DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Si en el Falla no suenan las cosas de esta ciudad cuando la gente nos mira, perdóname que te diga, pa que quiero carnaval”

El COAC 2019 superó el ecuador de su primera fase con la undécima de clasificatorias, con un buen principio y mejor remate: el coro “por Cádi” de Julio Pardo junto al Canijo ‘El batallitas’ demostró un año más qué es un coro coro, y además con aire fresco; y la comparsa de Juan Carlos Aragón, ‘La gaditaníssima’, con sencillez rebuscada y musicalidad, ofreció un repertorio de Cádiz para Cádi y el mundo mundial, un Cádiz que “resiste” gracias al carnaval.

DÍA 11 (11ª CLASIFICATORIA). 

Los tránsfobos ultracatólicos y rancios de Hazte Oír se han quedado sin la etiqueta de asociación de utilidad pública, y el Falla, inalterable. Haztelover… Es martes, y la undécima sesión de las preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019) discurre, con sus penes y sus vulvas.

El certamen de coplas superó el ecuador de su alargada primera fase con un buen principio y mejor remate: el coro “por Cádi” de Julio Pardo junto al Canijo ‘El batallitas’ demostró un año más qué es un coro coro, y además con aire fresco; y la comparsa de Juan Carlos Aragón, ‘La gaditaníssima’, con sencillez rebuscada y musicalidad, ofreció un repertorio de Cádiz para Cádi y el mundo mundial, un Cádiz que “resiste” gracias al carnaval.

¡Vaya!, pues el Pepe Blas ve responsabilidades penales en una letra del Nene Cheza y pide que descalifiquen a la freidora… ¿Fiscal, de verdad que ponía eso en su twiite? Maripili, adóbame, tira de la palanca y que caiga por su peso el cronicón en directo cuando lo grabaron de la jornada. Pero antes, una miradita atenta a la publi del Yuntamiento de Cádi, que no muerde.

 

El batallitas’, un, dos, papa y arroz

Las 20.07 horas. Arriba el telón. Sonando a coro coro, pero con aire fresco en el fondo, ‘El batallitas’ de Julio Pardo en fusión con el Canijo de Carmona, Antonio Pedro Serrano Álvarez. De ahí debe salir algo gordo… bueeeeno, con músculo… “llega el batallita, el más pesao de la Tacita, un gaditano tostón, carnavalero y capillita listo para mi sermón, fuerza local ultragadita… y cuando llego al puente nuevo, pierdo la respiración… pa defender tu peeeeendóooon….”. En posición defensiva ese ataque de presentación asomaíta a la Alameda. No, no faltan los cañonasos de papelillos, eso no cambia. Con la orquesta en lo alto de la muralla. Un primer tango piropo sin mucha sustancia, para presumir de soniquete y falseta… “la quiero tanto, que estoy dispuesto a morir por ella… mi batalla es querer a Cái, siempre luchando por la Tacita”. Y la tristemente famosa manada de violadores y el juez del caso, entrando en la segunda letrilla, en la que queda condenado el del mazo… “esos animales oliendo la sangre, cinco lobitos bajo la luna contra una… qué más quiere su señoría, que se juegue la vida, contra esa ganadería suelta en Sanfermín… para mi fue su señoría el que ese día perdió su juicio…”. En los cupletillos, tirito al capitán Procopio y a otros carnavaleros del Patronato; y está Cádi contenta con el Kichi, y su carrilbichi… “tú ha puesto el carril bici pa cuando venga el Echenique”… Un, dos, papa y arroz… planta cara a los canallas que se pasen de la raya, y batalla como yo… un, dos, papa y arroz…”. Y Cádi y más Cádi en ese popurrí marcial que invita mantener viva la ciudad y su esencia… “carnaval carnaval carnaval ná má es una guerra psicológica, la ley marcial, hacer reír, hacer pensar, carnaval ná má…. Recuérdame porque el batallita que da guerra sin cuartel, vive debajo de tu piel… Cádiz es más que un lugar con memoria… volveremos a rugir, por Cádi morir, que si Cádiz muere algo habrá que hacer… mírate dentro si un día te olvidas, te despertaré, por Cádiz, te despertare”. En modo siete de la mañana. La trasformación no llega a ser completa, aunque es evidente la pluma del Canijo. Fiscal, tú no ere de Cádi.

Eterna’, e ignífuga

En llamas la comparsa de Isla Cristina ‘Eterna’… “quiero apagarme en tu piel… fuego, fuego, fuegoooo”. El retén de bomberos, atento, aunque tampoco se ha enterado de la historia. José Antonio Rodríguez Contioso y la agrupación, firma la letra, y Ana María Salas Beltrán, la música. Un primer pasodoble quejoso con otro individuo que al parecer ha dicho argo de los andaluces, esos ciudadanos de segunda… “el sur siempre fue libertad, trabajar, emigrar… cuando fue el sudor de nuestra frente el que levantó media España…”. Exageo, quilla. Y un puñadito de tragedias infantiles en el dramón relatado en la otra letrilla… “no puedo evitar el miedo de que en nuestro cuento, la bruja y el lobo sean de carne y hueso”. Cuplés, a la parrilla, tostaditos. A fuego a fuego. El Big Bang crea ese popurrit que quema, aunque deja cubito de yelo. El fiscal, tiritrantrantrán. ¿Eterno?

