DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

“Vamos a esperar un ratito que estamos haciendo la digestión”

La última función de la preselección del COAC 2020, la más corta de la fase, fue breve pero con nada muy regulero; despuntando el regreso de la chirigota de Vera Luque, ‘Los #Cádizfornia’, en plena forma y surfeando cuplés callejeros. Además, el coro-musical de los Estudiantes, ‘El barrio negro’, trata de continuar la buena línea de los últimos años; y la chirigota chirigota local ‘Noche en el museo’, hace pasar un buen ratillo.

DÍA 18 (18ª CLASIFICATORIA)

El Kirk Douglas no ha llegado, no ha llegado al final de la preselección. Lo entendemos. Este jueves toca la última de las clasificatorias, la décimo octava, del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020). ¡Préparate, pijama!

Una tarde-noche de jueves cortita, que tocaba el primer fallito del jurado y se palpaba en el ambiente. Breve pero con nada muy regulero, despuntando el regreso, tras un año sabático, de la chirigota de Vera Luque, ‘Los #Cádizfornia’, en plena forma y surfeando cuplés callejeros. Además, el coro-musical de los Estudiantes, ‘El barrio negro’, trata de continuar la buena línea de los últimos años; y la chirigota chirigota local ‘Noche en el museo’, hace pasar un buen ratillo.

Los (des)informativos de Antena3 siempre a la última: pues no acaban de twittear y colgar en su web los gachones que saben cómo comprar entradas para el concurso (“pueden adquirirse diariamente a partir de las 10.00 horas en las taquillas ubicadas en el hall del Gran Teatro Falla…”). Si (des)informan así, imagínate lo que hacen cuando hablan de Catalunya o de Venezuela. Pedro, Pablo, ponerse el mono que suenan los timbrasos. Maripili, no me des tormento, dale a la palanca y que surque las olas virtuales este cronicón con olor a siglo pasado. Pero antes, ¿quién me subvenciona la naftalina?

‘EL BATALLÓN DEL GARABATO’, ESTANCAOS

Las 20.07 horas. Arriba telón. “Y vivo vivo vivo la vida como un Peterpán, en mi mundo de estrellas…”. Saluda la comparsita sevillana de La Rinconada ‘El batallón del garabato’, que se aferra a seguir siendo un niño antes que “afrontar la realidaaaaad”. David Ruiz Félix y José Manuel Viejo Jiménez firman la autoría de este momento no-quiero-ser-mayor. Una letra a favor del amor libre y liberado, de primeras… “a ti no te contaron que podías enamorarte también de otra princesa… tú eres la protagonista de tu cuerpo y de tu piel, y qué más da lo que digan si en tu barriga hay mariposas por primera vez”. Y un niño que madura antes de tiempo por las circunstancias de su casa en el segundo cuento-real… “olvida su infancia, se convierte en hombre”. Uno de los cupleses, pantojiles. Ahí se queda. Los niños aprenden lo que han mamao, dise el estribillo. “Tómate la vida como si fuera un recreo”, aconseja ese popu aceptable y discreto, que invita a no olvidar “aunque te hagas mayor y pase el tiempo, el niño que llevas dentro”. Pedro y Pablo se tocan la panza. Les ha faltado meter en alguna cuarteta algo de Parchís chis chis.

‘EL BARRIO NEGRO’, UNITED COLORS OF BENETTON

A menearnos, Juan. “Mío mío mío mío mío, pero es el míoooo… bienvenido al barrio donde vive el rey”. Presentación a lo musical con hechura de espectáculo, no de coro de carnavá. Del contenido es complicado opinar, porque se entiende regulá na má lo que cantan. Con nosotros, el coro de los Estudiantes ‘El barrio negro’, con letra de Antonio Bayón y música de Rubén Cao. Y pelucones. Nos llevan al barrio neoyorkino de Harlem, cerquita del puente de Brooklyn, a la izquierda. Tenemos tantísimo que aprender de “nuestra canteraaaa”, subraya el primer tango acordándose de aquel que la tachó de morralla… “mañana vuelve a cantar la cantera, el compás más puro y verdadero, mañana se dan lecciones de verdad, mañana no mata la envida, mañana se cura el veneno…”. Se busca camarero, que no le importe ser esclavizado, en el segundo tango… “si no trabaja es porque no quiere… y Horeca se lava las manos…”. Y a seguir tragando. Cosas de la necesidad. En los cupleses, a succionar y a aspirar, hasta la campanilla… Tres mandamientos para unirte a esta banda… y lo que pasa en el barrio tiene que quedarse aquí, pa ti pa mí, pati pamí. Y al popurrí con sustancia donde vuelve el movimiento, y la música que por momentos tapa las voces. Es un gustaso verlos pero también queremos oírlos… “orgulloso del color de mi piel… ya no regalo ni lágrimas, ni sangre, ni sudor, contra mi pasado, el puño en alto y la revolución… cuál fue el motivo que nos divide, cómo sentirme igual si no puedo ser libre, la misma historia que no termina, condenados a repetirla, nunca se acaban de cerrar nuestras heridas… permíteme soñar, que no quiero despertar, ohh happy day… déjame creer que no soy extraño en mi propia tierra, donde el color de los sueños no es ni blanco ni negro, ni blanco ni negro”. Todos semos personas. Pedro y Pablo, también.

