DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Va tomando forma la ruta ‘Chiclana, de origen fenicio’

Aprovechando la exposición Reshef-Melkart, en el Centro de Interpretación del Vino y la Sal de Chiclana, el Ayuntamiento ha presentado la ruta ‘Chiclana, de origen fenicio’, uno de los proyectos costeados con las subvenciones que recibe la localidad por su condición de Municipio Turístico. Propone recrear el itinerario que los fenicios, en el siglo VI a.C., siguieron para fundar el asentamiento que hoy se conoce como Chiclana.

Con ocasión de la inauguración de la exposición Reshef-Melkart, en el Centro de Interpretación del Vino y la Sal de Chiclana, compuesta por obras de Antonio Aparicio Mota, el Ayuntamiento ha presentado la ruta ‘Chiclana, de origen fenicio’, uno de los proyectos costeados con las subvenciones que recibe la localidad de la Junta de Andalucía por su condición de Municipio Turístico; en concreto, ha supuesto cerca de 71.000 euros.

Dicha ruta (que ejecuta la firma Rótulos El Pincel) propone recrear el itinerario que los fenicios, en el siglo VI a.C. siguieron para fundar el asentamiento que hoy se conoce como Chiclana.

La hipótesis más probable lleva a pensar en la necesidad de que la colonia fenicia de las islas Gadeiras buscaban en tierra firme un asentamiento lo más próximo posible al Templo de Melkart en el que pudiera residir sus funcionarios, soldados y sirvientes, ya que sólo los sacerdotes podían pernoctar en el recinto y tenían acceso a ciertas dependencias, un espacio que a la vez sirviera de atalaya defensiva del propio templo.

De este modo, esta ruta comienza en la playa de La Barrosa, frente a la Torre del Puerco, donde se sitúa el primer mirador circular, “con el inevitable simbolismo con la cultura fenicia, del círculo, de la esfera planetaria, vinculada a la navegación y la astronomía”. Allí se coloca la primera figura identificativa del dios Melkart.

A partir de aquí, se detalla en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, irán diversas unidades de esa misma escultura siguiendo la travesía de las naves fenicias, cuando probablemente alcanzaron las costas gaditanas. Continúa, por tanto, por la primera pista de La Barrosa, la playa de Sancti Petri, el poblado pesquero, la salina de Carboneros, la salina de Santa María de Jesús, el Puente Azul, el propio río Iro a la altura del Puente Chico, el Puente Grande y, finalmente, la avenida Reyes Católicos. Por tanto, es un itinerario que persigue el curso del Iro, y que destaca a éste como vía de acceso hacia el interior, hacia el abrigo del Cerro del Castillo.

“HABÍA QUE SACAR A LA LUZ ESA HISTORIA DESCONOCIDA Y OCULTA”

“En mi primera Alcaldía pudimos comprar los suelos del yacimiento fenicio y ahora estamos trabajando en un conjunto de ideas, entre ellas, el centro de interpretación que se está ejecutando, o la torre mirador, que será puerta del Cerro del Castillo”, ha recordado el alcalde, José María Román, en esta presentación. “Nuestro yacimiento es el último en aparecer en la Bahía de Cádiz, pero eso no quiere decir que sea el último en importancia”, ha recalcado.

“De joven creía que Chiclana era un pueblo sin historia. Por eso, cada vez que he podido, he hecho todo lo posible para incorporar toda esa historia que estaba desconocida y oculta, porque había que sacarla a la luz, de ahí el conjunto de actuaciones públicas que hemos llevado a cabo para complementar la oferta de sol y playa y de espacios naturales”, ha recalcado el primer edil socialista.

En este sentido, continuaba, “estamos incorporando algo que nos era ajeno antes, de ahí las rutas napoleónica y ahora fenicia, la Chiclana Romántica, el conjunto de actuaciones museísticas, etcétera…”.

A su vez, el director de la Oficina de Proyectos del Ayuntamiento, Juan Antonio de la Mata, ha recordado que en 2006 “supimos que la conmemoración del séptimo centenario de Chiclana era un intermedio en nuestra historia desconocida, que llegaba al principio del primer milenio antes de Cristo”. “Conocimos que había un recinto fortificado en lo que hoy conocemos como el Cerro del Castillo, que yo me empeño llamar las Gadeiras; así pudimos saber que el origen de Chiclana es fenicio”, apostilla.

El representante de Rótulos El Pincel, Francis Benítez, ha resaltado por su lado que “llevamos varios meses dando forma a esta ruta fenicia, a la que aún le quedan algunos flecos”. “Es un honor hacer realidad lo que en su momento fue un proyecto. No fue fácil, pero gracias al equipo de Rótulos El Pincel y entidades y personas colaboradoras, se ha podido plasmar esta iniciativa, por lo que solo deseo que sea del gusto de todos y pueda seguir enriqueciendo Chiclana, que tiene mucha historia que contar”, ha comentado.

Y en cuanto a la exposición abierta hasta el 25 de julio en el Centro de Interpretación del Vino y la Sal, Antonio Aparicio Mota ha destacado que “la obra quiere recordar esos esbozos que aparecieron en Sancti Petri sobre el Dios Melkart, pero he intentado humanizar al personaje”. “Además, he optado por las imágenes policromadas”, ha añadido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.