DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Necesitamos del esfuerzo de todos para diseñar la nueva Andalucía que haga frente con personalidad y con fuerza a un mundo renovado”

Catedráticos, periodistas, empresarios, activistas, cineastas, ganaderos… hasta 80 nombres propios han suscrito un manifiesto, con motivo del 28-F, reclamando a los que mandan un “amplio debate social” sobre el futuro de Andalucía una vez que se logre superar la pandemia y lleguen los esperados fondos de recuperación: “tenemos por delante la oportunidad de acabar con inercias históricas que nos han empobrecido”. “No es momento para que una parte de Andalucía se imponga sobre la otra sino la de llegar a acuerdos transversales”, se reflexiona.

“Demandamos a quienes nos gobiernan o representan que se abran a la sociedad y no la sustituyan; que se pongan de acuerdo e impulsen, a través de todos los medios que hoy día tenemos a nuestro alcance, un debate social plural, transparente y con la participación más amplia posible de todas las andaluzas y andaluces para pensar y poner en práctica desde hoy mismo lo que todas las andaluzas y andaluces queramos que sea nuestro mañana. Les pedimos que reafirmen con determinación la democracia y no den alas al extremismo que siembra división y enfrentamientos. No queremos que, en estos momentos en que se decide el futuro de Andalucía, solo tengan voz y puedan decidir, como ha ocurrido tantas veces, los grupos privilegiados de siempre”.

Es parte del manifiesto bajo el lema ‘Ejerzamos el derecho a diseñar nuestro futuro’ que dirigen a las autoridades y representantes del pueblo andaluz con ocasión del 28-F (precisamente este domingo publicamos un sondeo electoral), alrededor de 80 firmantes, en principio (se puede suscribir el mismo, AQUÍ), y entre ellos intelectuales, periodistas, empresarios, poetas, activistas, ingenieros, funcionarios, ganaderos, electricistas y cineastas, entre otros. Como nombres propios: José Chamizo, Benito Zambrano, Carmen Lizárraga, Clara Grima, Manuel Ángel Vázquez, Juan Torres, Javier Aroca, Mercedes de Pablos, Pilar del Río o Rafael Rodríguez.

“La diversidad enriquece a los pueblos y las naciones. Las divisiones, por el contrario, sean o no conscientemente provocadas y, sobre todo, en tiempos de turbulencias y por causas que en realidad no crean problemas en la vida diaria, solo consiguen que tengamos muchas más dificultades para avanzar en paz y con bienestar”, reflexiona este texto, en el que se recalca que “cuando más necesario es que todos los andaluces nos encontremos unidos para hacer frente a la emergencia que vivimos, se multiplican los fantasmas que pretenden dividirnos de la mano de una extrema derecha sectaria que ni siquiera disimula su añoranza de la dictadura”.

Sostiene este manifiesto por el Día de Andalucía, al que ha tenido acceso DIARIO Bahía de Cádiz, que lo importante en estos momentos es acabar cuanto antes con el coronavirus, para lo que se precisa confiar en quienes han de tomar decisiones puesto que “ningún gobernante puede conocer con exactitud cuál es la respuesta que frena con seguridad la pandemia o que más conviene a la economía”. Sin embargo, eso no puede llevar a dejar a un lado el necesario debate sobre la forma de abordar el futuro de la comunidad autónoma y, más concretamente, sobre la utilización de la gran cantidad de recursos (principalmente los fondos europeos Next Generation) que van a estar disponibles para reactivar la economía tras la crisis sanitaria.

“DAR UN GIRO TRASCENDENTAL A NUESTRA HISTORIA”

Al respecto, se opina que “tenemos por delante la oportunidad de acabar con inercias históricas que nos han empobrecido; ahora podremos contar con medios para dar un giro trascendental a nuestra historia, para fortalecer los servicios públicos -sanidad, educación, investigación, seguridad, cuidados…- que la pandemia ha mostrado que son tan esenciales; tenemos a nuestro alcance la posibilidad de reorientar nuestro modelo productivo y promover nuevos tipos de industrias y redes que generen más ingreso y dejen mayor parte de él en nuestra tierra y, sobre todo, que conserven y den valor a nuestros recursos naturales, en lugar de expoliarlos o destruirlos para combatir así desde Andalucía contra la emergencia climática. Podríamos reformar nuestra administración pública para hacerla más eficaz y mejorar nuestras políticas redistributivas para que supongan empoderamiento y proporcionen incentivos que ayuden a crear riqueza y bienestar social”.

Nada de eso se podrá conseguir, sentencian estos firmantes iniciales del manifiesto, “si no construimos puentes y lazos permanentes de diálogo y colaboración entre todas nuestras gentes, desde las más preparadas hasta las más humildes que, unidas día a día, hacen lo mejor que tenemos en Andalucía”.

“No es momento para que una parte de Andalucía se imponga sobre la otra sino la de llegar a acuerdos transversales, por mínimos que puedan parecernos, para salir adelante cuanto antes y de la mejor forma posible”, sentencia este texto, con una última llamada: “evitemos que una vez más se desperdicie la sabiduría, el esfuerzo, la inventiva y la generosidad de todo un pueblo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.