DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Cueva de los Márquez en Jerez ya es Bien de Interés Cultural al demostrarse la existencia de manifestaciones de arte rupestre

La Cueva de los Márquez, en Jerez, acaba de ser declarada como Bien de Interés Cultural. Las manifestaciones de arte rupestre paleolítico halladas en dicha cavidad, en el Cerro de las Motillas, justifican su inscripción. Ello no quita que todavía se sepa poco de estos hallazgos conocidos desde 1975, y por ello se prevé la realización de un estudio específico para su documentación y análisis pormenorizado.

La Cueva de los Márquez, situada en el término municipal de Jerez, acaba de entrar en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural (BIC), en tipología de monumento.

La inscripción, a través de la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, se realiza al amparo del artículo 40.2 de la Ley 16/1985, de 25 de junio de Patrimonio Histórico Español. Por ello ha presentado la memoria justificativa para dicha inscripción.

Esta cueva se encuentra dentro del Complejo Kárstico del Cerro de las Motillas y presenta un discreto conjunto de arte paleolítico fechado en las fases iniciales del Paleolítico Superior. Se tiene constancia de ella y de sus manifestaciones parietales desde 1975, y fue en 1977 cuando se realizó el inventario de 10 unidades gráficas. El contenido de este trabajo fue publicado en ‘Precisiones en torno al Arte Paleolítico de las cuevas del Cerro de las Motillas. La Pintura’, de J.M Santiago Vilches en el año 2000.

Más recientemente, en el marco de investigaciones arqueológicas puntuales, varios arqueólogos accedieron a la cavidad de la mano de miembros del Grupo de Investigaciones Espeleológicas de Jerez (GIEX), encontrando manifestaciones rupestres.

En un informe redactado por investigadores de las universidades de Córdoba, País Vasco, Salamanca y Cantabria, así como miembros del citado GIEX y del Club de Espeleología Cueva de Nerja, se certifica la autoría paleolítica de los motivos de pintura roja inventariados en el trabajo precedente de Santiago Vilches de principios de siglo, donde se hace constancia de otros muchos restos de coloración roja no catalogados.

La técnica empleada es la pintura, en su mayoría roja a base de hematites, habiendo también motivos en negro realizados en carboncillo. Su repertorio iconográfico es en gran parte signos y manchas análogos a otros localizados en otras estaciones rupestres como Cuevas Navarro, Nerja o Pileta. Destaca una mano en positivo arrastrada en sentido descendente.

A la espera de un análisis radiométrico más concreto, se apunta a una cronología Solutrense e incluso relativa a finales de Gravetiense, en base a paralelos cronoestilísticos con otros conjuntos rupestres de arte paleolítico del sur peninsular.

Desde la Junta, en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se señala que la valoración del informe presentado se considera preliminar, y ahora es necesario la realización de un estudio específico para su documentación y análisis pormenorizado, actualmente en curso de tramitación administrativa. No obstante al demostrarse la existencia de arte rupestre en la cavidad “se aplica el artículo 40.2 de la Ley 16/1985 de 25 de junio de Patrimonio Histórico Español”, el cual apunta literalmente que “quedan declarados Bienes de Interés Cultural por ministerio de esta Ley, las cuevas, abrigos y lugares que contengan manifestaciones de arte rupestre”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.