DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

“No lo van a adoctrinar por despertar su conciencia”

Penúltima semifinal del COAC 2020 completita, sin ningún pelotaso pero sin bajonasos: el cuarteto de los niños, supliendo la falta de repertorio con tablas; los coros ‘La colonial’ y ‘Los garabatos’, llamando a la final; las chirigotas de Cascana, del Barrio y del Selu, divirtiendo, cada una a su modo; y las comparsas de Germán Rendón y de David Carapapa, con sello propio ambas, y contra el pin-parental las dos.

DÍA 28 (3ª SEMIFINAL)

En la tercera y penúltima noche de semifinales del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020), nos topamos con la cruda realidad sin papelillos ni purpurina, un SOS de los vigilantes del propio Teatro Falla: “llevamos siete meses sin cobrar, nadie se hace cargo de nosotros y queremos que se nos escuche, que suficiente llevamos callado por temor de perder nuestro empleo; la empresa se ha olvidado de nosotros y el Ayuntamiento no nos da una solución”. A veces, toca ponerse serio.

Un martes completito de coplas, es verdad que sin ningún pelotaso pero igualmente sin bajonasos: el cuarteto de los niños, supliendo la falta de repertorio con tablas; los coros ‘La colonial’ y ‘Los garabatos’, llamando a la final; las chirigotas de Cascana, del Barrio y del Selu, divirtiendo, cada una a su modo; y las comparsas de Germán Rendón y de David Carapapa, con sello propio ambas, y contra el pin-parental las dos.

Nos ha llegado otro estudio churretoso, detened la rotativa: el gato es la mascota preferida por los europeos, pero no por los españoles, que somos más bien africanos. El coste de convivir con un minino, para hacerle fotos entrañables y compartirlas en el instagram, es de 550 euros anuales, frente a los 850 euros de implica tener perro. Pedro y Pablo van a seguir optando por su muñeca, de plástico. Maripili, desparasítame, y dale a la palanca, que ronronee este cronicón sin compasión, de un tirón, que viene empujando el pregonero… Pero antes, un aplauso para el Yuntamiento, que nos subvenciona el veterinario.

“Hijo mío, más me duran a mi los zapatos”