‘NOCHE EN EL MUSEO’, DALE CERA

¿Abrió el museo del carnavá? Aquí está su vigilante, Eliseo, “y cuando suena el tresporcuatro cobra vida este museo…”. Entró la chirigota chirigota ‘Noche en el museo’, con José Antonio Rodríguez Fierro, Moisés Serrano Bruzón y César Augusto Dos Santos Cañas firmando la letra. Y Manuel Sánchez Alba ‘el Noly’ y José Rodríguez Cruzado, como autores de la música. Un pasodoble piropillo enamorao casi más del propio chimpún chimpún… “taratachín taratachán, qué me gusta este compás… escucha este compás y así comprenderás lo que yo te quiero”. “Por qué, dime Cádiz, te olvidas sin querer de tus poetas buenos…”, se queja la otra letrilla desarrollada a partir de nombres de agrupaciones de Joaquín Quiñones, que pide que los reconocimientos no terminen llegando demasiado tarde. Manolo Manolo Manolo Manolo… “Manolo hizo la maleta y dijo, Conchi, te quiere ir ar caraho”, en el segundo cupletillo, jeje. Yo no tengo estribillo, y tú no tienes museo. Popurrit con guasa de Cádi Cádi para esa guardia nocturna en el futurible museo, o no… “aquí dentro mil historias quedarán, salpicadas siempre por tu bajamar… no hace falta que se cumpla tu deseo, porque Cádiz tú eres mi deseo”. Pedro y Pablo quieren llevarse a casa el muñeco de cera de El vapor, chaca chaca chaca…

‘LA TIERRA DE LA ALEGRÍA’, ECHA ABONO

¿Bustelo? ¿Viene o va? Viene viene, con ‘La tierra de la alegría’, comparsita local que comparte con Jesús Monje y Juan Pablo Gallardo, y la dirección de Andrés Morales, el de los Andy&Lucas… “y cavando y cavando en tu suelo, con mi copla por fin recupero la copla que quiero, la tierra de la alegría”. Palas-horquillas, un dosporuno. Y el árbol del paso de la oración en el huerto… Piropaso de entrada, con Cádi en vena… “Cádiz fue forillo de mi adolescencia y de mi primer amor… y como es Cádi quien me dio to lo vivío… como tengo mi vía metida en sus tablas… el díita que me vaya que me entierren y me quiten lo cantao”. Imaginando el sepelio del padre en el segundo pasodoble, sin luto y con agradecimiento infinito…, “que gracias a mi padre, aquí sigo con mis hijos a mi lao”. Toquetaso al Millonario y a la suegra permanente, en esa tanda de cupleses pa cumplir. Quiere a Cádiz con su forma y sus defectos, y no le eches tierra encima. “Harto de ver bajo tierra al Cádiz que tanto anhelo”, a desenterrarlo en el popurrí añorante y nostálgico…, “este Cádiz existió de verdad que no me lo inventé, con mi sueño yo quisé enseñar lo que fue mi ciudad… Cádiz no es un cementerio, tiene tres mil maceteros pa que crezcan las industrias…”. Pedro y Pablo sacan la regaera.

