DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
Votando el pasado 2-D / FOTO: Eulogio García

La Bahía de Cádiz se ‘escora’ a la derecha, y más allá

En menos de seis meses se celebran elecciones municipales. Unos comicios que, se intuye, van a trastocar mucho el panorama actual, si se atiende a la tendencia de las encuestas y a lo vivido con las recientes elecciones andaluzas. Precisamente, a partir de los resultados del 2-D y con todas las cautelas, jugamos a hacer política ficción para imaginar que aquel domingo 541.000 gaditanos pudieron votar, además, para decidir el color de un hipotético Ayuntamiento de la Bahía de Cádiz: Cs, PP y Vox sumarían 17 concejales, frente a 14 ediles que aportarían PSOE y Adelante Andalucía. En 2015, los populares no lograron ninguna de las siete alcaldías de la comarca y ahora parece que la formación naranja ‘ganaría’ sistemáticamente; sólo Cádiz y Puerto Real resistirían.

En menos de seis meses, el 26 de mayo de este nuevo año 2019, se celebran elecciones municipales (y europeas, y regionales en la mayoría de comunidades autónomas). Unos comicios cuyos resultados, se intuye, van a trastocar todavía más el tablero del rutinario bipartidismo imperante hasta hace apenas un lustro, si se atiende a la tendencia de las últimas encuestas y sondeos, y a lo vivido con las recientes elecciones andaluzas.

“No se vota igual” cuando piensas en tu alcalde (o alcaldesa), en el presidente (o presidenta) de tu autonomía o en el/la del Gobierno español. Es un mantra que se repite elección tras elección, ya que en el primer caso suele ser relevante el candidato, su notoriedad, sus simpatías y antipatías entre los vecinos; algo que no cuenta tanto en otros comicios más ‘lejanos’ en los que la marca del partido o del político de turno (convertido casi en marca), o el votar pensando en el bolsillo y/o movido por los sentimientos, suele imponerse entre los potenciales electores… mientras un elevado porcentaje seguirá quedándose en casa por apatía, conformismo o disconformidad.

Aún siendo consciente de ello, en DIARIO Bahía de Cádiz hemos querido jugar a la política ficción e imaginarnos (como de tanto en tanto) que llegara a existir hoy día, más allá de la muy discreta Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz (sin apenas competencias y reconocimiento en la calle) un verdadero Ayuntamiento de la Bahía de Cádiz que englobara los megadistritos (o megabarrios, por llamarlos de alguna manera) de la capital, Jerez, San Fernando, El Puerto, Chiclana, Puerto Real y Rota; los siete municipios que participan voluntariamente en dicho ente y que suman unos 669.000 habitantes (sin contar la población flotante durante el verano). En la práctica conforma la tercera área metropolitana de Andalucía, detrás de las de Sevilla y de Málaga.

Partiendo del censo electoral de las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre, en la Bahía gaditana hay más de 541.000 electores, una cifra cercana a los 587.000 que aparecen en el censo de la ciudad de Sevilla. Precisamente, el Ayuntamiento de la capital andaluza sirve de referencia para nuestro ‘juego’: con dicha población está conformado, por ley, por 31 concejales, los mismos por lo tanto que ese hipotético Consistorio de la Bahía.

EL ALCALDE DE LA BAHÍA, ‘NARANJA’

En este contexto, y extrapolando los datos reales que arrojan los últimos comicios andaluces en cada una de las localidades que nos entretiene (y contando un preocupante 50,60% de abstención global), Ciudadanos y Adelante Andalucía (la confluencia de Podemos e IU) serían los partidos más apoyados, seguidos muy de cerca por el PSOE. Las tres formaciones se moverían en una diferencia de menos de 2.000 votos (entre unos 62.000 y 60.000).

La formación naranja obtendría el 21,48% de los sufragios y 7 concejales en ese consistorio supramunicipal, mientras la coalición izquierdista también sumaría 7 ediles (con el 21,11%), y los socialistas, igualmente llegarían a los 7 representantes (con el 20,86% de votos totales).

Por detrás, el PP quedaría con 6 concejales (el 17,16%, y menos de 50.000 papeletas) y la ultraderecha de Vox alcanzaría hasta 4 ediles (el 10,88%, y casi 32.000 votos). Pacma sería la candidatura más respaldada de las que se quedarían sin ‘sillón’ (con el 2,60%) y la formación heredera del extinto PA, Andalucía por Sí (AxSí), cosecha apenas el 1,31% de sufragios.

