DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Yo no quiero carnavales, vida mía, si no es contigo”

Noche de miércoles en el Falla y duodécima función de clasificatorias del COAC 2019 que se preveía dura, y que resultó más que decente. Cerró la comparsa de Germán Rendón, ’Ozbdc’, sin desaprovechar el repertorio para decir y decir con un estilo más contundente, gaditanizando el mundo de Oz. Pero además, la comparsa ‘Los del ferry’, embelesó; y las chirigotas ‘Este año somos campeones’ y ‘Si dijera lo que pienso’, arrancaron risas, y eso ya es meritorio.

DÍA 12 (12ª CLASIFICATORIA). 

No son lo mismo crispadores, ehh, pero PP, Ciudadanos y Vox llaman a EspÁña a salir a la calle este domingo, emulando a la plebe pero oliendo a varon dandy, contra el Gobierno de Pdr Snchz por querer hablar con los catalanes, que a los adoctrinados polacos hay que odiarlos y encarcelarlos por sus ideas, que lo dicen en Antena3. Ahora mismo el trío lalalá, Casado, Rivera o Abascal, está midiéndosela, la bandera, a ver quién se autoproclama salvador de esta una, grande y libre… y de Venezuela. De chirigota mala mala mala. Déjate de alta traición y enchufa, que empieza la duodécima sesión de preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019).

Noche de miércoles en el Falla que se preveía dura, y que resultó más que decente. Cerró la comparsa de Germán Rendón, ’Ozbdc’, sin desaprovechar el repertorio para decir y decir con un estilo más contundente, gaditanizando el mundo de Oz. Pero además, la comparsa de Ceuta ‘Los del ferry’, embelesó; y las chirigotas ‘Este año somos campeones’ y ‘Si dijera lo que pienso’, arrancaron risas, y eso ya es meritorio.

Imagina una mañana cualquiera, te despiertas, bajas a la calle aún lagañoso a comprar un manolete, y un repeinao que pasa por la esquita te grita: “felón”. Pues así anda este régimen feudal que amas tanto… El fiscal, nuestro apuntillador de temporada, está buscando el palabro en el diccionario. Maripili, expórtame, dale a la palanca y que vea la luz este cronicón mareao y cojeante de la jornada. Pero antes, unos segundos mientras procesiona la publi del Yuntamiento de Cádi. Al estilo sevillano.

 

Doctor Febrero’, papelillos cada ocho horas

Las 20.04 horas. Arriba el telón. Médicos de fantasía que ofertan “una terapia alternativa, pero segura y eficaz, porque los males sólo se curan con carnaval… póngale a la vida música y letra, esa es la mejor receta…”. El tipo estándar, de carnavá. Con nosotros, el coro de Sevilla ‘Doctor Febrero’, con Sergio Molina Franco firmando la autoría. Un tango a la mujer de hoy día, “por aquellas que sufrieron más que vivieron… no dejes de luchar luchar luchar, y sigue luchando por las mujeres que no anduvieron ese camino hacia la igualdad”. Suena mu digno este jarabe. Y visita a un hospital un cinco de enero, para sacar los colores a los políticos y que se dejen de recortes en sanidad, en el segundo tango, enterneciendo con un crío enfermo. Tú tiene mala cara. En los cupletillos, un nota de dos metros que se quiere someter a una operación de cambio de sexo, “a ver cómo disimulo lo que le cuelga hasta las rodillas”; y famosetes cocinando en la tele, que acaba pantojil… Ahora estás mu malito, tienes mareos… y luego en carnaval, la semana entera de cachondeo. “Esto no es culpa del estrés, es el tresporcuatro”. Batería ajín ajín en ese popu-consulta-festivo adornado con términos recién salidos de una Facultad de Medicina… “doctor deme usted algo, que voy a estallar… riendo se vive mejor, la vida es un carnaval, disfrútela, y se curaráááá”. El fiscal va a seguir recurriendo al efferalgan.

Perdemos el coco’, ni coca

Y dos días después se retoma la función… ¿pero qué han estao montando estos chamacos ahí atrás, primo? Nada… Producciones Pichar presenta la chirigota onubense de Punta Umbría ‘Perdemos el coco’. En los huesos. Jugando con la peli de dibujos aquella. La letra y la música la comparten José Carrasco Rodríguez y Francisco Manuel Contreras Cordero. Piropillo para entrar en faena… “esta noche voy a dormir en un rincón de Cádi, que eres para el mundo la viejita más gamberra”. ¡Ole mis muertos!, se desgañita una fan desde gallinero. Desahuciado y avergonzado en el segundo pasodoble… “que duermo sobre un cartón en el cajero de un banco”. Un cuplé con cuidaíto pa no molestar a los ofendiditos, macagoenlaleche, y ya está Puleva en el juzgado; y otro poniendose pelo en Turquía… con el enésimo remate rizado y oliendo a huevera… Afúuu… ¿Y Héctor? Etoehcarnavá, estoescarnavá. El gusano no acaba de morir en ese pupurrí voluntarioso. La abuela no se levanta, qué decepción se me lleva el fiscal: lloró con lo de Clarita…

