DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Especialistas de la Armada neutralizan hasta siete artefactos explosivos durante el verano en el litoral de la Bahía de Cádiz

El equipo de desactivado de explosivos de la Armada de la Unidad de Buceo de Cádiz ha llevado a cabo durante este verano hasta siete intervenciones sobre distintos artefactos avistados en la Bahía, por bañistas y pescadores. Las municiones neutralizadas van desde granadas de mortero de 60 mm, hasta proyectiles de 155 de más de 50 kilos.

El equipo de desactivado de explosivos de la Armada española de la Unidad de Buceo de Cádiz (Unbudiz), con base en la Estación Naval de Puntales y perteneciente a las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Cádiz, ha llevado a cabo durante los meses de verano hasta siete intervenciones sobre distintos artefactos avistados en la Bahía.

Estos artefactos suelen ser encontrados por bañistas, aficionados a la pesca submarina o buceadores deportivos que, avisando a los servicios de emergencia, inician el procedimiento establecido con la Armada a través del Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (Covam). Este protocolo destaca un equipo de buceadores, especialista en desactivado de explosivos (EDE), para su identificación y neutralización.

La seguridad en la zona suele ser prestada por la Policía Nacional o la Guardia Civil, que establecen un perímetro de seguridad acordado con el EDE, que permite operar con seguridad a los desactivadores.

Según se recoge en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, las municiones encontradas este verano en playas gaditanas van desde granadas de mortero de 60 mm, hasta proyectiles de 155 de más de 50 kilos de peso. Además, a pesar de la antigüedad de muchos de ellos, su carga explosiva suele estar intacta y con características desconocidas, destacando la peligrosidad de manipularlos sin las técnicas y conocimientos adecuados.

Por ello, desde la Armada se alerta de que ante cualquier hallazgo “no hay que tocar nada” y hay que avisar a las autoridades.

La frecuente aparición de material de este tipo en la zona de Cádiz se debe principalmente a que el uso de los comúnmente llamados vertederos de explosivos fueron usados hasta enero de 1995, cuando entró en vigor el convenio de Londres sobre protección del mar por vertimiento de desechos y otras materias. Las corrientes y mareas, arrastran muchos de estos artefactos de los vertederos hasta las playas o zonas de pesca de la Bahía.

Las Unidades de Buceo de la Armada cuentan con personal especialista en desactivación de artefactos explosivos y buceadores con especialización en técnicas de inutilización de minas submarinas, siendo los únicos capacitados para realizar este tipo de tareas. Esta actividad, en el ámbito marítimo y litoral, es competencia exclusiva de la Armada española. En todo el Estado, dispone de varios equipos de desactivado con base en Ferrol, Canarias, y Cartagena, además de la de Cádiz. Estos equipos se encuentran permanentemente activados para la neutralización de explosivos.

Los comentarios están cerrados.