DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Bello (PP) defiende a un Gobierno portuense que “se crece ante las dificultades” y achaca todo lo malo a la izquierda “populista y desleal”

En un escenario en el que vecinos y colectivos de El Puerto descontentos preparan manifestaciones, y en el que la mayoría de grupos de la oposición ha forzado un pleno extraordinario para reprobar al alcalde Germán Beardo en el ecuador del mandato y protestan simbólicamente con la retirada de las mociones a pleno ante un bipartito que apenas eleva contenido a los mismos; ha salido ya con su ‘escudo’ el portavoz municipal del PP para defender la gestión del actual equipo de Gobierno junto a Ciudadanos “a pesar de las dificultades, y palos en la rueda” y culpar a la izquierda de los problemas actuales y lamentar su “estrategia orquestada y cocinada a fuego lento”.

“Escuece comprobar que es el equipo contrario el que sí consigue progresivamente avanzar, solucionar problemas históricos y dar respuesta a las reivindicaciones de la mayoría de portuenses que la oposición de izquierda populista y desleal no logró, pero las derrotas hay que saberlas encajar con madurez y dignidad”. Es parte de la respuesta ausente de autocrítica alguna de Javier Bello, secretario general del PP de El Puerto, portavoz municipal del PP y entre otras cosas concejal de Presidencia del Ayuntamiento.

Reacciona con una kilométrica nota de prensa después de que la mayoría de grupos de la oposición (PSOE, Adelante El Puerto y Unión Portuense; todos salvo la ultraderecha) haya formalizado la petición de un pleno extraordinario y monográfico para debatir la gestión de PP y Cs tras dos años de mandato y reprobar al alcalde, Germán Beardo ante la “situación de insostenibilidad política” en la que, exponen, se encuentra la ciudad, “más que preocupante para cualquiera que no esté simplemente entretenido en sus propias redes sociales”.

A ello se une que, en las últimas horas -según han trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz- Unión Portuense, Adelante e IU han decidido retirar las mociones que presentaban al pleno mensual como medida de protesta. “Un gesto para visibilizar que si no es la oposición la que dota de contenido los plenos, estos estarían totalmente vacíos”, ya que, afirma el concejal izquierdista José Luis Bueno, “el hecho de que los plenos están vacíos de gestión municipal es síntoma de que este equipo de Gobierno ni tiene una línea de trabajo fija, ni tiene un proyecto concreto, a lo que se añade la situación de caos en la que tiene sumida a la ciudad y la falta de capacidad para encauzarla”. En el mismo sentido se expresa el edil de Adelante, Alejandro Gutiérrez, que afirma que “toca remangarse para gestionar de verdad y cuando hace falta que alguien tome decisiones, no existe gobierno en nuestra ciudad”, y lamenta que el alcalde del PP “hace más de comercial para su ascenso en su carrera política personal, que en administrar los intereses del conjunto de la ciudadanía”.

Por su lado, el portavoz municipal de Unión Portuense, Javier Botella, también ha anunciado la retirada de sus mociones, por dos razones: “por la dejadez que demuestra Beardo por solucionar los problemas y que demuestra al no presentar mociones de gestión propia; y por la falta de respeto mostrada en el último pleno donde calificó las mociones de la oposición de ‘mera declaración de intenciones’”. Al respecto, Bello ha vuelto a referirse a las mociones de este grupo como “populistas, mera declaración de ideas, ocurrencias, sentimientos o de contenido meramente político”.

Efectivamente, el bipartito de PP y Cs eleva al pleno de mayo sólo dos mociones. La primera de ellas, es la aprobación del plan normativo para el 2021, “un punto que se debería haber presentado a finales del año pasado”, aclara Botella. Y el otro se refiere al pago de facturas atrasadas a la empresa municipal El Puerto Global, aunque estas vienen con un informe de reparo suspensivo por la Intervención, entre otras cosas, porque incluyen los salarios del gerente reincorporado por las derechas sin que estos, estén incluidos en los presupuestos de 2018, prorrogados todavía.

A toda esta situación se une las últimas declaraciones de la federación de vecinos (Flave) lamentando la falta de “diálogo” por parte del Ejecutivo, exigiéndole que “sea capaz de salir del inmovilismo en el que está sumido y tome las riendas del cambio en la ciudad que prometieron”. Y para más inri, la reciente creación de una plataforma impulsada por colectivos, de distinta índole, denominado Soluciones para El Puerto, que ha convocado una manifestación para los próximos días.

EL PP SE DEFIENDE HABLANDO DE “GESTIÓN, LOGROS Y SOLUCIONES”

Ante este escenario un tanto gris como para subirlo a una historia de Instagram sin filtro, el concejal popular Javier Bello insiste en defender la gestión del actual equipo de Gobierno y en atacar a la izquierda y su “estrategia orquestada y cocinada a fuego lento”.

“Resulta cuanto menos paradójico este cierre de filas de la izquierda en bloque como otro intento por desgastar la imagen al actual Gobierno municipal, cuya capacidad de gestión es evidente y demostrada con hechos plausibles y siempre con la humildad de reconocer que todavía quedan asuntos complejos por resolver, pero que están en vías de solución. Quienes en cuatro años no fueron capaces de articular soluciones, las piden ahora en la mitad de tiempo y el mismo día que finaliza un estado de alarma que ha paralizado el país durante más de un año”, interpreta este edil conservador.