El veleta’, aunque pensándolo bien

Son Albert Riveras en potencia. La chirigota sanluqueña ‘El veleta’ viene dividía, con dos caras, las dos EspÁñas… “ser comparsista es lo que quiero, mato por ser chirigotero… veleta somos todos, todoooooooooosssss”. Y de UPyD, y no lo sabes. En la autoría, Andrés Losada Sánchez y Rafael Cámaras Altas Gil. Suena raro todo, todo raro suena. Sin pito… mejor con pito. Pasodoble que juega con ofrecer las dos posturas. En el primero, el no y el sí a la exhumación de Franco, que acaba “caralsooooool”. Y ateo y creyente, en el siguiente… “que hoy tú tengas entradas, no lo dude es un milagro de diooooooo”. Se agradece que intenten hacer de reír… o no. Un embarazo grafitero, y un niño cocinitas entre mollete y salmón, en dos cupleses malos… o sí. Espero que el jurado sea un veleta como yo…. cambia de opinión, cambia de opinión. Ni levante ni poniente, esta noche no sopla aire. Que se van, que se quedan… se van, se van. El fiscal es de centro, ni pa ti ni pa mí… qué aburrío el tío.

La creación’, aguja e hilo

Uuuuuu uuuuuh… “soy el creador de febrero… entre costuras va pasando la vida, tarareando coplas de carnaval, que nadie diga que lo que creo es sólo un disfraz… que yo fabrico sueños pa los que viven en carnaval”. Al taller con la comparsa de Sevilla ‘La creación’, con letra de David Campano y música de Pedro José Fernández. Pidiendo perdón a la “Cádiz más rancia”, ¿otro perdón de un forastero?… “le pido perdón por cuatro noches en una cola por una entrada, por esta comparsa, por lo que costó venir de Sevilla, subirme a estas tablas… por llevarlo en la sangre, que tu veneno recorre mis venas…”. El fiscal, les perdoooona. Y tragipasododoble el siguiente, con un puñaíto de dramas para el saco, y de remate: “no le abras carcelero mientras la tumba de Marta siga estando vacía”. El fiscal, rectifica… Metaconcurseros ambos cupleses, a medio coser, y cocer. Que si no estás a mi vera, se me aflojan las costuras. Hay cierto tributo a Paco Alba, Antoñito Martín, Villegas, Bienvenido y Ares en ese popu que acaba disiéndole a su mare, Sevilla, “te quiero hasta morir”. Y han cruzao el peaje para gritarlo en Cádi.

Esta chirigota huele a primero’, ¿serán los dientes?

Padres primerizos. Queda claro el concepto con las dos primeras palabras del repertorio. Acuna el Falla ahorita la chirigota cordobesa ‘Esta chirigota huele a primero’, que tiene el sello de José Vacas Tirado. Empijamaos y con cara de no haber dormío en meses. Las cosas de la paternidad. Pocas risas, no vaya a ser que se despierte el crío. “Me ha agarrao el deo, y siendo ateo hace que le rece a dioh…”, apunta un pasodoble. En el otro, amor de parienta, “si un día la pierdo lucharé por no perderle”. Huele, sabe y suena plano. Con shentimiento por el pienso de perros, y faltitos por aquello de la cuarentena de la pareja… tienen “amor acumulado, va a tener que ir el Rafa Nadal a recoger las inundaciones….”, halaaa… Vive, vive… bi be rón. En el pupurrí, con corresta decencia, la aventura de transformarse en padre… “hasta dónde está papá de mamá… desde que soy padre, tengo más ganas de sacarme le llavero por fuera del bolsillo…”, y el bebé crece y se hace persona independiente, y tú ahí de testigo… Sí, todo el asunto era un pretexto para pedirles perdón a sus padres. El fiscal, huele. Con esa napia…

