DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Diferentes áreas del Consistorio portuense pueden “respirar” seis meses gracias a la contratación de una treintena de trabajadores

El Ayuntamiento de El Puerto ha podido reforzar diferentes áreas temporalmente gracias a la incorporación de 29 trabajadores de distintas categorías profesionales, gracias al último plan de empleo de la Diputación, el llamado plan extraordinario Covid-19, que inyecta en la localidad 593.000 euros para costear estos contratos durante seis meses.

El Ayuntamiento de El Puerto ha podido reforzar diferentes áreas temporalmente gracias a la incorporación de 29 trabajadores de distintas categorías profesionales, gracias al último plan de empleo de la Diputación, el llamado plan extraordinario Covid-19 (en su segunda edición). Iniciativa financiada al cien por cien por la administración provincial, a diferencia de los últimos planes de empleo que ha lanzado la Junta de Andalucía (recurriendo además generalmente a fondos europeos), que implican cofinanciación y que ha obligado entre otros al mismo Consistorio portuense a renunciar a ellos.

La incorporación de estos parados a los distintos servicios municipales ha sido escalonada desde principios de diciembre y se están cerrando ya los últimos contratos. Todos tendrán una duración de seis meses, y se ha requerido personal de asistencia social primaria en Servicios Sociales, Administración General, área de Urbanismo, Licencias y Planeamiento, Contratación, Infraestructura, Patrimonio Histórico, Medio Ambiente, cementerio e instalaciones deportivas, entre otras concejalías con importante carga de trabajo.

Se han cubierto, entre otros puestos, auxiliares administrativos, arquitectos, sepultureros, peones, animadores turísticos, un asesor jurídico y un trabajador social.

Según se detalla en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, El Puerto de Santa María recibe más de 593.000 euros para la ejecución de estos contratos y sueldos (incluyendo además la adquisición de equipos informáticos necesarios, así como los gastos del personal que gestiona dicho plan).

La concejala de Recursos Humanos, Marina Peris, concreta que estos trabajadores temporales ya han recibido la formación en prevención de riesgos laborales correspondiente.

Este plan (conveniado igualmente entre la Diputación y el resto de ayuntamientos gaditanos) “permitirá aunque sea de modo temporal desahogar a la administración local, cuyo organigrama está muy mermado por las bajas, agravado por la pandemia, pero también es un balón de oxígeno importante en la lucha contra el desempleo”, incide esta edil del PP.

PROMOCIÓN INTERNA PARA 21 PLAZAS DE ADMINISTRATIVOS

Por otro lado, el Ayuntamiento ha aprobado estos días la convocatoria de promoción interna de 21 plazas de administrativos. Esta actuación persigue en la teoría una mejora de la distribución, formación y promoción profesional de los empleados públicos.

La medida incluye no sólo la creación de esta veintena de plazas para ser cubiertas por promoción interna, sino también la amortización de las plazas de origen, con el objetivo de no incrementar el gasto público ni los efectivos de personal.

En este punto, Peris recalca que no se trata por tanto de incorporación de nuevo personal, ni de incremento de plazas en plantilla, sino de una reclasificación de las existentes; “en definitiva, una reordenación del personal para adecuarlo a las funciones que efectivamente desempeñan”.

El proceso se realizará a través de concurso oposición para cubrir las 21 plazas de administrativos creadas en la vigente Relación de Puestos de Trabajo por acuerdos adoptados por el Pleno celebradas el 30 de diciembre de 2016, 16 de enero de 2019 y 18 de febrero de 2020.

El equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos dice demostrar “una vez más” que “progresivamente” está reorganizando la plantilla municipal “para ganar en eficacia y eficiencia, garantizando un mejor servicio al ciudadano”.

Los comentarios están cerrados.