DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Cádi es de Cádi ná más… o no

Sesión sin coro la tercera de preliminares del COAC 2019 que dejó al Falla satisfecho: las chirigotas ‘Er Chele Vara’, de Juan Carlos, y ‘Daddy Cadi’, de Sevilla, pusieron en evidencia a quienes hablan de la crisis de la modalidad; y las comparsas ‘Las envenenásssss’ de Romero Bey, y ‘Los niños sin nombre’, dando el salto desde la cantera, con sus modos y hechuras diversas, embaucaron.

DÍA 3 (3ª CLASIFICATORIA).

El blanqueamiento de dictaduras está de moda, tanto como enseñar los tobillos… Alfonzo Guerra está pidiendo a gritos un pasodoble con tirabuzón en este Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019), que en la fría tarde-noche del martes 28 cumplió con su tercera función clasificatoria.

Sesión sin coro que dejó al Falla satisfecho y con ganas de repetir: las chirigotas ‘Er Chele Vara’, de Juan Carlos, y ‘Daddy Cadi’, de Sevilla, pusieron en evidencia a quienes hablan de la crisis de la modalidad; y las comparsas ‘Las envenenásssss’ de Romero Bey, y ‘Los niños sin nombre’, dando el salto desde la cantera, con sus modos y hechuras diversas, embaucaron.

¿De verdad que naide va a comentar nada del anuncio del Salvador Fernández Miró que está colgado en bambalinas?… dientes dientes, aro, hablando de blanqueamientos… El fiscal, nuestro apostillador de la temporada, me viene sin el pelucón: que dice que el Cádi ha vendío al Manu Vallejo al Valencia, pero ¿qué dise, pollo? Eso sí es apoyar a la cantera, afú… Maripili, varéame, dale a la palanca y que brote este manantial en forma de cronicón torcío de la jornada. Pero antes, a pasar por caja: ponerme ahí el anuncio del Yuntamiento de Cádi, ome.

 

‘Las envenenásssss’, encantando

Las 20.04 horas. Arriba ese telón. Amo a escuchá. Shhhhiiiiii…. Saca la flauta, Bartolo. Reptando, contorneándose, envenenando, encantando y encantándose, o todo lo contrario. Abre sesión ‘Las envenenásssss’, comparsa con eses a pelú del siempre imprevisible Juanma Romero Bey… “me tienes envenenaíta cuando se supone que soy yo la venenosa, y nuevamente me relío, relío, relío…. si mi veneno te librara… como no voy a arrastrarme mi Cai de mi sangre, si me tienes envenená”. Serpientes humanas y/o viceversa, soltando veneno como defensa y ataque. “La más gaditana de entre las serpientes, de sangre caliente y alma gitana… soy la copla gaditana que hoy respira libertad, o se muere…”. La comparsa se representa y presume de estilo propio en el pasodoble de entrada. Y afea que la Susana Díaz “reinvente” la historia tras las elecciones de diciembre, en las que el resultado ha sido el que ha sido…, pero tenemos memoria, “tú cuentas las cosas como te conviene, más que socialista eres sociatorpe, y la culpa la tienen quienes no votaron tu incompetencia… y otra vez Andalucía con el yugo a sus espaldas… a ver quién coño olvida esta broma sin sentido…”, ya tenemos más cerca el Valle de los Caídos. Rima. Estilo libre. En los cupleses, este concurso, largo o corto, según se mire… y las cuitas del Errejón e Iglesias, y la Carmena regalando al imberbe de Podemos la isla pirata de los playmobi. Cómo no voy a estar envenená, ¡¡cómo!! El popurrí se mece, embauca musicalmente, mas casi que no es difícil desconectar y perderte en las formas, ante un contenido algo redundante… “tierra mía sal del encantamiento, y lánzate a la vida, que es tuya, tuya y de nadie más, saca tu veneno, si vienen a envenenarte, envenena tú primero… que tú mereces vivir, vivir eternamente, vivir…”. ¿Vivir, eso qué es? El fiscal también es mucho de darle a la flauta. Con un abujero solo.

‘El chaval de la beca’, multitareas

“Emilio Sánchez Becario, y no he cogío una raqueta en mi vía….”. Poco más que añadir, señoría. Ya está saludada de la chirigota sevillana ‘El chaval de la beca’, con letra de la agrupación y música de José Manuel Prada Durán. Sin peca. El primer pasodoble lo usan para repetir la presentación pero en plan seriote y lastimero… “que la vida son tres días y no encuentro todavía el camino que coger…”, mientras sobreviven en un presente de explotación y neoesclavitud, con cuarenta más pendiente de ocupar tu silla si te quejas. La Susana Díaz se lleva otro cosqui a base de obviedades, “gobernaste sólo a golpe de carnés…”, con un remate de aquella manera: “antes que tos ustedes, estaba la blancayverde”. ¿Sí? La máquina del curro, con donetes, o no; y las corbatas del jefe, “y con ninguna de esas se ha ahorcao todavía el hijoputa…”, adornan dos cupletillos voluntariosos con un remate inesperado: quillo, no tengo tiempo pal estribillo. Vienen con por lo menos un mes cotizado, fotocopiadora y dedo-bigote para que Carmelo, el jefe, hable por ellos. Pero cuando llega febrero, ya se sabe, “aquí manda el carnaval, no manda nadie más”. Otro grupo para el saco de lo-han-hecho-dignamente… El fiscal está llamando a la Inspección de Trabajo. Carmelo, huye.