Trece’, o catorce

Después del doce viene el trece. Y ‘Trece’ es el nombre de esta comparsa sevillana, gafe, supersticiosa… “soy el gato negro que guarda tu alma, la tijera abierta que corta tus trabas, la pesadilla de tu martes trece, el pie izquierdo que te ayudó a levantar cuando te caíste… yo seré tu suerte amigo mío”. Rufino Expósito firma la letra y Daniel Martínez y Juan Manuel Hernández, la música. Dudas e inseguridades sobre qué escribir en un pasodoble, en el primero…. “dime por favor, qué coño te canto”. ¿Sobre relatores?, sugiere el fiscal. Blancanieves violada por siete enanos, Pulgarcito acosado por sus compañeros, Cenicienta saliendo del baile a las doce con miedo… revisión realista de aquellos cuentos infantiles en el otro pasodoble, con mejor desarrollo que remate. ¡Vaya!, Manué, el celebrado muerto del Bizcocho, es el letrista de esta historia, y vende un ataúd de segunda mano… No, no ha calao ese cupletillo… Y te juro por mi suerte que yo te espanto los males. “Y entendí que febrero te salva… la suerte de vivir cantaaaaando”. El pupurrí como embalsamado, pasa sin molestar… pasa sin hacer caminos, caminos sobre la mar. ¿El catorce?

Este año somos campeones’, y ninguno los podrá detener

Media San Juan de Aznalfarache, ¡Seviiillaaaa!, se ha desplazado al estadio fallero siguiendo a su equipo: la chirigota ‘Este año somos campeones’, a lo Oliver y Benji, los magos del balón… oh, ah oh, ah oh, ah oh… oh, ah oh, ah oh, ah oh. Antonio Logroño Ferrete, de entrenador. Letrillas del pregonero, el Joaquín Sabina, adoban ese primer pasodoble-piropillo… “lo siento Tacita, yo sin embargo te quiero”. “El extremo derecho marcando el gol decisivo… este partido hace años que lo perdió Andalusía”. Narrando la situación política de la comunidad en plan carrusel deportivo, para el otro pasodoble. Se agradece que suden la camiseta. Un árbitro encabronao con su parienta, en uno de los cuplés… Antes todo esto era campo. Quien no haya tenido infancia viendo los dibujos y sus jugadas kilométricas, no pillará muchos puntos… “Nunca pensé que llegaría, son siete episodios desde el centro del campo hasta el portero, y ahora que llego, habían pitao fuera de juego… me voy con algo que rime con ona… que no que no, que no me vuelvo pa la serie….”. Muy luchado y disputado el popurrí. ¿Gol? En el próximo episodio. El fiscal quiere prórroga.

Los del ferry’, levante un palito

De comunión. Acercando África la comparsita ceutí ‘Los del ferry’… “en el Estrecho otro barco más bonito no lo hay, y el famoso mareíto cuando el levante asoma, venga vámono pa Cái que ya estamos en carnavá…”. Potito saludo, encallando con gusto. La letra la suscriben José Miguel Romero y Pedro Escámez, y la música, el mismo Pedro junto a José Manuel Cardoso. Una llamada a la mujer a vivir la vida “libre como cualquier hombre”, en el primer pasodoble, “que el amor es mucho más hermoso que lo que un baboso pudiera grabar”. Con elegancia. En el otro, María dejándose la vida “de ida y vuelta en el Estrecho” por la sanidad a medias que soportan en Ceuta, que obliga a muchos a tratarse en la península… “de qué mierda vale mi autonomía”. Tandita simpática de cupletés: pescando… “un caraho de mar con un chino agarrao”, y to las semanas hay procesiones en Cádi… Adivina adivinanza dime la ciudad que es… uno me dice que es Ceuta, otros me dicen que es Cái. Estribillo fenicio y resultón. Transmediterránea patrocina la singladura del popu. El ferry esquiva Algeciras y pone rumbo a Cádi bordeando la costa… “quiero cruzar a diario, este puente imaginario, de coplas que van a ti, el romance del Estrecho que culmina hoy aquí, y por fin te veo… Ceuta origen de mis coplas, Cádi mi puerto finaaaaaal”. Este viajesito hay que repetirlo, niño. El fiscal ni ha pateado ni ná.