Con este ‘menú’, la única opción de gobierno estable (la mayoría se establece en 16 concejales) parece que sería, como pasa actualmente en la Junta de Andalucía, la unión de las derechas y ultraderecha: Cs, PP y Vox sumarían 17 representantes, mientras en el otro extremo del tablero, un supuesto acuerdo entre Adelante Andalucía y PSOE se quedaría en 14 ediles insuficientes. Otra alternativa, pero bastante inviable por las posiciones antagónicas entre Podemos y Cs, sería la comunión (aunque fuera vía abstención de alguno de los tres) de los naranjitos, los morados y los socialistas (21 concejales); o, ya no tan impensable, el acuerdo entre Cs, PSOE y PP (20).

En cualquier caso, ese supuesto alcalde de la Bahía, en base a estos resultados, sería muy probablemente integrante de la franquicia a nivel local del partido de Albert Rivera. En este punto, tocaría analizar la popularidad real de los que serán cabezas de lista de esta formación en mayo de 2019, y si ello influirá en su momento para que los vecinos se decanten por la persona o por la mera marca (y los discursos y argumentarios que se difunden desde Madrid y los medios generalistas).

¿Y QUIÉN GOBERNARÍA EN MI CIUDAD?

De la misma forma, hemos querido sondear cómo se replantearían cada uno de los ayuntamientos de la comarca si se aplicaran los resultados del pasado 2-D (incidiendo en que la encorsetada extrapolación de datos sugiere más una tendencia que una situación real).

EN CÁDIZ, ‘GANA’ LA IZQUIERDA POR POCO

En la ciudad de Cádiz, con un 43,7% de abstención, la opción más votada sería Adelante Andalucía con 9 ediles y el 30,29% de las papeletas (en las elecciones de 2015, Sí se puede y Ganar Cádiz sumaron 10 concejales). Lejos quedarían el resto de opciones: Ciudadanos alcanzaría los 6 representantes y el 19,73% de sufragios (hoy tiene 2); el PSOE, se quedaría con 5, los mismos que tiene ahora (con el 18,03%); el PP bajaría a 5, la mitad de los que logró hace cuatro años (el 17,55%); y Vox se estrenaría en San Juan de Dios con 2 representantes (y el 7,12%).

Así, estaría más cerca la repetición de un gobierno de izquierdas en la capital gaditana que uno de derechas; dependería de nuevo de que los socialistas apoyaran (bien solo en la investidura o entrando en el equipo de Gobierno) a la coalición de Podemos e IU (suman exactamente 14 ediles, la mayoría). Por el otro lado, Cs, PP y Vox, si se unieran, llegarían sólo a 13 ‘sillones’.

EN JEREZ, MAYORÍA PARA EL TRIPARTITO DE DERECHAS

Cs y PSOE empatarían a 7 concejales en el Ayuntamiento de Jerez: los naranjas sumarían el 23,51% de los votos y 5 ediles más que en 2015, y los socialistas el 22,43%, y el mismo número de representantes que hoy día. El PP se quedaría con 5 concejales (6 menos) y el 18,04%; Adelante Andalucía con 5 y el 17,45% (Ganemos Jerez tiene hoy 5, pero no es exactamente Podemos, aunque en su momento participara de la agrupación de electores, e IU cuenta con 2); y Vox pasaría de 0 a 3 ediles (y el 11,88% de papeletas).

Este ‘pastel’ configuraría un probable gobierno de derechas y extrema derecha: Cs, PP y Vox llegarían a los 15 ediles, frente a los escasos 12 representantes que suman PSOE y Adelante. Hoy día en Jerez gobierna en minoría los socialistas, con el apoyo en la investidura de IU y Ganemos.

EN SAN FERNANDO, LAS DERECHAS SUMAN

Parecido panorama se daría en el Ayuntamiento de San Fernando, donde desde 2015 cogobiernan en minoría PSOE y el desaparecido PA, apoyándose en muchas ocasiones en Cs. Los de naranja ganarían con el 22,55% de los votos y 6 concejales (tienen 3), mientras los socialistas llegarían también a los 6 (2 menos) con el 21,77% de los sufragios. Adelante Andalucía obtendría 5 ediles y el 17,57% de papeletas (en 2015, Sí se puede consiguió 4); el PP bajaría 2 más, quedándose con 5 concejales (y el 16,92%); y parte de sus electores, se evidencia, se fugarían a Vox, que de la nada pasaría a 3 representantes (el 13,26% del total de votos).

Con estos números, la mayoría de 13 concejales sólo la obtendrían las suma de Cs, PP y Vox (14), frente a los 11 que aportaría una supuesta unión de PSOE y Adelante.

EN EL PUERTO, CS, PP Y VOX ‘GANAN’ CON HOLGURA

En El Puerto, extrapolando los resultados electorales del 2-D (un 45,7% de abstención), las derechas se impondrían sin problemas a las formaciones progresistas que hoy gobiernan el Consistorio, PSOE e IU. Cs, PP y Vox llegarían a sumar 15 concejales, mientras Adelante Andalucía y PSOE se quedarían con 10.

