DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La empresa de calderería Cafisur que ya operaba en el polígono El Palmar se muda a Tecnobahía para crecer en producción y plantilla

El parque Tecnobahía, en El Puerto, alberga una nueva apuesta industrial. La empresa de calderería perteneciente al grupo vasco CMZ, Cafisur, que desde hace cuatro años ya operaba de forma provisional en otro polígono portuense, ha culminado su traslado a una nave de más de 8.200 m2; ampliación que “favorecerá un aumento notable de las capacidades productivas”. Dado este paso, se anuncia que “la plantilla irá incrementando su tamaño progresivamente”.

El parque Tecnobahía, en El Puerto de Santa María, alberga una nueva apuesta industrial, algo que tristemente no abunda en la Bahía de Cádiz. La empresa de calderería perteneciente al grupo vasco CMZ, Cafisur, que desde hace unos años ya operaba de forma provisional en otro polígono portuense, ha culminado su traslado a una nave de más de 8.200 metros cuadrados de superficie útil sobre una parcela de 16.000 m2; esta planta “favorecerá un aumento notable de las capacidades productivas” de la compañía, se asegura.

Por el momento, Cafisur centra su actividad en abastecer y cubrir plenamente las necesidades de su empresa matriz. Aunque con el aumento de capacidad, desde su ampliado emplazamiento, la empresa aspira “a empezar a abrir nuevos mercados hasta convertirse en un referente en el sector de la calderería industrial y una empresa tractora” en este parque tecnológico gaditano.

Bajo el amparo de CMZ, grupo con 75 años de tradición en el sector metalúrgico y fabricante de prestigio en la fabricación de tornos de control numérico, Cafisur comenzaba su actividad en 2016 centrada en la fabricación de los carenados y componentes cuya materia prima esencial es la chapa.

Previamente, CMZ diseñaba los elementos de chapa de los tornos y los ensamblaba. A su alrededor, una red de proveedores externos quedaba a cargo de la fabricación de los mismos. Sin embargo, siguiendo la filosofía del grupo de abarcar casi la totalidad del proceso productivo de los tornos, se detectó la necesidad de optimizar esta fase con la puesta en marcha de una planta propia que permitiera internalizar esta fase de la fabricación de las máquinas.

La firma del norte del país eligió en su momento la Bahía gaditana para implantar Cafisur “por motivos estratégicos”. Por un lado, “la disponibilidad de mano de obra muy cualificada propiciada por el declive de la industria naval en la zona”. Y de otro lado, se sobresalen “las ventajas intrínsecas a la ubicación geográfica con buenas conexiones para el comercio exterior e infraestructuras para ampliar su crecimiento”.

Y ahora Cafisur se muda a Tecnobahía entre tres de las consideradas Tier-1 y proveedores de primer nivel de aeroestructuras: Alestis, Aernnova y Aciturri. “Sin duda, parece ser el marco perfecto para continuar con el plan inversor de la firma y el desarrollo de la actividad”, se subraya en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

CMZ dice seguir fiel a su hoja de ruta marcada y a su plan inversor a pesar de la coyuntura de crisis socio-económica derivada de la pandemia del coronavirus. Y se remarca que “con una visión de negocio nada cortoplacista, Cafisur ha cumplido los objetivos marcados”.

“LA PLANTILLA IRÁ INCREMENTANDO PROGRESIVAMENTE”

Tras cuatro años de actividad en El Puerto, la planta había alcanzado el límite de capacidad de la nave de 3.000 m2 que hasta ahora ocupaba en el polígono El Palmar. Los nuevos cambios van encaminados a lograr el objetivo de incrementar un 50% la fabricación aumentando la facturación hasta los 10 millones de euros en los próximos cinco años. “Para la consecución de tan ambiciosa meta, será imprescindible abordar nuevas inversiones tanto en el ámbito de medios como de personal”, se añade.

En este sentido, se concreta que “de forma progresiva dentro del actual panorama, la plantilla irá incrementando su tamaño generando nuevos puestos de trabajo en la comarca”. Del mismo modo, “se acometerán nuevos proyectos de inversión para mejorar los medios productivos”: bancos de pruebas para la ejecución de cubiertas móviles, instalación de una cadena de pintura en polvo, o integración de un almacén automático de materia prima al proceso productivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.