Si yo dijera lo que pienso’, que queda un choco

Po no parece que me han leído el pensamiento… “que el mundo se divide en dos, los que dicen lo que piensan, y los que se callan tó”. Curioso el concepto de la chirigota puertorrealeña ‘Si yo dijera lo que pienso’, que ante una sociedad cada vez más mojigata y ofendidita, no se puede decir ná, pero ¿pensarlo? En el parque El Limbo. La autoría de la letra es de Fermín Coto y Antonio Jesús Domínguez, y la música, de Sergio Guillen Bancalero. Diciendo y pensando en esos pasodobles. Un primer tirito al mundillo… “que es carnaval sin más, que aquí sobra el falserío y los artistas… que es muy fácil echar la culpa a los aficionaos, sin dar ejemplo primero”. Y un alegato proigualdad, pero de verdad… “maldito sea nuestro silencio mientras las mujeres siguen siendo maltratadas… y me sigo preguntando después de tantas verdades, dónde están las igualdades”. Bájate de la nube. Compartiendo con tanto facebú y liao con el parquímetro, en esos cupletillos repensaos… Le voy a hacer caso al pensamiento… ¿al pensamiento?, miento miento. “Ole una sevillana, ¿qué original?”. Surtido de pamplinas vividas y pensadas en un popurrí que despatarra al Falla, identificándose en cada situación… “tan libre es el pensamiento como una copla de carnaval…”. Ocurrentes. El fiscal quiere ese choco. Lo piensa, y lo dice.

Ozbdc’, over the rainbow

Y rematando la faena, los niños del barrio evolucionaos del Germán Rendón, qué pelucón, picha, ooooh ooohhhh, ohh ohhh… “yo tuve el bonito sueño de volver a casa, agarré todos mis miedos, fuera paja del cerebro y escuché a mi corazón, yo no quiero galaxias enteras si no están tus calles, de qué me valen siete mares si no es tu orilla la que habito, hasta comprender que solamente mi destino eras tú…. que yo no quiero carnavales, vida mía, si no es contigo, contigoooooo…”. Buenos días, princesa, buenos días comparsa ‘Ozbdc’. El mundo de Oz es tan mágico que te vale para hablar de la emigración, de gaditanos expulsados por la crisis desperdigados por el mundo decididos a regresar a casa, a “la tierra de los hijos sin su tierra”… Dorothy se ha cambiado de sexo… ¿y Totó? Con potencia esos pasodobles en modo Antoñitomartín. Echando de menos a Cádi en su propia fiesta… “si se pierde un picha mía, la ironía porque es difícil de ver, si se ha perdido el respeto a quien por ti su el alma ha dejado, pisoteando nuestra esencia y la raíz que heredamos… si en los repertorios casi no se habla de las cosas nuestras, si se pierde Cádiz en carnaval, qué coño queda”. Coincidiendo en el fondo con el repertorio de ayer del Juancarlo. Y brindis irónico, dolido y resignado por Hacienda, que mira lo que quiere… “hoy brindamos por la pasta que ha pagado esta comparsa de inspecciones de trabajo, por el lucro que enriquece a estos paraos, hoy brindamos sin reparos aunque hayamos actuado para pagarnos el disfraz… hay que pagar lo robado que está en Suiza y Panamá… brindemos todos por el carnaval de Cádiz, profesional y patrono más rentable no lo hay… aprendí la moraleja… y brindemos ya que estamos por nuestros trabajos de mierda, dónde están las leyes si las necesitas, seguro que estarían persiguiendo a un comparsista”. El Lali afina que te afina; y las letras girando alrededor de la ultraderecha… sin anestesia en la tandita de cuplés, con un estribillo de guinda violeta… agárrame del brazo que este cuento se termina, que el camino a ser iguales de por vida, no sólo es tu lucha también es la mía. Menos florituras, más contundencia e igual compromiso y lucha el que destila el mediomusical-pupurrí de regreso siguiendo el camino de arena, recreando el cuento de Oz en versión gaditana, topándose con el espantapájaros sin cerebro… “piensa que puedes pensar”, con un hombre sin corazón y con el alma de metal, y con el cobarde… “las cadenas de la mente apresan tu valor, y del miedo has construido tu prisión…”. Un cuento inventado “con feliz final, y regresan todos los que han inmigrado y ya Dorothy se desmelena al llegar carnaval… estos gaditanos ya no se marchan más… no pido que lo entendáis, no estoy hablando de un lugar, cuando les hablo de Cádiz, estoy hablando de mi hogaaaaar”. Acabando casi como la peli de 1939: “no hay lugar como el hogar”, repite el fiscal mientras junta tres veces los talones de sus zapatos de rubí.

Las 0.16 horas. Baja el telón. Ya está el fiscal loco por llegar a su hogar, reloco por saber cómo ha quedao el Barsa-Madrid. Mientras busca la repetición de los goles en el Estudio Estadio, voy planchando una frase célebre, sin arrugas: “Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una”, dicen que dijo el filósofo francés Voltaire. Pregúntale a tu madre, ella lo guarda tó. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.