DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

¿Para qué sirve la Mancomunidad de la Bahía de Cádiz?: De la Encina llega a la presidencia instando a cerrar el eterno debate y ¿liquidarla?

Camino de los 29 años de existencia, la desaprovechada Mancomunidad de la Bahía de Cádiz ha celebrado una junta general en la que ha procedido a la constitución de la misma (resultante de las elecciones de mayo) y a la elección de su nuevo presidente, el séptimo de su historia: el socialista David de la Encima releva en el cargo José María Román. Han sorprendido sus primeras manifestaciones barajando que ha llegado la hora abordar el futuro de este ente supramunicipal que siempre suscita la misma pregunta: ¿para qué sirve? Y si se acuerda que no es útil, aboga por una disolución, “de manera ordenada, pacífica, sin prisas”.

La Mancomunidad de la Bahía de Cádiz ha celebrado en la mañana de este lunes en su sede en el estadio Ramón de Carranza, en la capital, una junta general en la que ha procedido a la constitución de la misma (resultante de las elecciones municipales de mayo) y a la elección y nombramiento del nuevo presidente de este ente supramunicipal, el séptimo de su historia (y ¿el último?): el socialista David de la Encima releva en el cargo José María Román, también del PSOE.

De la Encina, que fuera alcalde de El Puerto en el último mandato, y se mantiene ahora como edil de la oposición además de haber entrado en la Diputación como responsable de Bienestar Social en el gobierno provincial, ha aceptado asumir este cargo de presidente de una Mancomunidad tan invisible como cuestionada. Ha recibido 44 votos a favor, siete abstenciones y ninguno en contra. Y han sorprendido sus primeras manifestaciones ante el resto de políticos de la comarca, planteando que ha llegado la hora abordar el futuro de esta institución que siempre suscita la misma pregunta: ¿para qué sirve?

Este socialista sustituye a otro de su mismo partido, José María Román, que accedió a la presidencia del ente en diciembre de 2015 (en el pasado mandato, no hubo ninguna prisa por ‘echar a andar’ la Mancomunidad, lo que revela el discreto papel que tiene). En sus primeros meses inició una ronda de encuentros con el resto de alcaldes y a partir de ella concluyó que la Mancomunidad “no debe morir, sino incrementar su actividad y los servicios a la ciudadanía. La percepción que tengo –insistía- es que se trata de un ente muy útil para el futuro y lo que podamos hacer”.

Casi cuatro años después, poco o nada ha cambiado, pese a seguir siendo el primer edil chiclanero y ahora también vicepresidente de la Diputación un defensor de esta institución y de sus posibilidades: “unidos somos más”. En el lado opuesto parece posicionarse desde hace unos meses la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, igualmente del PSOE, que en declaraciones a medios ha repetido que no cree en la estructura de la Mancomunidad, aunque “sí en alianza para desarrollar proyectos concretos entre municipios”.

Entre uno y otro parece instalarse el primer discurso del flamante presidente, que ha puesto sobre la mesa posibilidad de disolver el ente mancomunado: “es hora de poner fin a un debate que lleva demasiados años abierto”, el de su utilidad para la Bahía y los siete ayuntamientos que la sostienen.

Eso sí, ha subrayado De la Encina que “toca cerrar el debate, no la Mancomunidad”. Aunque igualmente ha incidido en que “si entre los municipios se decide” que este ente no les sirve, “creo que lo mejor es cerrar el debate y terminar de una manera ordenada, pacífica, sin prisas, en una disolución”. “No es una estructura costosa ni cargada de personal funcionario, pero no deja de ser otro ente que confunde a veces el papel del Estado, de la Junta de Andalucía, de la Diputación y de cada uno de los municipios”, ha reflexionado el exalcalde de El Puerto, que dice llegar al cargo para asumir un papel de árbitro “que guíe” este debate “para que en un tiempo razonable, tengamos una respuesta”.

Los alcaldes de Jerez y El Puerto, ausentes de la asamblea / FOTO: Eulogio García

CAMINO DE LOS 30 AÑOS

La Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz la componen los siete municipios de la zona (un área metropolitana ‘de facto’ para muchos de sus ciudadanos, pero parece que no para sus políticos), adheridos voluntariamente y que suman más de 650.000 habitantes: Cádiz, Jerez, San Fernando, El Puerto, Chiclana, Puerto Real y Rota. Su vigente presupuesto, aprobado el pasado marzo, apenas alcanza los 1,3 millones de euros.

Hasta el momento, en sus casi 29 años de historia (sus orígenes están en el cementerio mancomunado de Chiclana, se constituyó en octubre de 1990 y en 1997 se incorporaban Jerez y Rota) han pasado por su presidencia: el que fuera alcalde chiclanero y más recientemente vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios (PSOE); el alcalde de San Fernando, Antonio Moreno (PA); el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso (IU); el concejal roteño Felipe Márquez (PSOE); el concejal chiclanero Nicolás Aragón (PP); y el alcalde de Chiclana, José María Román (PSOE). DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.