La fuerza más votada, de nuevo, sería Cs, con el 21,19% de papeletas y 6 ediles (hoy, la fuerza refundada a partir de lo que quedaba de Independientes Portuenses, tiene 2). Adelante Andalucía lograría 5 concejales y el 19,22% (en 2015, IU sumó 3 y Levantemos El Puerto, que no es exactamente Podemos, hasta 4); el PP se queda con 5 (4 menos), y el 19,08% de los votos; el PSOE también alcanza los 5 (1 menos) y el 18,38%; y la ultraderecha se elevaría a los 4 representantes con el 14,19%. El Puerto es la localidad de la Bahía donde el ascenso de Vox es más notorio.

EN CHICLANA, CIUDADANOS SE ESTRENA CON LA ALCALDÍA

Igualmente, se dibuja un cambio radical en el Ayuntamiento de Chiclana, donde hace cuatro años ganó el PSOE con distancia sobre las demás opciones, aunque cogobierna en minoría con Ganemos. El descalabro de los socialistas ayudaría a que las derechas se hicieran con el Gobierno local: Cs, PP y Vox obtendrían la mayoría, juntos, con 14 concejales.

En estas hipotéticas elecciones (con más de un 50% de abstención) se impondría Ciudadanos con 6 ediles y el 23,32% de las papeletas, un partido que hoy día no tiene ni representación en el Consistorio chiclanero. Por detrás se situaría el PSOE, con 6 representantes (tiene 11 hoy día) y el 22,92%. El PP perdería 3 concejales, quedándose con 5 (el 17,95% del total); Adelante Andalucía alcanzaría también 5 ediles con el 17,16% (actualmente IU tiene 3, Sí se puede 2, y Ganemos 1); y Vox se situaría como quinta fuerza estrenándose con hasta 3 concejales (el 12,23%).

PUERTO REAL ‘RECHAZA’ A LAS DERECHAS

Puerto Real, si se plasmaran los resultados de las elecciones andaluzas en las próximas municipales, volvería a evidenciar que es una ‘isla’ con respecto a las localidades vecinas. La derecha apenas tendría fuerza, pese a la predisposición por partidos reaccionarios que dictan las encuestas y determinados medios. De hecho, es la única localidad de la comarca donde, hoy día, el PP no tiene ni un solo concejal. La suma de Adelante Andalucía y PSOE podría alcanzar el equipo de Gobierno sin problemas (hasta 16 representantes, cuando la mayoría se alcanza con 11). La Villa reeditaría una Alcaldía de Podemos.

Adelante obtendría 9 ediles (actualmente, Sí se puede tiene 7, Equo 3 e IU 1) y el 34,60% de los votos, mientras el PSOE subiría a 7 (y el 26,46%), ganando 4 representantes con respecto a lo cosechado en 2015. Ciudadanos, que actualmente no tiene ediles en Puerto Real, llegaría a 3 (el 15,05%); el PP volvería a tener presencia con 1 concejal (el 7,54%); y Vox también tendría 1, con el 5,60% de las papeletas. Cabe anotar además que AxSí estaría más o menos cerca de obtener representación (rozó el 4% de los votos el pasado 2-D), algo que parece razonable, teniendo en cuenta que en 2015 el Partido Andalucista llegó a los 7 concejales, y que en el mandato precedente gobernó con mayoría absoluta. En este punto cabría preguntarse qué eligió el votante andalucista en las elecciones autonómicas.

EN ROTA, SE PASA A UN GOBIERNO DE DERECHAS A LO JUSTO

También habría cambio en el Ayuntamiento de Rota, donde desde las últimas municipales cogobiernan con mayoría PSOE e IU. Cs, PP y Vox alcanzarían, juntos, los 12 ediles, frente a los 9 que acumularían PSOE y Adelante Andalucía.

Ciudadanos llegaría a los 5 ediles desde la nada con el 23,40% de las papeletas. PP y PSOE también lograrían los 5 representantes cada uno (con el 20,94% y el 20,11% del total, respectivamente): los conservadores ganarían 1 y los socialistas perderían 5, con respecto a 2015. Además, la coalición de Podemos e Izquierda Unida obtiene 4 concejales y el 19,01% de los sufragios (hoy, IU tiene 2 y Sí se puede 1); y Vox lograría el 10,68% y 2 representantes. En 2015, Roteños Unidos llegó a los 4 concejales, por lo que estos resultados extrapolados quedan algo cojos: habría que contar también con esta fuerza independiente (que no concurre a las autonómicas). Dany Rodway

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.