DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Casi 56.000 euros para mejorar la accesibilidad peatonal a diferentes centros educativos chiclaneros

El Ayuntamiento de Chiclana continúa trabajando de cara a mejorar el acceso de peatones a distintos centros educativos. De este modo, aprovechando el plan Invierte de la Diputación, se están invirtiendo casi 56.000 euros en el proyecto de adaptación de diferentes itinerarios, en zonas con acerados muy deteriorados.

El Ayuntamiento de Chiclana continúa trabajando de cara a mejorar el acceso de peatones a distintos centros educativos. De este modo, aprovechando el plan Invierte de la Diputación, se están invirtiendo casi 56.000 euros en el proyecto de adaptación de itinerarios en las proximidades del centro ocupacional Santa Ana, Escuela Infantil La Arborada, CEIP Los Remedios, CEIP Al Andalus, CEIP Las Albinas, centro El Olivo, Escuela Infantil Bocoy, CEIP José de la Vega y Escuela Municipal de Fútbol y Ciclismo (junto a las instalaciones deportivas de El Fontanal).

Los acerados y fundamentalmente las esquinas de estas calles próximas a centros educativos se encuentran muy deteriorados, debido a la invasión de los vehículos, lo que ha provocado que se dificulte el tránsito rodado y peatonal, suponiendo un riesgo alto de caídas para las personas.

Por ello, desde la concejalía de Vías y Obras se ha considerado necesaria la ejecución de dichas actuaciones, “con el fin de solventar estos problemas, además de una mejora respecto al estado actual y a la accesibilidad y seguridad del tránsito de vehículos y peatones”, indica la edil responsable, Cándida Verdier, quien destaca que “el objetivo es mejorar la vida de nuestros vecinos y preservar la seguridad de los peatones que a diario acceden a los centros escolares”.

Según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, ya han comenzado las obras que durante los próximos tres meses se ejecutarán en estas zonas del municipio. Los trabajos se los ha adjudicado la empresa local Ceyve.

Las actuaciones consistirán en la demolición del acerado existente y rebaje para eliminar barreras arquitectónicas; pintado e instalación de nueva señalización; demolición y reposición de solería de baldosa hidráulica o material similar; así como instalación de vallas de seguridad en el acerado.

“El objetivo final es que los peatones puedan transitar por estas zonas con la mayor seguridad posible, evitando en la medida de lo posible que puedan producirse accidentes”, recalca Verdier.

Los comentarios están cerrados.