DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Servicios funerarios de calidad

En la actualidad ofrecer un servicio de calidad es necesario para aquellas personas que siempre buscan lo mejor. Decir adiós a un ser querido es un sentimiento doloroso que atraviesa cualquier familia. Es por ello que, a la hora de escoger una funeraria para preparar y velar a un familia o amigo, se deben tomar en consideración ciertos requisitos como lo son: respetar las normas de salubridad, guardar discreción, el envío oportuno de flores o coronas y el contar con una sala de velatorio digna.

Ser puntual, valor fundamental para un servicio eficaz

La puntualidad es un valor importante que debe ser rescatado en estos últimos tiempos. Enviar el pésame a una familia a través de flores o de una corona debe llegar a tiempo para expresar las condolencias.

En los velatorios las flores son una de tantas formas para demostrar respeto y honra hacia un difunto. Las coronas representan un significado de amistad y compañerismo.

En el mercado actual existen floristerías que cuentan con catálogos de variedad y que  se especializan en la entrega puntual a la hora de hacer un arreglo floral.

Una de ellas es envío de arreglos florales funerarios a tanatorios de Cádiz, y a la hora de no contar con transporte propio, ofrece un servicio por Internet o con una simple llamada telefónica se encarga el arreglo floral.

El asunto es buscar comodidad, buen servicio y entrega oportuna para cumplir a tiempo a la sala de velatorio.

La forma circular de la corona de flores tiene una connotación de eternidad, ya que por su forma numérica, asemeja un cero, se considera que no tiene principio ni fin. Es una simbología en lo natural y espiritual ya que el ser humano nace, crece y muere.

Indistintamente de la religión que se profese, al morir el alma y el espíritu se vuelve a Dios, ser supremo y eterno de donde salimos.

La funeraria cuenta mucho

Planificar un funeral es una tarea difícil cuando se trata de la pérdida de un ser querido. Lo primero  que se debe tomar en cuenta es descubrir si el fallecido tenía un contrato con algún servicio funerario en específico. 

Al descartar esta posibilidad, es pertinente evaluar las distintas opciones existentes hoy día para ser selectivos y asertivos al elegir un lugar que ofrezca el servicio digno para tal fin. 

Los trámites administrativos representan en cierto modo para la familia, cierta incomodidad y estrés. Es ahí donde el personal encargado de la funeraria juega con un papel importante. Siendo capaz, solidario y empático frente al trance al cual se encuentra la familia.

La experiencia y trayectoria es un recurso importante que debe ser tomado en cuenta y que sirva de garantía al momento de asumir el contrato. Los tanatorios de Cádiz al igual que otras empresas similares, ofrecen un servicio digno, cómodo y seguro para dar al fallecido la reverencia que necesita aún en su última etapa de la vida.

Optar por una empresa con experiencia en esta área, es buscar seriedad, confidencialidad, responsabilidad y el cuidado de normas de salubridad. Es contar con un personal profesional que cuide los detalles pertinentes y que estén sujetos según la ley en cuanto a permisos y medidas sanitarias.

La incineración o cremación también es una alternativa válida

Según las estadísticas actuales, la cremación se ha vuelto la principal opción para despedir a un ser querido. Estudios indican que el primer horno se inauguró en España.

La incineración no es más que someter al cuerpo del difunto al horno de fuego y a temperaturas altas. Quemarlo generará las cenizas que luego serán  utilizadas por los familiares y amigos para dar el último adiós.

Este proceso también requiere de ciertas normas y pasos a seguir. Deben cuidarse los detalles en cuanto a la revisión y supervisión del fallecido. Se considera importante debido a que este no debe tener nada metálico, como cadenas o anillos que puedan influir al momento de realizar la cremación.

Tras hacer la revisión pertinente y que el cuerpo esté listo, se prosigue al siguiente paso donde es llevado a una cámara que se denomina retorta, y ahí es controlado por ordenadores.

Parece ser que es efectivo en comparación con un entierro tradicional. En cuanto a gastos administrativos disminuye una cifra considerable. Ya que al escoger la cremación se evitaría el gasto de la parcela en el cementerio, lápidas y el cuidado de una tumba.

Sea cual sea el caso de preferencia, es importante descubrir y escoger de manera correcta la funeraria que prestará tan importante servicio. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.