‘Los niños sin nombre’, pero felices

Debutando en adultos. El primer premio de comparsas de juveniles del pasado COAC se hace llamar ‘Los niños sin nombre’, niños huérfanos en plan Oliver Twist, optimistas ante todo… “quien dijo que la felicidad es imposible de alcanzar, es porque no ha conocido este hermoso lugar, el lado perdido que guarda el destino… soy tan feliz con lo poquito que tengo, que yo los días grises los pinto de color…”. Dulce. En la autoría, Antonio Jesús Pérez Fuentes y Sergio Guillén Bancalero. Pensando en separtarse en el primer pasodoble, cosiendo un nuevo trapo de colores y sentimientos que realmente les motive el chip patriotero… “en nuestro orfanato hemos decidido ser independientes… nuestra bandera no tiene barrera ni ley soberana, es la única bandera que yo colgaría bajo mi ventana”. Y llamando a la reconquista del carnaval de la calle para los de aquí, frente a la invasión de hordas de más allá del peaje, en la segunda letra, celebrada… “en qué momento entregamos la calle a tanto desgraciao… devolverle el sábado de carnaval a los gaditanos”. Vayan desempolvando plumeros y coloretes, y al ataquel. El fiscal apunta: posibles delitos de rebelión y sedición, con agravante hormonal. Un cupletillo pantojil, y otro acordándose de M.Rajoy ya como expresidente, “pero yo le sigo viendo la misma cara de carahote”. Como a la tal Chabelita, vámo. Y si te digo te quiero no lo vayas a dudar, porque los niños siempre dicen la verdad. El popurrí profundiza en la línea vitalista, con claroscuros y ese mercado de la carne, el dinero es el dinero… “que mi vida vale igual que otra cualquiera… que viva la vida, que esta vida es pa vivirla, es pa vivirla sin más”. Deja un regusto a futuro que no veash. Y presente. Fruto de esa cantera que todos ignoramos. Autocosqui. Como dijo el Guille Milkyway: ¿qué se siente al ser tan joven?

‘Er Chele Vara’, revolusión irónica, o no

La peñita del Fidel Chano y la peñita del Chele Vara se encontraron por el barrio de la Viña y salió esta revolusión… “y si triunfamos, como tú soñaste, Cádi será solo pa los gaditanos… queda claro que venimos a respetar a tos los que se sientan gaditanos, gaditanos de verdad…”. Chorreando chovinismo gadita e ironía, o no, la chirigota ‘Er Chele Vara’, el regreso a la modalidad de Juan Carlos Aragón. Poniendo al gaditano frente al espejo, o no. Bordeando la pocavergüen, pero ya uno no sabe si es real o impostada. De cualquier forma, bienvenida, bienhallada. Cualquiera diría que el primer pasodoble tiene su equivalente en la vida política astual, que cuando llegas arriba, a las “cópulas de partido”, tus ideales son casi, casi, los mismos que tenías abajo, chaletes aparte… “aunque mis padres eran fachas, cuando pensé por mi mismo, me apunté al comunismo… pa mi mis votantes, merecen respeto”. Y de segundo pasodoble, a reírse de los derroteros que está tomando la comparsa… “llevo escuchando hace tiempo, la chirigota está en crisis, que no hay Fletillas modernos, cuando la crisis la tiene la comparsa… esos quejíos no son carnaval, son Marifé de Triana… no hay mensaje sosial de los que llegan al alma… y posturas que no son propias de carnavales, que terminas con hernias discales”. Tiene sus puntillos. A ver los cuplés: “ahora soy vegano porque un coleguita me contagió sensibilidad ante un paté… sin abusar de los nabos, que por las noches se te repiten”. Yatújabe. Y amenazando a la parienta, que es mu pesá… “hasta que le digo Vox, y se viene abajo inmediatamente”. Pummm. Y si por casualidad nos llaman a declarar la Audiencia Nacional, po nos vemos por las calles de Bruselas cuando llegue carnaval. El mitin panfletero, mirando de reojo a la Tere y al Kichi, se desarrolla de aquella manera en el popu… “pongamos que hablo de Cádi… gaditanos, gaditanas y gaditanes… yolaaaaanda, holaaaaanda, Cádi parece Holanda… que el carril bici es mu largo, y tiene que serví pa argo”, buena esa cuarteta con procesiones de verano, hasta los concesionarios… “yo sueño con un concurso que dure un año entero, se va enredando enredando, un carnaval con otro carnaval…”. Y por si a alguno no le queda claro el mensaje, el ¿doble sentido?, ¿qué doble sentido?, “¿tengo yo la cara de irónico?, lo estoy diciendo de verdad…”. Sí sí, ya lo soltaron ‘Los yesterday’ a punto de liquidarse el siglo XX, y muchos se lo grabaron a fuego: “Cádiz patrimonio de la humanidad, y un mojón pa los humanos, Cádiz es de Cádiz ná más y es patrimonio del gaditano”. Aro aro. El fiscal lleva media hora llamando a los Mossos.