¿Y esos timbrasos, Juan? Las 20.08 horas. Arriba el telón. ¡Canta la Viña! “Dame salud, dame dinero, dame un trabajo… te voy a da un caraho, dame dame dame… Vamo a dejarnos de tonterías y rollasos, porque aquí estamos de paaasoo”. Eso, eso, Aquí estamos de paso. Al muñeco de Protección Civil le da un bajío en la salida de esta cofradía canalla del Cascana, de la emoshión. Una primera letrilla reivindicando un Cádiz que se levante y pelee, no solo por y en carnavá…, “cuarenta locos de la Viña, han salío en procesión, y empezaron a brotar de debajo de las piedras detractores con su llanto, y es que estos cuarenta locos están colgaos de verdad… de cada vez que vengo aquí me quedo con el pasacalles… porque unidos se lucha mejor…”. Y vaya guantá que le endiñan al Rafael Zornoza…, “me encanta el Papa don Francisco, sin contá las papás aliñá… si por él mismo fuera habría muchos menos pobres… en cambio a Cádiz le ha tocao un obispao que no merece, no ayuda a los necesitaos, mirando por sus intereses… prefiere a los pobres en la calle, mientras que sus pisos se pudren cerraos… ojalá dios te cobre desde el cielo, lo que has hecho tú en la tierra”. Tras dar caña, como debe ser, a los cuplés: el carnaval les persigue…, “y al tirar de la cadena venía detrás Kike Remolino”; y “nuestro Cristo es gaditano, y como buen capillita lo que más le gusta son las marchas… a veces llega arrastrándose y resucita a los tres días”. Pero el gran punto lo suelta la virgen, jajajaja. ¡Guapa guapa guapa!, que no se-lo-cree-ni-dios. “Y yo creo que eso es fruto de tu vientre, Jesús… ¡pólvoraaa!… Que mi corona no tiene virus, ¡achís!… Nos vamos pa la Viña, que es la penitencia, su templo familiar, el barrio donde las madres estiran el dinero hasta más no poder, que allí los meses no pasan, porque cada año que pasa es un final de mes, y tenemos una reina, que es María la Yerbabuenaaaaa”. Alegría, alegría. Con el momento pancartero en la recogía. Rataso sin ataduras, salvo las dos sillas de rueda. Pedro y Pablo rezan por un mundo con más Cascanas… ¿Ya asoma la Burriquita?  Ya asoma, ya… El cuarteto del More…, y Camela, a piñón. El basurero, el consejitos y el bipolar, de cháchara bajo el monumento del Moret, “sigo haciendo más que muchos de los políticos que están en el Congreso”. Chiguagua. El bipolar iba pa cantante. Y está mu solo, o no…, “te he entendío perfectamente, ¿a ti te ha pasado?, no, pero hablamos el mismo idioma… yo no he ido a votá en mi vida, pero donde entro, robo, así que soy buen político… no te lo iba a decí, pero te lo voy a decí”. Parodia inconsistente, pero ahí queda, apuntalada por el buen hacer de los niños. En los cupleses: la parienta y su manías, “yo creo que la hijaputa está evitando el sesentaynueve”; y Maradona, entre la coca o la pelota, lo ha conseguío, “ha dejao el fútbol”. Cada vez hay más gente en Cádiz, pero menos gaditanos. El tema libre se lo come las bulerías pregoneras del Pedrito Palomar, pitas pitas pitas…, “un cuarteto es tan difícil, por eso somos tan poco, nos llaman los elegíos pero sólo somos locos, porque sé donde me meto, cuando te traigo un cuarteeeetooo”. Pedro y Pablo no han sacao un cuarteto en su vida, pero… calla, calla…, calla calla, y OBDC. Germán, su turno. Las olitas al fondo… hay marejada en La Caleta, “el progreso que compramos hoy ahoga los mares… ha llegado el momento de que juntos empecemos a remar, quiero ver la esperanza bien clavaíta en la pena… si yo canto carnavales en la playa es porque somos por siempre los gaditanos, los resilientes”. Eso eso, Los resilientes, la eco-comparsa, ya pisa las arenas del Falla. De entrada, cate para los gili-defensores del veto-parental…, “un hijo es la victoria, la tregua que da la vida, garante de tu memoria, mata tu mundo y lo resucita, pero nunca una propiedad de nadie… no lo van a adoctrinar por despertar su conciencia, que para eso ya está el televisor y la iglesia… que tu ataque contra la enseñanza pública se quede en herejía, no trates a tu hijo como una mercancía… que la escuela es libre, como libre son sus sueños… sólo enséñale el respeto en casa, ya verás que no hará falta, que se lo enseñe un maestro”. ¡Esta comparsa, me guuusta! ¡Po a mí me encanta!, jajaja. Y letrilla con kilos de azúca la siguiente, que antes duraban los sí-quiero ahora…, “en tiempos del todo vale, de usar y tirar amores, de amantes insatisfechos, yo quiero enamorarme en los brazos del amor más verdadero… que me borre la soledad y la desconfianza, me baje al suelo para desplegar mis alas… hoy que todo es vano, yo quiero un amor de locura, yo quiero un amor de los eternos, tan real y verdadero, como mis padres se amaron”. Atascos en los bajantes y cangrejo con sabor, en una tandita de cuplés ¿biodegradable?, va a ser que no. Y a golpe de comparsa nuestro amor, haga chimpún el corazón, pa que nos dure toda la vida. ¡Que si quieres bolsa!, porme mejón ese pupurrí…, “ay, qué bonito es ser de Cádiz, siempre suena alguna copla, a pesar de los pesares, de la lucha más hermosa, resiliencia en carnavales, ay ay ay, qué bonito es ser de Cádiz”. Quieto ahí. Ese remate sí que es amol verdadero, nada de imitación, qué bonito es ser de Cádi, qué bonito es ser de Cádi, qué bonito es ser de Cádi… Ya se rayaron Pedro y Pablo… Hasta que… “la hormiga llegóooOOOOOO, que en Cádiz vive la colonia más pura y guerrera, descúbrela, esa debe ser, Cádiz, la colonial”. La fábula de Fernández-Pedrosa ya le mete caña a la cigarra con La colonial. Coro, coro, bajo tierra. ¡Eduaaaardoooo! Un tango a lo Greta, para empezar…, “aunque mi universo es de Cortadura hasta la Caleta, conozco mejor que tú todos los secretos del planeta… no sé si tú lo entiendes, pero quién más lo siente son esos animales que a ti te ven como irracional… que tú eres sólo la hormiga que se ha creído dueña del mundo, hasta que acabe pisoteá… no mires más al cielo, cuida tu propio suelo, y en Cádiz empieza por carnaval… don Fernando Quiñones, quien te enseñó que a tu tierra se le respeta”. Eso incluye no mearse por las esquinas, ¡guarros! Y un tango con aguja e hilo, en respuesta a alguna facha bocachancla que propuso incluir en los colegios la asignatura de la costura para las chicas, como en el ayer…, “no existe mejor opción ni complemento a la educación, que dejen las protestas y cojan los bajos de un pantalón… que muchas quieren ser la primera para coserle la boca a quien a las mujeres las pisotea”. Un hombre con grandes aspiraciones, el Albert Rivera; y los videos-chantajes, y tanto político tocándose los huevos, para cumplir con la tanda de cupleses. Y a mí me entra un bendito hormigueo. Y al popu gigante, a dar lecciones…, “verás cuánto se aprende en mi pequeña sociedad… suerte que tengo para terminar toda la eternidad, mi obra no puede parar, en todas partes puedo estar, y me alimento, y me reinvento, como hace Cáddiz en carnaval”. Pedro y Pablo les tiran lonchas de chope. Yo me tiro en plancha por un intro, ¡Juan, dame aire! Déjate de meterte en esa pedida de mano exhibicionista en patiobutaca, y ¡ábreme la ventanaaaaa!

