DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Tercera sentencia anulando el PGOU chiclanero: “lo advertimos, y tras el fiasco no hemos oído disculpas, ni de políticos ni de funcionarios”

Sin sorpresas: el TSJA ha vuelto a declarar nulo de pleno derecho este PGOU de Chiclana en un contundente fallo que avala las alegaciones y recursos interpuestos por Ecologistas en Acción en Cádiz, en los que se advertía de la ilegalidad del documento, entre otras cosas, por no haberse sometido a la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica y contemplar crecimientos desorbitados e injustificados. Es la tercera sentencia que tumba este Plan General que sigue de momento vigente al recurrir el Ayuntamiento al Supremo para ganar tiempo, mientras elabora uno nuevo.

Ya hay una tercera sentencia anulando el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Chiclana, cuando se comienza a trabajar para desarrollar uno nuevo (se acaba de contratar, con polémica, a un encargado de coordinar el mismo).

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha vuelto a declarar nulo de pleno derecho este Plan General en un contundente fallo que avala las alegaciones y recursos interpuestos por la federación provincial de Ecologistas en Acción (a la que está integrado el grupo local Toniza), en los que se advertía de la ilegalidad del documento, entre otras cosas, por no haberse sometido a la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) y contemplar crecimientos urbanísticos desorbitados e injustificados.

Así, se convierte en la segunda sentencia que da la razón a los ecologistas, tras conocerse, meses atrás, la dictada a recurso del colectivo Agaden (también federado en Ecologistas); se conocía a finales de mayo pero Ecologistas en Acción reconoce que se le ha notificado recientemente. Y aparte está la primera sentencia anulatoria, de marzo, que vino tras recursos presentados por promotores urbanísticos.

Este Plan General anulado fue redactado por el estudio Territorio y Ciudad del arquitecto Manuel González Fustegueras, el mismo que suscribió los tres anteriores de Chiclana también anulados, y en otras localidades (como El Puerto de Santa María). “Estudio que nos ha hecho malgastar, directa e indirectamente, más de 12 millones de euros. Cantidad enigmática que, salvo el alcalde y dos más, todo el mundo desconoce. Y todo parece indicar que se va a contratar al mismo estudio para el quinto PGOU, según nos han informado diversos grupos políticos”, cuestionan los ecologistas en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

La única opción, para Ecologistas, es iniciar con urgencia la elaboración de ese nuevo PGOU “con la participación ciudadana por bandera, evitando los ataques a los que nos tiene acostumbrados el equipo de Gobierno (el PSOE acusa constantemente a Toniza de “bloquear el crecimiento y el empleo en Chiclana” por presentar recursos y alegaciones), que solucione los graves problemas de viviendas y equipamientos, potencie el casco histórico, proteja los grandes valores naturales e históricos y haga frente a las serias amenazas derivadas de la actual situación de emergencia climática, no estando al servicio de la especulación urbanística y los desmanes de políticos irresponsables. En definitiva, una ciudad para que todos vivan mejor”.

“NO HEMOS OÍDO NINGUNA DISCULPA, NI DE POLÍTICOS NI DE FUNCIONARIOS”

Ecologistas en Acción recuerda que todas sus alegaciones y recursos presentado durante la tramitación del PGOU aprobado a finales de 2016 “fueron desestimados sin más argumentos que la imposición de la voluntad política del equipo de Gobierno municipal, con el actual alcalde, José María Román (PSOE), a la cabeza, así como la sumisión de algunos funcionarios municipales a los dictados políticos. Tras el fiasco, no hemos oído ninguna disculpa, ni de políticos ni de funcionarios”.

Durante uno de los plenos en los que se abordaba el documento, un representante ecologistas ya advertía de que “se ha tramitado un PGOU que infringe gravemente la normativa estatal y comunitaria de evaluación ambiental”, e incidía en que “los que piensen que es mejor aprobar este PGOU que no tener PGOU, además de poder estar incurriendo en una manifiesta ilegalidad, están apostando por el fracaso de este PGOU”.

La anulación del Plan General es además un “fuerte varapalo” a la Junta de Andalucía, entonces gobernada por el PSOE, “perfecta conocedora de la ilegalidad de los planes urbanísticos aprobados sin EAE”.

“El que Junta y Ayuntamiento hayan obviado este instrumento de prevención ambiental obligatorio sólo es explicable porque si se hubieran analizado las necesidades del municipio, las consecuencias ambientales del PGOU y sus alternativas, no se justificaría prácticamente ninguna de las propuestas de ampliación del suelo urbanizable ni la construcción de 17.190 nuevas viviendas, con una población con tendencia a la estabilización”, se reitera.

Para evitar las consecuencias de una nueva anulación del PGOU, Ecologistas en Acción solicitó en su día al primer edil que se iniciara de nuevo su tramitación, sometiéndose a una verdadera EAE y eliminando los crecimientos urbanísticos injustificados: “ni se nos contestó. Si se hubiera hecho, ya estaría aprobado un PGOU con criterios de sostenibilidad y con total garantía jurídica”. Además, se apostilla, “no olvidemos que todo Plan Parcial y Plan Especial, como los de Sancti Petri o el polígono industrial de la Laguna de La Paja, necesitan su propia EAE, lo que tampoco se ha hecho, siendo nulos de pleno derecho”.

Y se vuelve a remarcar que esta sentencia, así como otras anteriores que anulan planes urbanísticos por carecer de EAE, “supone un seria advertencia de los tribunales” a otros ayuntamientos gaditanos que están tramitando grandes proyectos urbanísticos, eludiendo la preceptiva EAE (marismas de Trebujena, Rancho Linares en El Puerto, complejo hotelero en El Palmar en Vejer y Los Lances en Tarifa) o incurriendo en una tramitación fraudulenta, como es el caso del PGOU de Barbate y de varios macrocomplejos urbanísticos en su término municipal. “Estas maniobras, que pretenden ignorar la necesaria justificación de sus propuestas, su impacto medioambiental y el análisis de las alternativas, están condenadas al fracaso”, se resume.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.