DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Ya hay proyecto para “recuperar” en dos fases la plaza de la Pescadería, “un nuevo foco de atracción entre el río y el Castillo”

El Ayuntamiento de El Puerto ya tiene listo el proyecto para “recuperar” en pleno centro histórico la plaza de la Pescadería contribuyendo con esta iniciativa pública a la “dinamización” del entorno. De momento, se trabaja para licitar como muy tarde a principios de 2022 una primera fase de la reurbanización. La siguiente está pendiente de la expropiación y demolición del edificio todavía existente.

El Ayuntamiento de El Puerto ya tiene listo el proyecto, diseñado la concejalía de Urbanismo, para “recuperar” en pleno centro histórico la plaza de la Pescadería contribuyendo con esta iniciativa pública a la “dinamización” del entorno.

De momento se trabaja en el diseño para la ejecución de la urbanización de una primera fases; o sea, la parte no ocupada por el edificio todavía existente y que deberá ser objeto de un proyecto de expropiación previo a su futura demolición para poder completar la actuación en su totalidad.

Esta propuesta de intervención se encuadra dentro de las iniciativas públicas que el Peprichye, en vigor desde finales de junio, contempla para la recuperación y revitalización del casco histórico. Es una de las “operaciones singulares estratégicas prioritarias” que, a decir del alcalde Germán Beardo, marcarán los inicios de otras como el Campo de Guía o el Hospital San Juan de Dios.

Según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, el Consistorio prevé que esta primera fase de la obra salga a licitación en el último trimestre de este año o primero de 2022, “para garantizar que esté acabada antes de la temporada estival”, por unos 250.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

Incide el primer edil del PP, que dice haber supervisado el proyecto sobre plano con la edil de Urbanismo Danuxia Enciso, que esta futura plaza se convertiría en “la puerta de entrada al casco histórico desde el paseo fluvial”, configurando la fachada de la ciudad desde el río Guadalete y conectando la otra margen del río con el centro a través del futuro puente rodado y segunda pasarela peatonal, “sin olvidar tampoco la importancia de algunos de los edificios que conforman la plaza y su entorno como la Casa de La Aduana y el Resbaladero”. Y una vez se elimine el edificio que queda por demoler, “el Castillo de San Marcos cobraría protagonismo al fondo dominándolo todo junto al Palacio de Araníbar”.

“Ya en siglos pasados la plaza de la Pescadería era un espacio que dominaba la vida comercial que entonces se basaba en el sector pesquero y marítimo en general, ahora con su recuperación podrá configurarse como un nuevo foco de atracción entre el río y el castillo que proyectará su poder dinamizador sobre el resto del casco histórico”, reflexiona Beardo.

Por su lado, Enciso explica que desde Urbanismo se ha puesto el acento en que el diseño de este espacio incorpore una gran variedad de especies arbóreas autóctonas o adaptadas al entorno “y bien relacionadas con la historia de los Cargadores a Indias”.

“El Ayuntamiento, pero también los ciudadanos, los propietarios, empresarios y la iniciativa privada en general, deben formar parte indispensable de la solución del casco histórico de nuestra ciudad”, se sentencia desde el bipartito de derechas.

Los comentarios están cerrados.