“La de veces que habrá visto a su padre agarrao a una farola

“Ay carnavá carnavá, que contigo me siento más relajao que kunfú, a tu lado ya nada me puede a mi estresar… con el corazóooon”. Ración del Selu y su ansiedad hecha chirigota internacioná, hecha Estrés por cuatro. Niños, que no es lo mismo estar de los nervios que ser impacientes, a ve si vemos más Barrio Sésamo. Pasodoble al pito, y no precisamente al de caña…, “tengo ciertos problemillas, la sexualidad es mi amargura, mi apetito se ha quedao pa las papás aliñás…”. Hacer el unicornio, me relaja, jajajaj. ¡Y mucho eh! Una campaña, irónica, contra las redes sociales, en la otra letra…, “ay que ir dejando el móvil, ese aparatito del demonio nos tiene a tos enganchaos… se lo he dicho a mis amigos, y he tenío tres mil me gusta”. El segundo cupletillo, recordando aquel incidente del paracaídista en el desfile de militares y el Borbón sin inmutarse, “la de veces que habrá visto a su padre agarrao a una farola”, jjejeje. ¡Que se va el estrés, yo me voy con él! El popu se desgasta algo con la escucha, o ¿soy yo? “Yo me enamoré de ti por culpa de mis ansiedades, y sin ti ya no puedo vivir, tú me quitas de mi cabecita to los males… valeriaaanaaa, me tomao esta mañana catorce cajas y estoy igual, o peor…. qué rápido pasó to con mi primera mujé, y al otro día me separé, quiéreme de una vez, que no tengo to el día… la mente es muy traicionera, es tu cabeza la que manda sobre ti, espero que mi mensaje haya quedado claro… y lo más importante, sin chillar, sin chillar, sin chiLLAAAARR”. Pedro y Pablo remueven y remueven, la tila… ¿Algo tranquilito para bajar los niveles de estrés? Te receto la comparsita fisna y segura de David Carapapa, La canción de la laguna. Vamos bichitos, un, dos, tres y…., “ella me inspira, ella me encela, después de la tormenta la calma llegará, y pase lo que pase siempre nos quedará el carnavá, este venenoooo”. De cosquillitas. Con shentimiento y coraje, el primero, con Antonio Trujillo diciendo que no al antifaz, como tampoco lo tuvo su hermano Pedro ya fallecido…, “fue un accidente, nació en Barcelona, pero ese jilguero se hizo viñero… y dejó su casa, derramó su arte, hasta consagrarse en una comparsa, llevando a su tierra siempre por bandera, se convirtió en leyenda de este carnaval… no lo quiero, porque en su baremo no lo merecí, a que viene a los treinta años acordarse de mí… el antifaz de oro no lo verás nunca en mi solapa, palabra de Carapapa”. Y dándole otra vueltesita al mismo asunto que aireaba hace rato Germán Rendón, a los pin-parentales trogloditas…, “con tu biblia y tu bandera ya no hay quien te saque de la cueva, no es culpa tuya que en tu educación se inculcara el racismo, esa homofobia, y ese machismo, tú eres victima de aquel franquismo, deja que a mis niños y a tus niños pijos, les hablen de la vida, la que fue pa ti la palabra prohibida… déjalo vivir, déjalo pensar, para que cuando tu niño ya sea un adulto pueda enfrentarse a este maldito mundo, y sepa defenderse, porque en la vida puede encontrarse a gente como su padre”. Pummm gordo. Alberto I el Goma Rota, aspirante al trono en uno de los cupletillos, reguleros. Y te he escrito una canción pa que sepa el mundo entero, Cádi, Tacita de Plata, cuánto te quiero. “Tú tienes mu mala cabeza, mu mal corazón, si eres parte del problema y no de la solución… que aquí se levanta el pueblo, cantando, porque un pueblo que canta jamás es vencido, no cae en el olvido, tiene limpia las manos, le dice al tirano lárgate de aquí, fabrica alegrías, le dice a la vida cómo hay que vivir… ojalá, Tacita, si le pregunto diga sí la margarita, ojalá esta noche, este cuento tuviera final para amarte y cantarte, hasta la