Un largo viaje’, sin maleta

Emigrantes. Animales humanizados, y viceversa… “desde que vine al mundo vivo como un vagabundo, sin echar raíces en la tierra… hermano viajaaaa”. Momento patrocinado por Renfe. Canta ‘Un largo viaje’, comparsa conileña sin patria. La letra es de Jesús Moreno y la música de Alejandro Forja. ¿Carapapa style? La felicidad de un mundo sin fronteras, en esa primera letrilla errante, muros que sólo sufren los hombres. Y con giro estratosférico en el segundo pasodoble, parecía una separtación corriente y este hombre acaba pasando por el quirófano para volver a nacer como mujer… “soy consciente de que ahora mi vida comienza de nuevo, nunca pude ser yo misma, quizá nunca lo olvide pero para siempre será del pasado…”. Un primer cuplé con mal ojo, y Vox comiéndose uno como la torre de preferencia, en el otro… Si te encontré, bendita mi suerte, pa caminar el mundo contigo. Un canto a la vida animal en comunión con la naturaleza, en contraste con el camino que ha tomado el hombre. Por ahí parece caminar ese grave popurrit… “camina un poco más, que ya se ve el final, nuestra felicidaaaaaaad…. sigue caminando sigue caminando sigue caminando…”, hacia “la libertaaaaaad”. El fiscal acaba con bojigas en los pies.

La gaditaníssima’, resistiendo

Y echando el ancla de la sesión, la esperada: los de Juancarlo, en semicírculo desde la Caleta a la Alameda, pasando por la Viña y el Falla, en ese holaquéhay… “para empezar a cantarte, a decirte, que si el mundo es un desastre, Cádiz resiste… y si algún día la alegría te abandona, y el odio otra vez anda libre, si los otros pueblos lloran, es la hora, Cádiz resiste… aquí se puede, Cádiz resiste… y tú que de la pena inventaste una canción interminable como tu gadinatísima faena, cuando suena se convierte en libertades que en otras ciudades del mundo ya no existen, pero aquí caminan juntas por la calles… resistirás llena de juventud, llena de carnaval, mientras seas la cuna de la libertad…”. Uaaaaaa. Saben presentarse estos gashones trovadores arlequinados y apierrotados. Fantasía gaditana al canto, con letra y música de Juan Carlos Aragón y dirección del Javi Bohórquez. Los mafiosos vienen un poco más básicos, soltando incluso la primera típica letrilla estándar entre piropo y representación… “necesitaba empezar un año ya mis coplillas con esta tradicional primera letra sencilla, que dijera que vuelvo, ni siquiera que fui, que acabara algo así y a morir por febrero… y si en el Falla no suenan las cosas de esta ciudad cuando la gente nos mira, perdóname que te diga, pa que quiero carnaval… y con las mismas ganas de reconquistarte, ojalá mi comparsa siga siendo tu amante, que desde que esta ciudad a mí me enamoró, yo a mí ya no puedo curarme”. Potito. Y ojanoso el otro pasodoble con el pregonero, con el Sabina… “cuando supe que venías no sabía si cantarte como al artista que va a pregonar, porque el carnaval ya es bastante, y no le hace falta cantantes más que los de su ciudad… o recibirte por fin como Joaquín el poeta, aquel que vino hasta mi cuando la vida despierta y hace falta un gamberro que te invite a vivirla… la doctrina impertinente de un bohemio universal.. y escuche a quienes decían qué sabrás tú de carnavales, cuando aquí los carnavales son música y poesía y el derecho del canalla a pasarse de la raya como forma de vivir… que es tan nuestra y tan de aquí que ya ni cabe en el Falla…”. Con guasa en los cupletillos, que los poetas de Cádi se inspiran en las musas… pero también “el camello tienen su importancia” para enrevesar, y hasta ayer, el Aragón… “con el mismo camello al que le compraba Martínez Ares”; y gracieta con la gente que trata a los perros como humanos… No tengo bandera ni tengo balcón, ni tengo vergüenza ni tengo perdón, pero tengo los carnavales pa que no se pare mi corazón. Metacarnavalero y metagadita por todos sus poros el popurrí, con sus pullitas y compromiso, aro aro, que dan ganas de pintarse dos coloretes y a cantar para seguir resistiendo… “la ciudad se divide entre artistas y canallas, el artista se muere por ganar en el Falla, el canalla canta por carnavales preso de libertades de su propia batalla, regalando la palabra por la calle, y no es patrimonio de la Humanidad…; mánchame con tus manos, tus manos tan callejeras, que en vez de carnavaleros parecemos plañideras…; hay mi libertad que ningún gobierno me la va a quitar…; que levante la mano la guitarra…; es gaditanísima la mala educación del levante, y la forma nuestra de no tener nada y tirar palante, la puesta de sol en la Caleta cual si se acabara el mundo, la fea costumbre de dejar cerrada las Puertas de Tierra…”. Musicalidad, pincel y brocha gorda… Cádiz. El fiscal pita penalti. ¿Tú qué vas a desí, si eres de Burgos?

Las 0.14 horas. Baja el telón. Toca comparar, con lo feo que está eso, niña. Fiscal, ve calentando el puchero mientras viene el de las frases célebres a entregar la mercancía: “La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero”, dicen que dijo el pensador y político indio Mahatma Gandhi… dos o tres pucheros le hacían falta al chiquillo. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.