negro de ‘los látigos’ casposos nacionales.

Y León Felipe cantaba:

Los mismos hombres, las mismas guerras,
los mismos tiranos, las mismas cadenas,
los mismos farsantes, las mismas sectas
¡y los mismos, los mismos poetas!
¡Qu
é pena,
que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!

“Nosotros somos apolíticos”, proclama algún portavoz de las asociaciones de vecinos -como el humorista Chumy Chúmez, “de derechas de toda la vida” le falta decir-, como si fuera un valor, mientras reivindica su derecho a su ideología, a su paternidad y a tener una familia de ilustre apellido local. Quizás todo pueda resolverse con una buena subvención municipal, como las cofradías. Sería triste esta manera de enterrar, definitivamente, el movimiento vecinal, pero todo apunta a esa dirección.

“¿Vamos a dejar de tocarnos los cohones y ponemos a Cádiz en el centro de las preocupaciones?”, pregunta el equipo de gobierno municipal al segundo partido de la oposición, mientras que Susana Díaz hace un llamamiento a superar prácticas partidistas en ayuntamientos e instituciones.

El portavoz local mira profundamente el horizonte, se pone trascendental y responde: “tú lo que quieres es que me coma el tigre, que me coma el tigre, que me coma el tigre”. Mientras el profesorvenidodelpuerto recuerda en voz alta “antes muerta que sencilla”, y los coros repiten: “que sencilla, que sencilla”; y aquí paz y después gloria.

¿Y Cádiz? Bien gracias, como la familia. DIARIO Bahía de Cádiz

más artículos Fermín Aparicio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.