eternidad…”. Son de los pocos bichos frente a los que Pedro y Pablo, entomofóbicos porque el mundo les hizo así, no salen despavoridos… Frota, frota la berza. ¡Ahora era! ¿Qué tengo, qué tengo? Quitádmelooo, la libertaaaaad. A conceder deseos, con guasa, ‘Los geni de Cádi. Un primer pasodoble que se queja a medias, pretende ser una crítica a la gestión municipal, pero se queda más en amenaza de votante… , “con este alcalde ya no hay letras al gobernante, todo irá bien, o es que el concurso ya no duele como antes… Kichi, abre la oreja, que hoy voy a cantarte… aún creo en tu palabra, pero alcalde mantén la guardia, que siempre habrá un gaditano pa cantarte en estas tablas, si un día fallas a tus paisanos”. “Pa celebrar la Hispanidad, nuestro gobierno alardea de artillería… para poder sentir nuestro país, sobran soldados, sobra tanta hipocresía…”, afirma la otra letrilla que aconseja que en ese desfile participe la España real, aquella por la que sí darían su vida: mujeres, pensionistas, parados… No hay quien aparque en Cádiz; y los chirigoteros pidiendo el primer premio al de la lámpara, en los cupleses. Puntaso eso del Selu, “antes de irnos para La Algaba”, jajajaj. Pa pedí un deseo, busca tú mi chirigota… po frota, frota, frota, frota Vizcaíno y frota Vigorra, el hermano Jesús, Juan no, jajajaj. “Nos sobran mil motivos en este carnaval, para pasarlo geniaaaal”, esa es la actitud del popurrí, con fiebre y tó. Y pa la olla exprés. Pedro y Pablo dejan la tapa a medio poner… A medio poner no, el tapón lo pone completamente la última de la sesión, el coro Los garabatos, de la familia Pastrana. Navegando por la mente de tu ayer…, “antes de que amaneciera el mundo que enjaulara tu imaginación, en tu habitación desordenada nos pusiste entre olas… aguanta, resiste, navega, y si en la orilla del Falla hemos vuelto a encallar, es porque te sientes niño cantando, cantando, cuando llega carnaval”. Ayy, esa falseta, niña… A ve quién puede llevar un tango, más gaditano que yo. ¿Tú? Rectificando en el primero, tras tanto piropo trillado a la gaditana…, “después de tanto escribirte mujer, me he dao cuenta que to esas letras no valen ná… te pido perdón si fue machista mi copla… porque mi pluma machista te hizo princesa, siendo mi reina guerrera”. Garabarabatín, garabarabatón. Y suspirando por la humanidad inocente de los críos, el otro…, “el niño que hizo este barco, si gobernase esta nave, te juro que volvería a salir el sol… a los gobiernos cabrones daría lecciones, no dejaría a nadie muriendo en los mares”. Onanista el primer cupletillo, pese a que “con cuarenta todo es distinto”. Aro, aro. Vuelvo a perder los papeles, y en estos mares cantando, sigo como un niño tras de ti, garabatean garabateando. “Cádiz del blanco y negro que vuelve cuando este niño los ojos cierra…”, en las cuartetas del popu, que te deja clarinete que ya tienes canas ahí…, “vive el presente, que el destino no está escrito, son tan sólo garabatos, vive sólo vive, como lo haría, el niño que llevas dentro”. Pedro y Pablo revivirían el comer pan con nocilla… Yo sobreviviría con un intro, ¡prima, dale al intro!

La 1.22 horas. Baja el telón. Pedro, Pablo, echad una manita pa terminar de montar el tablao de San Antonio, y pa la Moncloa. Ya me quedo aquí yo barriendo y asintiendo con alguna coplilla guapa de Juancarlo: “cada vez siento más vergüenza de España entera como nación, si no fuera tan bonita, si no fuera tan caliente mi patria chica, mi continente, y mi santa gente y mi carnaval, te digo la verdad y te juro que es así, pero de este país yo me iba pa siempre…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las semifinales, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.