DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Se ultima una “importante gestión” para recuperar los suelos vendidos a Plasticur; “hay empresas interesadas en la parcela”, según Beardo

El Ayuntamiento de El Puerto está ultimando una “importante gestión” para poder recuperar la parcela que en su día la empresa municipal Impulsa El Puerto vendió a Plasticur, que se asentó en la nave industrial de Visteón, bajo una serie de condiciones, que no ha cumplido. El alcalde asegura que existen empresas “sólidas e importantes” interesadas en asentarse en estos suelos.

El Ayuntamiento de El Puerto está ultimando una “importante gestión” para poder recuperar la parcela que en su día la empresa municipal Impulsa El Puerto vendió a Plasticur (extraña empresa que prometía construir autobuses eléctricos), que se asentó en la nave industrial de Visteón, bajo una serie de condiciones y premisas, que no ha cumplido.

El alcalde, Germán Beardo, avanza en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que si cuaja dicha acción “se conseguirá dar carpetazo a un asunto que lleva años dando coletazos sin que se nadie le haya puesto solución”.

Fue en el pasado mayo, en plena campaña electoral y todavía con alcalde socialista, cuando se anunciaba que Impulsa El Puerto había decidido presentar varias denuncias con respecto a los suelos de la antigua Visteon (cuyo cierre hace más de una década dejó en la calle a unas 400 personas). Por un lado, se iría por vía civil para tratar de recuperar los terrenos; y por otro lado, se acudiría a la fiscalía anticorrupción contra los consejeros que estaban al frente de la propia sociedad municipal en 2013 (entre otros, el propio Beardo) y permitieron esta operación “ruinosa”, que ha quedado en nada.

Para la compra de los terrenos en su momento (se concretó en 2013 por unos 2 millones de euros, entonces todavía era primer edil el popular Enrique Moresco), Plasticur, con Ramón Hermo detrás, prometió crear 40 puestos de trabajo fijos durante el primer año y 15 en las siguientes anualidades, hasta conseguir los 100 comprometidos. En el caso de no cumplir, algo que es evidente, se le amenazaba con una ‘multa’ de 10.000 euros por cada puesto de trabajo no creado. El proyecto, que nunca se ha desarrollado, llegó también a lograr ayudas Reindus del Ministerio de Industria.

Ahora Beardo, que no concreta nada sobre esas “gestiones”, subraya que lo más importante es que, al recuperarse estos suelos, “se abre la posibilidad de licitarlo para la llegada de nuevo tejido empresarial, que genere riqueza y empleo en la ciudad”.

Es más, el primer edil conservador llega a afirmar que “hay varias empresas importantes interesadas en dichos terrenos”. Algunas de ellas “de gran peso en el mundo empresarial que garantizarían la solvencia de la operación y, sobre todo, darían certeza de su solidez para fortalecer el entramado industrial portuense, ofreciendo una gran oportunidad laboral”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.