‘LOS #CADIZFORNIA’, CON ALMOHADILLA

Y otro retonno pal cuerpo. Con el Falla hinchapelota aparece en escena la chirigota surfera de José Antonio Vera Luque, ‘Los #Cadizfornia’, y su perro Lanjarón, un perro de agua… “el Cádizfornía, mira qué color, de estar cara al sol, no te equivoques porque yo no soy de Vox… con el neopreno a ver cómo voy a mear, en carnaváaaaa… ira como cojo las olas y no hay agua ni na, después de un año de secano nos volvemos a mojar, que por coger olas nos metemos, hasta en aguatapáaaaa”. El pasodoble de yaestoydevueltaCádi… “qué bonito es regresar y verte así de contento, para qué permanecer en la cresta de la ola si la corriente me incomoda y me puede hacer caer, prefería recordar, ya ves, años en los que me hundía y me agarraba a las tablas, y aquí de nuevo subía…”. Y cate gordo al sobrevivir del turismo, y esos “mesetarios de secano que terminan aplaudiendo una puesta de sol… Cádizfornia es pa la gente guay pero no pal gaditano, que hace tiempo que está viendo que se ha quedao sin verano… Cádiz son los camareros explotados por los negreros de la hostelería, Cádiz ya no es tanto Cádiz si los gaditanos no viven aquí… pero llegando septiembre ya el turista vuelve, y el levante nos devuelve un poquito de alegría… maldita la hora en la que aseguraron que el turismo sería la mejor salida pa los gaditanos”. El Vera volvió. Iiiínnnnn. Las olas, en los cuplés, de tres en tres.. la moda del tostado anal, como llegue a la Caleta… “la aprovecha el alcalde de aparcamiento pa bicicletas”… y otros cinco breves cupletillos en modo callejera, que se convierten en bastinasos de categoría, jejejeje… ¡El Vera volvió! Aquí llega el surfero más valiente y más vacilón, vamos a esperar un ratito que estamos haciendo la digestión. Y completo pupurrí con relato y contenido, su principio, su desarrollo y su desenlace, se baja el primo de los madriles, sin aparcamiento en la Caleta, y pa los Caños. Y se quiere quedar, pero conociendo la otra cara de Cádi, la que no se vende en Fritur, po se va… “¿que te vas?, “po llévate esta… nosotros somos cargantes, que pa eso está el carnaval…”. El Vera volvió y se la sacó, una enorme chirigota. Pedro y Pablo se la comen mu agustito, la chirigota. Chirigotón.

‘LOS TOCAOS DEL ALA’, CULITO DE RANA

Todo lo que empieza tiene un the end. El papelón de ponerle el tampón a las preliminares lo tiene la comparsita sevillana de Tocina ‘Los tocaos del ala’. Doctores-payasos, de hospital… “lo importante es que se olviden de donde están, esta guerra la vais a ganaaaar”. No falta el sombrero, y su fonendoscopio. Antonio Jesús Bazalo y Antonio Díaz firman la letra, y José María Barranco ‘el Lacio’, la letra, junto a Antonio Jesús. Y precisamente le dedican el primer pasodoble al Lacio, no les importa compartirlo con otras cuarenta y ocho agrupaciones a las que también les hace la música, “que haga todas las que quiera porque Cádi es la que gana”. Y drama-pasodoble que denuncia los recortes en sanidad a través de la historia de tres mujeres enfermas… “de estas tres marías, una puede ser tu madre y otra puede ser la mía”. Cómo me pica la nariz. Los cuplés, con gotero. Dame tus carnavales, así se me van los males y el corazón me palpita, loco loquito por ti Tacita. La Marea Blanca puede suscribir alguna cuarteta de un correcto pupurrí-paracetamol, que termina rindiéndose ante esas personas que tiene como trabajo “cuidar de la vida, de la vidaaaaaaa”. Pedro y Pablo se ponen de tiritas hasta arriba.

Las 00.02 horas. Baja el telón. Ahora bajará también el jurado, en treinta y cuatro minutos, y dirá eso de tú pasa, tú no pasa. Pero eso es otra historia. Pedro, Pablo, carretera y manta, y pa la Moncloa. Ya me quedo aquí barriendo yo y canturreando alguna copla guapa de Juancarlo: “Llego a Kadi City, me dirijo a la Alcaldía para ver a Carlos Díaz, pero algo no va bien, huele a Channel, sale Cherofila, me mira y me dice en plan vacila, las cosas han cambiado, soy la nueva sheriff del PP, natural de Santander, y yo de Colorado, es decir, Conil, al lado…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.