DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

El regidor gris


La nueva normativa de educación desde el año 2028 lo imponen como recurso didáctico: ante los alumnos se abre una de esas cápsulas informativas, que en 2015 se pusieron de moda, con información de personas, parajes, acontecimientos…, a partir de esta información los alumnos deben identificar y situar en el mapa la localidad y el personaje; es sencillo, pero necesariamente hay que estar informado previamente o al menos eso dicen los manuales.

El primer alumno es el encargado de intentar situar en el mapa la localidad y/o paraje con los siguientes datos disponibles en la cápsula informativa: el núcleo urbano es citado y descrito en la novela ‘La forja de un rebelde’ de Arturo Barea y en sus aledaños alguna batalla se libró; su principal actividad ha sido, hasta hace relativamente poco, la agricultura. Una especie de rumor se produce entre los alumnos, pero nada, ninguna de las personas presentes atina a identificar el lugar.

Y empiezan a dar pistas del personaje, como si fuera “una tormenta de ideas”; en esta fase, los recursos utilizados provienen fundamentalmente de lo que se llamó en la época ‘redes sociales’, donde se volcaban ideas, pensamientos, y fotos, completados con datos biográficos que la profesora aportaba.

Una chica rubia, en la última fila lee una máxima publicada en su momento cuya autoría se adjudica al personaje “en mi adolescencia era rebelde ya que me gustaba tocar la guitarra”. Silencio sepulcral, miradas que se cruzan buscando otras miradas…

“Alguna mañana veo leyendas y visiones”, es la segunda; nada de nada, pensamientos vulgares de personajes vulgares recogidos en cuentas más vulgares todavía.

En estos casos, la profesora, que tiene la respuesta al ejercicio, empieza a dar pistas, a ampliar datos: fue regidor de un pueblo, no perteneció a ninguna organización fascista como la OJE por que no fue contemporáneo de la misma. Parece que su formación como ‘político’ se debe a una escuela de verano, que a principios de este siglo se pusieron de moda en España, y que han sido cuna de buena parte de los hombres y mujeres de varias ideologías que después gobernaron en diferentes esferas.

Fue imputado, ya que puso en práctica una de las cosas que creyó oír en una de las clases, lo de que la política es el arte de conseguir consensos; pero él creyó que era a cualquier precio, y se dedicó a comprar voluntades y hasta le grabaron y tal…

Los alumnos de quince años, vecinos de Brunete, intentaban descubrir al personaje, pero nada, ni idea. La profesora empezó a dar mas pistas, pero desde que habían decidido quitar aguiluchos, yugos y flechas, placas con encarceladas e imputadas autoridades, ese pueblo parecía, a vista de esa derecha local, como un poco huérfano.

Una última anécdota, su madre asistía a las reuniones del concejo siendo su máxima tifosi defendiendo a su retoño.

¿Alguien me sabe decir al menos el nombre, aunque no sea un ‘personaje’ y solo haya sido una persona bastante gris?

Yo, yo, se escuchó casi al mismo tiempo que el timbre avisaba de la finalización de la clase.

Bueno, dejarlo así, la verdad es que el ‘personaje’ es insignificante, hasta la semana que viene.

Nota. A todos los que quieren pasar a la historia y no dan la talla. Las anécdotas son ciertas, lo demás obedece a la mente calenturienta de que se hace gala en los mentideros. DIARIO Bahía de Cádiz

más artículos Fermín Aparicio

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.