Bello manifiesta que ese “tripartito que los portuenses no quisieron que continuara dirigiendo la ciudad, que tras no ganar en 2015 y arrebatar la victoria al PP, paralizaron absolutamente El Puerto, con cuatros años de nefasta trayectoria; ahora se aúna nuevamente mientras el Gobierno los pone en evidencia y cada día que pasa saca músculo de su gestión, sus logros y sus soluciones a problemas endémicos, estructurales y enquistados durante años”.

“Pero es todavía incluso más hiriente, porque lo hacen a sabiendas de que muchos de los asuntos que ahora utilizan para crispar a la ciudadanía, y entorpecer el trabajo de la propia Corporación, son consecuencia de su falta de decisiones, resultado de su inoperatividad y dejadez manifiesta, de promesas incumplidas y de un pacto fallido y malogrado”, opina este vocero del bipartito de derechas, que gobierna en minoría.

Para este político alumbrado directamente de la cantera del PP, de NNGG, “en cualquier contienda el que pierde debe pararse a reflexionar la causa de su derrota para no volver a cometer los mismos errores en la siguiente batalla”. Sin embargo, opina que la izquierda en la ciudad “ha optado por la pancarta y la paralización en una Corporación municipal donde los intereses de los portuenses tienen que estar por encima de las siglas y los partidos”, asegura quien llega a reclamar “un pacto de ciudad”.

Javier Bello, q ue insiste en acusar a PSOE, Adelante y Unión Portuense de “generar crispación y de falta de gestión y dedicación a la ciudad”, frente al actual gobierno “que aporta soluciones y que trabaja sin tregua”, dice entender que “es mucho más sencillo ponerse de perfil y esconderse detrás de las pancartas de los portuenses que con razón demandan soluciones a sus problemas, que asumir ante la ciudadanía, en la que ahora buscan aliados, todo el trabajo que dejaron sin hacer, los contratos que dejaron de tramitar, sin previsión alguna, sabiendo que la fecha de finalización llegaba”.

Así, pasa a relatar que esa nula gestión del pasado mandato es la que se sufre en el actual: falta de pantalones en la Policía Local “cuyo modelo de contrato cambiaron y no gestionaron”; la falta de un contrato de mantenimiento urbano “que ahora bloquean permitiendo que El Puerto siga deteriorándose”; la pérdida de personal en el Ayuntamiento “que dejaron sin contratación alguna”; los retrasos en los equipamientos como la pista de atletismo; el parking de Pozos Dulces que “los lleva a ganar unas elecciones negando su construcción” (que dejó atado, y bien atado, el propio PP), y que “dejan paralizado cuatro años enteros, espantando a sus inversores privados para que otros vengamos a resolverlo”; las subvenciones municipales de los colectivos desde el año 2016 “que no fueron capaces de poner en orden y que ahora reclaman”; o la orden de cierre de la guardería municipal desde 2017 “que omiten como si no fuera cosa suya”. “Y así, suma y sigue en una larga lista de actuaciones en las que resultaba mucho más sencillo dejar pasar que ya vendrán otros que trabajen”, asevera.

“SOMOS UN GOBIERNO QUE SE CRECE ANTE LAS DIFICULTADES”

“Si el único objetivo de esta maniobra última es desgastar al Gobierno actual deberían sopesar su actuación porque se les puede volver en contra, simplemente porque los portuenses conocen la gestión de este equipo en 24 meses con 14 de pandemia. Y es un Gobierno que se crece ante las dificultades y al que no le pesa explicar las soluciones logradas, las que están en marcha y las que están por llegar”, afirma el portavoz municipal popular, que repite y repite, por si algo queda, que el bipartito liderado por Beardo “ya ha cambiado el rumbo de la ciudad y no va a parar hasta solucionar los problemas uno tras otro, cumpliendo sus compromisos con los ciudadanos”.

“Porque aunque quedan cosas por hacer y a pesar de las dificultades, y palos en la rueda, en una situación tan difícil como la que estamos viviendo y a pesar de que la administración local no es una burbuja aislada ya que también padece los efectos del Covid-19, los resultados –asegura- están ahí y siguen creciendo día a día a pesar de su actitud de bloqueo programado y constante”. Y a partir de aquí hace un extenso relato de actuaciones y obras ejecutadas y proyectadas (mezclando propias y otros proyectos de la Junta de Andalucía, la mayoría costeados por fondos europeos, e incluso iniciativas privadas como las de la nave de Amazón o la de recuperación del Club Med).

Bello termina su defensa partidista del Gobierno municipal actual pidiendo al resto de portavoces de la oposición “sensatez y que remen para sacar El Puerto adelante; que abandonen la política de salón, populista, de cortina de humo, de pancarta prestada, porque la máxima preocupación es superar la crisis social y económica a marchas forzadas, con propuestas reales que aporten soluciones, no un espectáculo político que la ciudadanía ni entiende ni comparte”, subraya, se ve que haciéndose portavoz de todos los portuenses.

Los comentarios están cerrados.