‘Qué bonita se te ve’, haciendo piruetas

Como un topgun carnavalero aterriza en el hangar del Falla, desde Córdoba, la comparsa ‘Qué bonita se te ve’, con Francisco Javier González Peñalver firmando letra y música. “A salvarte del fanatismo más puñetero… quererte tanto es lo que a mi me mantiene con vida…”, planea en la presentación, con ganas de arrasar, con coplillas. “Como te quiere tu madre, no va a quererte a ti nadie”, sentencia la primera, que se hace la picha un lío en su desarrollo farragoso. Y la exministra del PP, la Tejerina, echando pestes de Andalusía, vuelve a tener su minuto de gloria en este concurso… “ya que puso en duda el nivel de nuestros hijos, ya me encargaré yo de darle una educación para que no vote jamás a personas como usted ni a su partido…”. El fiscal se pone palote. Avelino el metralleta anticipa la tanda de cuplés, con turbulencias: los carnavales son ya casi como las olimpiadas, fitetú que a Antoñito Martín “le quieren poner hasta una medalla”, dice el primero; y pantojil, el segundo… digo yo que está un poquito revenío ya el tema del careto de la gashona esta, ¿no? Conozco mejón a la familia Pantoja que a la mía. Te miro y te miro, y me tiemblan las piernas y yo me doy por vencío. El metacarnaval sobrevuela el pupurrí difuso, disparando bombasos de pullitas febreriles y de verdades sociales. No hacen pupa.

‘Todo está escrito’, con retulador

Nada está escrito hubiera sido el nombre deseado para ‘Todo está escrito’, comparsa de San José de la Rinconada, con sombrero, que no falte, y encadenados… “sólo los que nada esperan del azar, serán dueños de su libertad… sal del camino y escribe tú mismo, el libro de tu destino”, apunta ese holaquéhay. Y vaya, el destino quiso que estos shavalotes sean carnavaleros “para el resto de sus días”. Un niño sufre la separtación de sus padres y sobre todo la frustracion del papá, en el segundo pasodoble… “nadie me preguntó nunca cuáles son mis sentimientos….”. Ahora está de moda volverse separatista, menos a la hora de poner la lavadora; y un cine de verano de última generación en el que hay deos, parienta y olor a tortillita de camarones, ofú… el fiscal me mira con cara de tiburón. Y cantando carnavales más bonita que ninguuuuuna. José Manuel Viejo y Antonio Figueras comparten la autoría de la letra, y David Ruiz pone la música. El popu es un canto contra el determinismo, o no, y ya se sabe, “quien se olvida de su historia, es condenado a repetirla y a girar como una noria”. Espeso espeso…

‘Daddy Cadi’, rimando fási, fási, fási

Le pone el broche a la ya casi madrugada la chirigota hispalense ‘Daddy Cadi’, unos latin lover rapeando o reguetoneando, o como se diga… pero altresporcuatro… “quiero hacerte el amor, Cádi, pero no te encuentro el agujero…”. Simpaticotes, con autoría de Pablo de la Prida, Jesús Benárquez y José Maria Barranco. Un metapasodoble aprovechando la música del Lacio, que no termina de ser todo lo serio que pretendía… “hoy te traigo un reguetón pa desilte lo que te quiero, pa desilte lo que te quiero”. Al Falla le mola este flow. Crítica sosiá en la segunda letrilla, reflejando el malvivir precario de muchos, “el futuro es incierto, me da miedo y desespera, unos seguimos mamando y otros se van para fuera”, pero lo que jode en este puto país “es sonalse en una bandera”. Amén. Vox dice que quiere echar el cerrojazo a Canalsú… “pero al final no cierran el chiringuito cuando han visto lo que hay que darle de finiquito al Juanymedio”, jejej; y “el COAC es el nuevo festival de la OTI, se ha quedao un concurso más largo que el resfriao de Eros Ramazzoti…”, en los decentes cuplés. Tol mundo votando a Vox, después la culpa del reguetón. Paco Alba, el father. El arranque del popurrí pone muy alto el listón, y todo lo que sube, baja, encadenando breves cuartetas-chistes, que el respetable las perrea y perrea y saborea… “nunca pierdo el tiempo, si vengo pa quererte”. Este grupo sabe sacarle jugo a sus tipos. Poco que objetar. El fiscal ha sonreído… ¿prevaricación?

La 0.21 horas. Baja el telón. Pues no se ha quedao mala noche, un menú completito. Mientras el señor fiscal va a por el motocarro, voy yo a por una frase célebre que le ponga el lacito a este reguero de palabros: “Con la patria se está con razón o sin razón; como se está con el padre y con la madre”, dicen que dijo el político e historiador Antonio Cánovas del Castillo. En esa misma calle está la sede del PP… yo no digo ná. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.