DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La UCA rinde un homenaje a los profesionales sanitarios gaditanos por su labor durante la pandemia, a combatir con “conciencia y ciencia”

La Universidad de Cádiz ha llevado a cabo su particular homenaje a todos los profesionales del sistema sanitario por su labor “incansable e impagable” durante la pandemia del coronavirus, que todavía no ha pasado: “el virus arrecia. Se cuela por las rendijas del descuido y la irresponsabilidad”, ha advertido el rector. Durante el acto, se ha descubierto una escultura alegórica y estrenado, a modo de “monumento musical”, una composición de Riki Rivera y David Palomar.

La Universidad de Cádiz ha llevado a cabo su particular homenaje institucional a todos los profesionales del sistema sanitario (se sobreentiende que público y privado) por su labor “incansable e impagable” durante la pandemia del coronavirus.

El acto, que se ha desarrollado en la tarde de este jueves en el patio del Rectorado (en el centro cultural Reina Sofía, de la capital) con un aforo muy limitado, y que se ha podido seguir por streaming, ha estado presidido por el rector, Francisco Piniella, y ha contado, entre otras autoridades, con la presencia de la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, la delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, así como miembros del equipo de dirección de la UCA y de representantes institucionales y de las distintas profesiones que desempeñan su actividad en nuestro sistema sanitario: hospitales, atención primaria o laboratorios.

También se ha descubierto una escultura alegórica que será colocada en el hall de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de Cádiz y que ha sido realizada en acero corten por Ras Artesanos: “simboliza un particular árbol de la vida, en cuyo interior se cobija un corazón arropado y protegido por las manos de nuestros sanitarios”. Además, se han entregado réplicas de la misma a representantes de los hospitales y de los distritos sanitarios de la provincia en gratitud por la labor que han desarrollado y siguen realizando estos profesionales en cada uno de ellos en estos tiempos de Covid-19.

Durante el acto, que ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo por todas las personas fallecidas a lo largo de la actual pandemia, se ha asistido al estreno de una obra compuesta por el músico y guitarrista Riki Rivera, interpretada en compañía del cantaor David Palomar. De esta forma, la Universidad gaditana dice realizar, también, “un emotivo homenaje sonoro a través del arte atemporal de la música y de su conmovedora capacidad para emocionarnos y transmitir los sentimientos más profundos”, como es este agradecimiento a la labor de los profesionales sanitarios.

“CONCIENCIA Y CIENCIA” FRENTE AL CORONAVIRUS

En su intervención, el rector Francisco Piniella ha subrayado, que “nos encontramos ante una pandemia que se ha llevado miles de vidas en todo el planeta, que ha roto las costuras de nuestra sociedad y que ha removido los cimientos de nuestra escala de valores, poniendo al principio lo que nunca debió ser alterado: nada es más importante que la vida de las personas y nada es más admirable que el trabajo de quienes arriesgan la propia para salvar la de los demás”.

Por eso, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, ha precisado que “este es el único y monumental motivo que nos ha impulsado en la Universidad de Cádiz a organizar hoy un merecidísimo homenaje a quienes trabajan en nuestro sistema sanitario, que expusieron su vida y que la siguen arriesgando a día de hoy. Profesionales de todos los eslabones que forman la cadena humana del personal sanitario que desarrolla su labor en hospitales, en atención primaria o en laboratorios y que han logrado, con su sacrificio, salvar muchas vidas y evitar tanto sufrimiento”. Un colectivo que, para el rector, “ha trabajado duramente, con profesionalidad y a veces con el hándicap de hacerlo sin las protecciones básicas necesarias”.

Piniella, que ha recordado el “enorme esfuerzo” de la comunidad universitaria a lo largo de los últimos meses para “que la UCA no se pare” ante la suspensión de la actividad presencial por el confinamiento, ha anotado que hubiera sido deseable “utilizar el pasado verbal, pero las circunstancias lo han hecho imposible. Decir que todo ha pasado, que fue una terrible pesadilla, que hemos superado la pandemia. No es así. El virus arrecia. Se cuela por las rendijas del descuido y la irresponsabilidad”.

De esta forma, “para ganar el pulso, además de esa ansiada inmunidad colectiva por medio de una vacunación masiva y eficaz, son necesarias la prevención, concienciación y cumplimiento estricto de las normas higiénico-sanitarias por parte de todos, sin excepción”. Y es aquí donde el rector de la UCA ha querido “poner en valor dos conceptos: “conciencia y ciencia” porque “esta pandemia la paramos entre todos y porque, en segundo lugar, debemos revindicar el papel de la ciencia como la única arma para acabar con el virus. Una posibilidad que sería una quimera sin la contribución de la comunidad científica”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.