DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

‘Las crónicas del león Melquiades: huyamos por la izquierda’

Cuando un autor tiene talento deja grandes obras, cuando tiene talento y libertad deja maravillas. El relato está basado en datos y personajes reales adaptados a estos personajes antropomórficos que deambulan con total naturalidad entre los humanos “normales”.

Cuando un autor tiene talento deja grandes obras, cuando tiene talento y libertad deja maravillas, como la que hoy nos ocupa. DC comics está dejando joyas con los personajes de Hanna-Barbera; hace poco comenté Los Picapiedras, pero Las crónicas del león Melquiades quizás este un peldaño por debajo, o sea un gran cómic.

La historia empieza en un periodo negro estadounidense, uno de tantos, en plena posguerra, con la lista negra del comité de actividades anti-estadounidenses. El relato está basado en datos y personajes reales (al final del cómic tenemos un magnifico resumen comparativo), adaptados a estos personajes antropomórficos que deambulan con total naturalidad entre los humanos “normales” si es que alguno puede ser declarado así, en una época de desconfianza e hipocresía.

Melquiades, un exitoso dramaturgo es el guía de esta historia, en una vida que trascurre entre luchar por sus obras, un matrimonio falso pactado y ocultar a su verdadero amor, como tantos otros. Tendrá que declarar ante el tribunal, donde le piden que acuse a compañeros artistas de ser disidentes. La historia tiene varios hilos con el nexo común del león rosado, sus amigos, su trabajo, sus enemigos, gente que le admira, ancianos, gente de a pie… todos con vidas y no tantos con sueños.

Un guion impactante y muy vigente, la intolerancia, el miedo a lo diferente, en un ambiente tenso donde un inútil cualquiera puede dar la orden de pulsar el botón, un ambiente donde se busca al enemigo entre lo que se sale de la rectitud, esa línea que ellos mismos se marcan en este caso amparados en una bandera.

El dibujo es maravilloso, poco que decir de ese despliegue de talento, que hace que pese a que estemos viendo a un león rosa, un perro azul o un caballo policía no chirríen en ningún momento. Qué sencillo hace la unión, cuando un trazo equivocado podría hacer que pareciera una parodia quitándole la magnitud a la obra.

Un gran cómic que por su temática debiera ser de obligada lectura en esta época donde parece que viejos fantasmas desean resurgir. DIARIO Bahía de Cádiz Manuel Santamaría Barrios


‘Huyamos por la izquierda: Las crónicas del león Melquiades’

Guion: Mark Rusell
Dibujo: Mike Feehan
Publicado en septiembre de 2019


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.