DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Es la hora de convertir la identidad andaluza en poder andaluz, la sensibilidad en conciencia, la memoria en país”


Los líderes andaluces de Podemos y de IU, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, respectivamente, han coincidido en Cádiz en el marco de la campaña electoral del 26-J. En plena Alameda han presentado el ‘Manifiesto por Andalucía’, con el que se hace un llamamiento para defender esta tierra, votando, claro, a la coalición. “La segunda transición española pasa por una nueva transición andaluza desde la autonomía conquistada a la autonomía por conquistar”, se señala, reflexionando que “la identidad política andaluza que emergió en la transición sigue viva para ver resueltos los dos problemas más graves que se vienen arrastrando desde siglos: las enormes desigualdades sociales y el atraso económico”.

Los líderes regionales de Podemos y de IU y parlamentarios, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, respectivamente, coincidían en Cádiz este jueves en el marco de la campaña electoral del 26-J para, además de participar en un mitin conjunto por la tarde respaldando a la candidatura Unidos Podemos, para presentar por la mañana en plena Alameda el ‘Manifiesto por Andalucía’, con el que se hace un llamamiento a la ciudadanía para defender esta tierra y transformarla. La productora, guionista y directora de cine, teatro y televisión, Pilar Távora, ha sido la encargada de leerlo.

“Lo diremos cuantas veces sea necesario: Andalucía como la que más. Trabajaremos para establecer un nuevo marco de autogobierno que permita poner a Andalucía en el puesto que merece. La segunda transición española pasa por una nueva transición andaluza desde la autonomía conquistada a la autonomía por conquistar: necesitamos más que nunca el patrimonio simbólico, cultural y político del 4-D y el 28-F, porque eso es patrimonio del pueblo andaluz. Andalucía será dueña de su futuro cuando sea una sociedad dueña de su presente”, señala este manifiesto.

“La esperanza de la ciudadanía andaluza de ver respetado su patrimonio constitucional y cumplidos sus derechos legítimos –se subraya-, sólo cobrará fuerza constructiva para la vida en común cuando sea defendida en la calle y en los parlamentos como una convicción viva. Nos ponemos al servicio de esta sensibilidad y esta memoria que dota a Andalucía de identidad y capacidad. Es la hora de convertir la identidad andaluza en poder andaluz, la sensibilidad en conciencia, la memoria en país. En Unidos Podemos por Andalucía, el respeto a estas convicciones constituye una exigencia añadida a nuestros representantes. Las personas que hoy sí nos representan en el Congreso y en el Senado por Andalucía se comprometen por y con su pueblo”, se sentencia.

“HACE FALTA CONJUGAR VOLUNTAD, SENSIBILIDAD Y MEMORIA”

Este llamamiento, recogido por DIARIO Bahía de Cádiz, parte de la premisa de que “somos herederos de la Andalucía del 4 de Diciembre y del 28 de Febrero (el 4 de diciembre de 1977 en la calle y el 28 de febrero en las urnas). El 4-D de ayer nos recuerda al 15-M de hoy: un golpe al tablero que fue capaz de modificar los cimientos del Estado que pretendían imponer unos pocos de espaldas a la gente. A día de hoy, hay quienes intentan apropiarse del irrepresentable 15-M, igual que ayer hubo quienes desnaturalizaron políticamente el 4-D y el 28-F”.

Y se agrega que “heredamos el patrimonio constitucional ciudadano andaluz que ahora transferiremos al proceso constituyente. Ése es el compromiso de nuestras congresistas, senadoras y senadores, trabajar por la soberanía política de nuestra tierra. Porque nuestra memoria es la memoria de una nacionalidad con nombre propio y con capacidad de hacer grandes cambios: Andalucía. Por eso, somos garantes de la identidad política y cultural de Andalucía. La identidad política andaluza que emergió en la transición sigue viva para ver resueltos los dos problemas más graves que se vienen arrastrando desde siglos: las enormes desigualdades sociales y el atraso económico”.

Para la coalición de Podemos e IU, junto a otras fuerzas, en Andalucía “tenemos memoria y tenemos sensibilidad. Todo proyecto de futuro requiere estas dos patas del pasado y el presente. Lo sabe la gente que levanta esta tierra cada día con su esfuerzo y se toma muy en serio sus sueños”.

“Las andaluzas y los andaluces tenemos memoria y nos sabemos pueblo”, subraya el manifiesto recordando el 4-D y el 28-F, cuando “rechazamos el diseño de futuro propuesto por las élites del momento: desigualdad territorial, derechos nominales, asimetría en su ejercicio. Ese día Andalucía nació como unidad política federable, y la gente dijo alto y claro dos cosas: que no hay democracia sin pueblo, que no hay pueblo sin Andalucía”. Al mismo tiempo, las gentes de esta región “sabemos lo que sentimos, pues sentimos en nuestra piel la combinación incalificable de crisis económica, políticas de austeridad para la mayoría y gestión pública ineficaz. Y lo hemos sufrido más que nadie porque ya éramos agraviados en el escenario previo a la estafa económica que han llamado crisis”.

Para Unidos Podemos, “hace falta conjugar voluntad, sensibilidad y memoria para construir un nuevo modelo de desarrollo que tenga en su base la educación y en su cúspide la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) también en una industria andaluza y que nos permita adquirir soberanía económica, también desde el punto de vista financiero”. Un modelo que “recupere la soberanía sobre sus recursos productivos”, incluyendo cuestiones clave como la soberanía energética y la soberanía alimentaria. Un modelo “que fortalezca los sistemas de protección social y que garantice, en definitiva, el trabajo digno”. Porque “debemos y podemos salir del peligroso bucle de la desigualdad creciente. Es preciso frenar la precarización de la vida y la exclusión”, se subraya.

“Nuestro compromiso es claro –remarca el manifiesto partidista-: somos garantes de la voluntad popular de constituir Andalucía como sujeto político federable, respetando el rango constitucional de su norma fundamental. El próximo 26 de junio en el Congreso y el Senado, con memoria, trabajo y esperanza, Andalucía puede tomar el liderazgo en la configuración del futuro modelo territorial. No puede haber articulación territorial de España sin tener presente a Andalucía en un marco de suficiencia financiera en el modelo de financiación autonómica, dirigido a la salvaguarda y desarrollo de las competencias escritas en nuestro Estatuto de Autonomía”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.