DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El tranvía avanza en sus pruebas con “normalidad”, pero alerta a conductores de que las señales en los cruces están para cumplirse


El tranvía de la Bahía de Cádiz sigue acumulando kilómetros en el trazado entre Chiclana y San Fernando –ya van 163 recorridos en 40 horas en total- desde que se inició la definitiva fase de pruebas dinámicas el pasado 20 de abril, con meses de retraso. Las principales incidencias, sin accidentes de momento, se están dando en la regulación de los cruces debido a que algunos conductores rebasan las intersecciones pese a tener el semáforo en rojo. La Junta prevé campañas pedagógicas e informativas al respecto.

El tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz sigue acumulando kilómetros –ya van 163 recorridos- desde que se inició la definitiva fase de pruebas dinámicas el pasado 20 de abril, con meses de retraso sobre la previsión inicial, y de cara a la entrada en servicio al fin de este nuevo medio de transportes, al menos de forma parcial.

En este periodo de tiempo, ya han circulado por vía tranviaria tres de las cinco unidades del tren tranvía que se disponen en Talleres y Cocheras del Polígono de Pelagatos, en Chiclana. En total, son ya cuarenta horas de ensayos dinámicos –en menos de dos semanas-, efectuándose recorridos completos en toda la traza tranviaria, es decir, desde Chiclana hasta La Ardila-Río Arillo, cruzando la calle Real de San Fernando.

Según el ‘parte’ que la Junta se ha comprometido a trasladar cada martes para informar sobre el desarrollo de estos ensayos, durante la pasada semana, el operativo de las pruebas ha ido afianzándose y adquiriendo una mayor regularidad, con una media diaria de 36,6 kilómetros recorridos entre el miércoles y el pasado viernes, periodo en el que han participado en dicho dispositivo un total de 13 profesionales, entre técnicos de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, la asistencia técnica para la pre-explotación, CAF (fabricación y mantenimiento de los vehículos), así como otras contratistas.

En estas jornadas, se continúan desarrollando pruebas funcionales para la comprobación de la adecuación de las unidades a la geometría de la plataforma y andenes, así como al gálibo de la catenaria. Si bien, esta semana se abordarán ya pruebas de tracción y frenado. En paralelo, las empresas suministradoras de los sistemas e instalaciones (energías, comunicaciones y señalización) también están testando el comportamiento individualizado de los diferentes equipamientos y dispositivos con el paso de los trenes.

Las incidencias técnicas registradas hasta el momento, se refleja en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se encuentran “dentro de la más absoluta normalidad”, y han implicado, básicamente, algunos ajustes en la protección de la subestaciones de tracción (las que revierten la energía a la catenaria), así como en la tracción de algún vehículo. Asimismo, en los primeros recorridos por la calle Real de La Isla también se anotó como incidencia la cera de la Semana Santa.

En cambio, las pruebas están reflejando la necesidad de una progresiva adaptación de los conductores al paso de las unidades en los diferentes cruces, dado que pese al funcionamiento ya de la señalización viaria y ferroviaria en dichas intersecciones para regular los tráficos, algunos coches rebasan aún dicha señalización, “sin que se haya producido ningún incidente por la velocidad moderada en dichos tramos, y por la señal sonora de aviso de las propias unidades del tranvía”, se subraya.

Por esta razón, las consejería de Fomento y Vivienda avanza que abordará campañas pedagógicas e informativas entre la ciudadanía de Chiclana y San Fernando “para fomentar la cohabitación entre peatones, tráfico rodado y el nuevo sistema de transporte”.

OBRAS EN MARCHA

En relación a otras actuaciones asociadas al tranvía, las obras del intercambiador de La Ardila –o sea, el apeadero de autobuses de San Fernando- se encuentran ya en su recta final, y en estos días se ha procedido a la colocación del falso techo y a la colocación de los rótulos identificativos. En líneas generales, se actúa ya en los remates finales de este equipamiento.

Mientras, nada se sabe de la estación de autobuses prometida en Chiclana, también costeada con fondos dentro del proyecto del tranvía. Al respecto, el PP local recordaba recientemente que “el asunto estaba pendiente de la firma del convenio entre Ayuntamiento y Junta, administraciones que en julio de 2016 anunciaron que había un acuerdo para el diseño del apeadero, cuestión que hace incomprensible tanta demora en la licitación y en la ejecución de una infraestructura tan necesaria”.

Por otra parte, en la parada de intercambio entre el tranvía y el ferrocarril en Río Arillo, se ha concluido la cimentación de la catenaria, y el nuevo contratista trabaja ya en el aprovisionamiento de los muros de andén. Esta parada, que se calcula que debe estar lista en unos tres o cuatro meses, es clave para que la línea 1 del tranvía pueda comenzar a operar comercialmente, al menos entre el tramo Chiclana-San Fernando.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.