DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Impulsa El Puerto podrá recuperar los suelos de Visteon vendidos a la ‘fantasma’ Plasticur devolviendo alrededor del 25% del precio pactado

El Juzgado ha admitido la demanda presentada por Impulsa El Puerto contra Plasticur, extraña firma que prometía construir autobuses eléctricos a la que vendió en 2013 (entonces también con un alcalde del PP) la parcela donde se asentaba Visteón, bajo una serie de condiciones que nunca cumplió. Se resuelve el contrato y se falla que la empresa municipal, para recuperar los suelos, deba devolver 500.000 euros de los algo más de 2 millones en los que se pactó aquella venta.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de El Puerto ha admitido íntegramente la demanda presentada por la empresa municipal Impulsa El Puerto contra Plasticur, extraña firma que prometía construir autobuses eléctricos a la que vendió los terrenos ubicados en la nave industrial de Visteón, bajo una serie de condiciones que nunca cumplió.

Para aquella compra de los terrenos en su momento (se concretó en 2013 por unos 2,4 millones de euros, entonces todavía era alcalde Enrique Moresco, del PP), Plasticur, con Ramón Hermo detrás, prometió crear 40 puestos de trabajo fijos durante el primer año y 15 en las siguientes anualidades, hasta conseguir los 100 comprometidos. En el caso de no cumplir, se le amenazaba con una ‘multa’ de 10.000 euros por cada puesto de trabajo no creado. El proyecto, que nunca se ha desarrollado, llegó también a lograr ayudas Reindus del Ministerio de Industria. En su momento se vendió como una solución al cierre de la antigua Visteon, que dejó en la calle a unas 400 personas.

El Juzgado por tanto resuelve el contrato de compraventa para que el Ayuntamiento recupere la parcela, así como las penalidades impuestas en dicho acuerdo como garantía del cumplimiento del mismo, según se señala en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Es evidente que seis años después de la escritura y cinco años después de la obtención de la licencia de segregación, Plasticur no ha cumplido, estando la finca baldía abandonada sin que se haya puesto en marcha negocio alguno, por lo que la justicia resuelve el contrato de compraventa suscrito entre Impulsa y Plasticur Reciclados “por incumplimiento grave de la compradora”, insistiendo en que además de incumplir lo acordado contractualmente, “no ha intentado ante constantes requerimientos de Impulsa buscar una solución amistosa”, de ahí que se haya tenido que resolver en los tribunales.

El fallo recoge asimismo que declara la obligación a esta empresa fantasma de consentir la retención por parte de la sociedad municipal del 25% del precio en su día satisfecho, en la suma de 500.000 euros por aplicación de la cláusula penal convenida, así como la obligación de Plasticur de abonar hasta un millón por aplicación de la cláusula penal pactada en el convenio suscrito entre las partes hace casi una década.

Por tanto, en el fallo queda explícito que se resta la cifra que Plasticur debe recibir de Impulsa de 500.000 euros como completa devolución del precio en su día pactado por la compraventa que se resuelve, librándose una vez que la suma se abone, el correspondiente mandamiento al Registro de la Propiedad para la inscripción de la sentencia.

“SE ACERCA LA RECUPERACIÓN DEFINITIVA DE UNA PARCELA DE GRAN INTERÉS”

Esta sentencia, en la que cabe todavía recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, acerca la recuperación definitiva de la parcela donde en su día se asentaba la nave industrial de Visteón, “sobre la que hay gran interés por parte de otras importantes empresas”, según el actual gobierno local de PP y Ciudadanos.

Por tanto, “al recuperarse estos suelos, se abre la posibilidad de licitarlo para la llegada de nuevo tejido empresarial, que genere riqueza y empleo en la ciudad y fortalezca el entramado industrial portuense”, a decir del actual presidente de Impulsa El Puerto, César de la Torre, que espera que “en un muy breve periodo de tiempo se consiga dar carpetazo a un asunto que lleva años dando coletazos sin que se nadie le haya puesto solución hasta la llegada del equipo de Gobierno actual”. Curiosamente, fue otro Ejecutivo local liderado por el PP el que empezó este extraño negocio.

“EL PP NUNCA MOVIÓ UN DEDO”

Por su parte, desde IU en el Ayuntamiento valoran positivamente este fallo judicial ya que “da la razón a quienes emprendimos este camino para defender los intereses de la ciudad”.

Y es que la formación izquierdista, que durante gran parte del pasado mandato formó parte del equipo de Gobierno liderado por el PSOE, está sorprendida por “una nueva tomadura de pelo” del PP ya que esta denuncia “fue interpuesta en 2019 por el anterior consejo de administración de Impulsa” y se hizo “para defender a la empresa de un negocio ruinoso firmado por el entonces gobierno del PP y el PA en el año 2013 -siendo Germán Beardo consejero de dicha empresa- por el que se mal vendieron a Plasticur los suelos de la antigua Visteon en el polígono Tecnobahía a cambio de una promesa irreal de creación de puestos de trabajo”.

Al respecto, el concejal y coordinador local de IU, José Luis Bueno, insiste en que durante los anteriores años de gobierno de la derecha “convirtieron a Impulsa en un ayuntamiento paralelo, desviándose del objetivo de la empresa para financiar desde torneos de pádel a comidas, publicidad institucional sin control alguno, o viajes al Rocío, lo que provocó la práctica quiebra de la empresa, siendo el anterior Gobierno local quien tuvo que rescatarla, dejando su gestión en manos de profesionales”.

Subraya que hoy el bipartito de PP y Cs “puede gestionar una empresa que empieza a ver los frutos de los trabajos del antiguo consejo de administración, compuesto por todas las fuerzas políticas y representantes sociales menos el PP, que decidió abandonar el barco huyendo de su propia gestión”. “Beardo quiere colgarse la medalla y hacer creer a la ciudadanía que la lucha para recuperar los terrenos de Visteon es cosa suya, cuando en realidad el PP nunca ha sido parte de este proceso, sino más bien todo lo contrario”, apostilla Bueno.

Los comentarios están cerrados.