DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La guardería municipal cerrará pese a que la oposición presionó con una moción para su mantenimiento; Lara repite que no es “viable”

Pese a que la oposición en el Ayuntamiento de El Puerto aprobó en diciembre una moción en la que se le instaba al equipo de Gobierno al mantenimiento de la guardería municipal, el bipartito de PP y Cs ha mirado hacia otro lado y la AMPA del centro ha mostrado su indignación por el “desprecio” con el que considera que están siendo tratados los padres. La concejala de Servicios Sociales admite que es una decisión “incómoda y antipopular” pero “no tenemos competencias en esta materia”.

Entre la colección de fotos y posados en sus redes sociales del alcalde de El Puerto, Germán Beardo, no hay ninguno, ni parece que la habrá, a las puertas de la guardería municipal, que sabe que no volverá a abrir en septiembre.

De hecho, la concejala de Servicios Sociales, Carmen Lara, ya dejaba claro el pasado mayo que esta escuela infantil no admitiría nuevas matriculaciones, con la excusa de que “el Ayuntamiento no tiene competencias en esta materia, que fueron trasladadas hace años a la Junta de Andalucía. Hecho que avalan los informes municipales que obligan a tomar esta decisión”.

Pese a ello, todos los partidos de la oposición aprobaron en pleno en diciembre una moción en la que se le instaba al equipo de Gobierno de PP y Cs al mantenimiento de este recurso municipal. Sin embargo, el bipartito ha hecho oídos sordos y la AMPA del centro ha mostrado estos días su indignación por el “desprecio” con el que considera que están siendo tratados los padres por Beardo y el resto de su Ejecutivo.

La presidenta de la AMPA, Ana Sarai Sánchez, lamenta que “han ido hacia adelante con el cierre a pesar de que existe un acuerdo de pleno”. Pero más allá de este “flagrante incumplimiento”, considera que “tanto el alcalde como su concejala de Servicios Sociales se están riendo de nosotros. Desde junio de 2020 estamos esperando que Beardo nos reciba; Lara tiene buenas intenciones, pero no hace nada, ni quiere hacer. Y, en el caso de Curro Martínez, ni está ni se le espera”.

“Nos hemos enterado del cierre de la guardería al ir a presentar las solicitudes para el próximo curso, y han tenido que ser los propios trabajadores los que nos han dicho que no podían recoger la documentación. Mientras el alcalde y su equipo se comportan como si no fuera con ellos”, se queja Sánchez en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Padres y madres coinciden en que con este cierre “se pierde un recurso público para el que tampoco han dado alternativa, y nos encontramos con una situación delicada por la falta de interés de PP y Cs para mantenerla abierta”. Y es que desde la AMPA sostienen que “más allá de los inconvenientes burocráticos, que entendemos salvables, se encuentra la necesidad de muchas familias portuenses, que ahora se verán sin este recurso que, recordemos, es público y garantiza una atención a nuestros menores que de otra forma no podría darse”.

A colación, la concejala de IU, Matilde Roselló, ha abundando en que las derechas en el Gobierno portuense, “con Beardo a la cabeza, vuelven a anteponer lo privado a lo público, sin medir las consecuencias que esta decisión pueda tener en la ciudadanía”. “Ya en mayo del año pasado instamos tanto a Germán Beardo como a Curro Martínez a arremangarse y a negociar con la Junta para que buscasen una solución y evitar así este cierre, pero como podemos ver no han hecho nada y el PP y Ciudadanos, tanto desde la Junta como desde el Ayuntamiento, prefieren dejar en manos privadas los recursos públicos sin mirar más allá del aspecto económico”, afea esta formación izquierdista.

A su vez, la edil del PSOE Ana María Arias, haciéndose eco de las reivindicaciones de la AMPA, considera que “la decisión del PP y Cs de cerrar esta escuela infantil provocará que muchos menores y sus familias se vean perjudicados por no contar con una alternativa a este servicio”. El principal partido de la oposición sostiene que ni la concejala Carmen Lara, “a la que tanto le gusta dramatizar en sus declaraciones”, ni el alcalde ni su socio naranja “han sido capaces de sentarse con las familias y buscar una solución”.

“CONSTA UNA ORDEN DE CIERRE DESDE 2017”, SEGÚN LARA

Respondiendo a los padres y partidos de la oposición, la edil de Servicios Sociales, Carmen Lara, defiende que en los plenos hay dos tipos de acuerdos: “unos de obligado cumplimiento cuya ejecución hay que realizar siempre ya que cuentan con informes técnicos, jurídicos, retenciones de crédito, consignación en el presupuesto y todo tipo de documentación que así lo acreditan”; y “otros, que son expuestos de voluntades para hacer pública una intención o una voluntad cuya ejecución estará condicionada a su viabilidad”.

Así, esta concejala popular reconoce que “si bien es cierto que los partidos de la oposición presentaron una moción conjunta pidiendo la continuidad de la guardería, la realidad es que desde 2009 se traspasaron las competencias de los centros de Educación Infantil desde Servicios Sociales a la consejería de Educación, hace ahora 12 años”.

“Todos los portavoces de la oposición conocen este dato porque la mayor parte de ellos han estado gobernando y saben a la perfección que han dejado pasar una situación que llega al límite por no atajarla y que todos comprendemos que resulta incómoda y antipopular para los afectados”, insiste Lara.

Esta situación, agrega, “se ha venido dilatando excesivamente en el tiempo durante años sin que se tomara ninguna decisión al respecto y no puede alargarse más”, pues el Ayuntamiento está teniendo “serios problemas” para afrontar el pago de nóminas y todos los gastos que genera la guardería, “ya que la Intervención Municipal nos advierte de que se está utilizando el presupuesto en competencias impropias, cometiendo una irregularidad administrativa, lo que puede derivar en un problema de mayor envergadura, ya que no corresponde a un servicio de carácter obligatorio por lo que su realización no contribuye a la estabilidad presupuestaria ni a la sostenibilidad financiera”. Recuerda también que a lo largo de los últimos años este centro ha recibido distintas inspecciones y denuncias que obligan al Consistorio a tomar una decisión contundente, “y sobre la que consta una orden de cierre desde diciembre del año 2017”.

De este modo, hace casi un año se decidió mantener el presente curso a los niños ya matriculados “para no causar trastornos ni a los menores ya matriculados ni a las familias, cuidando mucho el modo la ejecución de esta medida y derivando las matrículas de primer curso a los centros de la Junta, que además tenían plazas vacantes de sobra para ello y teniendo en cuenta que todos los alumnos que en la actualidad están en la guardería pasan al segundo ciclo de Infantil en los colegios”.

Por último, la edil responsable concluye que “bajo ningún concepto se pierden los puestos de trabajo de los profesionales que en este momento están asignados a la guardería”; serán reubicados cuando finalice el curso en otros departamentos municipales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.